Archivo de la etiqueta: falsía en los honores

No creo en los héroes

No creo en los “héroes” como tales, aquellos que los abanderados se imponen elevarlos como banderas.

Sí creo en la gente que a diario HACE por los demás, y cuyos actos NO SON RECONOCIDOS.

Hace unas semanas publiqué un post referente a Ignacio Echevarría (ya borrado del blog), de cuya muerte, creo que es posible que queden algunas cosas dudosas, debido a la tardanza de los informes ingleses, y a la vuelta que se le dio más tarde, confirmando que había muerto por una puñalada en la espalda y no por un disparo… igual la duda estaba en qué fue lo que lo mató antes… las órdenes policiales contra terroristas estaban claras “Disparen a matar!”, claro… luego ya se verá todo.

Supongo que sí, que es y fue justo rendirle homenajes y banderas a Ignacio… pero, francamente, espero que hayan habido más abrazos allá donde esté ahora que no la fría solemnidad de un “homenaje terrestre”: porque sí, más que héroe fue una persona valiente que hizo lo que tenía que hacer: defender a quien estaba siendo atacado.

Los usos “dañinos” que los gobiernos hacen sobre estos actos merecen que vayamos planteándonos, no el admirar y querer y agradecer a este tipo de seres “valientes”, que eso por ya se da por supuesto, sino que lo que tenemos que re-plantearnos es esa artimaña con la cual se engrandecen a unas personas, dejando en el más COMPLETO OLVIDO AL RESTO.

Creo que esto es completamente deleznable, porque invita desde: a fantasías inalcanzables hasta desprecios de los más absolutos.

La grandeza de los “héroes”, debiese quedar enterrada para siempre en el valle del barro del más completo de los olvidos, porque son estos sistemas los que ponen en marcha una maquinaria aplastante del “premio” y del “castigo”, o sea la domesticación de la raza humana, poniendo cumbres a saltar imposibles por la gente “corriente” que también arrastra su propia valentía: la Valentía de la Supervivencia; la Valentía de soportar las denigraciones y los desprecios de muchos otros….

Sí, claramente es el mundo de las clasificaciones: o vencedor o vencido; o fiel o traidor; o rico o pobre; o feo o guapo; o alto o bajo; o importante o un donnadie; o bueno o malo; … … así hasta el infinito; sí, algo realmente DESPRECIABLE si tenemos que atender a una auténtica EVOLUCIÓN humana, la más importante: La evolución del Alma llevada de la mano por su hermano Mayor: el Espíritu, la Esencia con la que estamos impregnados todos los seres Vivos (de todas las especies, incluyendo las vegetales, y también los seres “inanimados”, porque todos somos Su Reflejo).

La FALSEDAD con la que re-trotraen o retro-mal-ALIMENTAN con sueños vanos estos poderes de las conquistas –que muchas veces están basadas en la muerte y la sangre–, deben formar parte de nuestra consciencia abierta: ser conscientes de su manejo y de que esas “aspiraciones” (a ser el primero, a ser el mejor, a ser el más guap@…) sigue siendo su arma preferida para nuestra des-UNIÓN.

Y a veces se percibe con tanta claridad este manejo para sus propios fines que debemos estar siempre alertas para cuestionarnos todos estos “homenajes” y demás historias a fin de no caer en esas TRAMPAS.

Por supuesto que los medios masivos de comunicación (mass media) son también los culpables con matrícula de honor porque siguen como el perro con su collar a quien les maneja, y a su vez intentan manejarnos a nosotros.

Héroes son todos y todas aquell@s que hacen algo por los demás, por pequeño que sea o por el tiempo que sea…. Héroes todos aquellos y aquellas que dan su vida por los demás y de quienes no se cuenta nada… Héroes todos aquellos y aquellas que se implican en TAREAS de AYUDA o de DENUNCIA efectiva de los poderes jerarquizados y enquistados.

Héroes son todos aquellos seres humanos que dan de beber al sediento, de comer al hambriento; de vestir al que tiene frío; de alojar al que vive en la calle; de escuchar al que lo necesita; al que empuja la silla de ruedas y al que se empuja en su propia silla de ruedas… SÍ: estos seres “anónimos” SON LOS AUTÉNTICOS HÉROES y no los de cuentos y novelas y homenajes… porque los “homenajes” solo reconocen a “algunos” o a “alguno”… Elevar a la posición que se/nos merecemos cada Ser Humano es el Acto de Sinceridad más profundo y real, alejado de lo superfluo de lo mal-llamado “orgullo”… …

Alguien dijo: “Lo que a tu Semejante hicieres, a Mí me lo estáis haciendo”…. el resto es todo farsi-montaje que se autoproclama o quiere autoproclamarse como “eterno”.

Anuncios