Archivo de la etiqueta: brujos y brujas

Cuando los Dioses dieron la espalda a la Humanidad

Esto no es un CUENTO, y muchos sabréis por qué, pero va en formato “cuento” para que llegue más al Alma o a la Consciencia de la VIDA. Ahí va:


Cuando los Dioses dieron
la espalda a la Humanidad

Los chamanes lloraban:

“Los dioses nos han dado la espalda …”

Los chamanes dejaron de serlo y se convirtieron en vulgares manipuladores del arte del engaño …
A los chamanes dejaron de hablarles los Cielos y las Águilas …
En sus ollas solo habían ojos de sapo, tripas de lagarto y pobres colas de serpientes cuarteadas …
El mal anidó en esas marmitas negras, malditas, por tanta muerte que tenían que cocinar en sus entrañas.
Los dioses dieron la espalda a los chamanes de la Tierra y, con ellos, a todo su séquito de vulgares creyentes; brujas con berrugas en la frente y lenguas de serpiente …
Sus hábitos fueron cosidos y hechos con los tejidos de la mentira y la oscuridad, donde solo habitaban los canibalismos, haciéndose pasar, muchos, por ángeles y dioses portadores de la eternidad y los paraísos.
Pasaron los años, los siglos, los milenios y el planeta se sumergió bajo un tupido velo de veneno, que, con el paso de los milenios, se condensó y dio lugar a una luna negra, que marchó a los confines, y quedó al lado de su blanca hermana; siempre amenazando a los nuevos vivientes con la destrucción, si volvían a los pasos de aquellos legendarios chamanes.
Los dioses, desde entonces, solo permanecieron vigilantes. Siguieron solos, pues, los nuevos vivientes hasta que fueron totalmente conscientes de sus errores y proclamaron al Cosmos entero su disposición a ser la Nueva Humanidad, la de los humildes, los pastores y los sembradores de la Vida, tal cual hacían sus legendarios y amados Dioses, Manifestaciones Vivas de la Creación infinita… 
Desde entonces resuenan, de vez en cuando, los tambores de Paz y fluyen a los cielos los humos blancos del incienso de la Concordia y la nueva Conciencia, que nace con cada planta y con cada ser nuevo que abre sus ojos a Su Mundo… Por fin, el Planeta pudo multiplicarse y vivir, en los mares, en la tierra y en los cielos, y viajar sin edad y sin tiempo …
Sus dioses les abrieron las Puertas a su cerrado Palacio de la Creación y el conocimiento infinito y auténtico que les había estado vedado…
En la Montaña Suprema se proclamó el Sello para que esos vivientes llegaran, así mismo, a ser ellos Dioses de nuevas humanidades nacientes.
*** *** ***
El Principio no fue, porque se creó a Sí mismo y Vive con y en cada Verbo visible y no visible.

Aquarius

Anuncios