Archivo de la categoría: Alimentación alternativa

frases celebres de famosos veganos

Anuncios

Desmitificación del valor nutritivo de la “carne”: el alga spirulina

A estas altura ya deberíamos, no sólo saber, sino también tener acceso en el “mercado” general o global, uno de los más preciados alimentos, que contienen más proteínas que la CARNE.

 

 

 

 

Se trata del Alga Spirulina, contiene 12 veces más proteínas que la carne de vacuno, que es una carne roja, y supuestamente con más valor proteínico.

Así estamos, pues, los mercados invierten en sus ganancias más rápidas y no interesa romper ningún esquema.

Es fácil de comprar y sus componentes, en un esquema rápido son:

– Proporción superior a la carne de vacuno = 12 veces superior.

– Fuente de ácido gamma-linoléico (GLA), que es una “grasa” buena y necesaria para el cerebro, y facilita una adecuada función cardíaca y otras funciones corporales.

– Ficocianina potente fitoquímico contra el cáncer. Para tratamiento de ciertos tipos de cáncer.

– Por su alto contenido en proteína ayuda al desarrollo muscular.

– Vitaminas B1, B2, B3, B6, B12, C, D y E, minerales como calcio, potasio, hierro y zinc.

– Evita la desnutrición, como consecuencia la anemia.

– Regenera la piel, es antioxidante.

– Mejora la memoria al actuar directamente en nuestro cerebro.

– Ayuda contra las infecciones el reúma al limpiar la sangre y desintoxicar, también de metales pesados.

– Aumenta la flora intestinal.

– Ayuda también en la arterioesclerois y enfermedades hepáticas.

– Es también adelgazante, y probablemente se venda más hacia este aspecto comercialmente.

****

Se puede comprar en cualquier herboristería en grageas, pero lo mejor y más aconsejable es asimilarla como alimento, se vende en polvo en paquetes, ya que este es un regalo de la Madre e ignorado por los sistemas. El hambre, como tal, podría ser “evitado” en la zonas donde se encuentran las reservas de mártires humano-planetarios, ya que la cantidad precisa es mínima y en cambio sus beneficios son innombrables.

El engaño de los sistemas sociales actuales se muestran con su mayor descaro, al reservarse el Conocimiento y  no proyectarlo al exterior. Claro, no es lo mismo clavar el diente en un buen “filete”, que tomarse un caldo, una sopa o un arroz bendecido con la spirulina.

*****

USO DE LA SPIRULINA

Dosis recomendadas en algunas páginas:

  • Preventivo antianémico o preventivo de situaciones degenerativas: de 5/10 g al día.
  • En desintoxicación o limpieza interior o en situaciones de enfermedades: 15/30 g al día.
  • Esfuerzo físico en general: de 30/60 g al día.

1 cucharadita de postre: 5 gramos.

Generalmente se añade a la sopas, batidos, cocidos, o la puedes poner en tu comida preferida, pero ahí va algo sobre cómo usarla:

PATÉ DE ESPIRULINA

El jugo de ½ limón, 1 cuchara de te de salsa de soja, 1 cucharada de aceite de oliva virgen, 1 cucharada de jengibre picado, 1 cuchara de te de espirulina

Mezclar la espirulina y el jengibre. Agregar el jugo de limón y la salsa de soja, y mezclar bien con un tenedor. Revolver con el aceite de oliva. Servir en tostadas o en galletitas saladas junto a rodajas de tomate.

****

Nota final: El hambre de las zonas más castigadas de este planeta DEBERÍA ser atajado con alimentos como éste ya es mucho el beneficio y poco el volumen para su traslado.

 

 

 

¿Qué es la harina de espelta?, orígenes y usos en cocina. La espelta o escanda, el cereal prehistórico

La espelta es usada en la cocina vegana y vegetariana. Es bueno recordar qué es la espelta:

 

Aunque normalmente usamos en la cocina actual, sobre todo para panes y repostería, la harina de trigo, no hay que olvidar que hay muchos tipos de cereales, con los que se preparan harinas tras su molido, como la avena o el centeno, muy usados para hacer lo que vulgarmente se llaman panes “integrales” o “morenos”. Hay que tener en cuenta que estas harinas tienen menos contenido en gluten, por lo que es mejor usarlas mezcladas en mayor o menor medida con la de trigo, si se quiere hacer pan. Igual ocurre con la harina de espelta, obtenida de un cereal poco conocido en la actualidad, aunque es quizás uno de los antiguos.

La espelta está emparentada con el trigo común, y parece que ya se cultivaba en las civilizaciones más primitivas, como se ha podido documentar en restos arqueológicos. Así, está demostrado que la espelta ya era un alimento básico del hombre hace más de 7 mil años.

La espelta (Triticum Spelta y Triticum Diccocum) es una subespecie del trigo. Se diferencia por su cáscara, muy difícil de eliminar, y que le confiere una gran resistencia a plagas y enfermedades, lo que lo hace un cultivo de cereal ideal para el cultivo ecológico, por su resistencia natural, sin necesidad de acudir a transgénicos ni a plaguicidas. Además contiene un mayor porcentaje de hidratos de carbono, proteínas, vitaminas, minerales y fibra.

Afortunadamente, el cultivo de la espelta se ha ido recuperando en los últimos años, aunque después de haber sido uno de los cereales más consumidos su uso ha ido cayendo hasta casi la desaparición. De hecho, en la Edad media era el cereal de elección para elaborar el pan, junto con el centeno, menos valorado por aquellos tiempos.

Hoy día, y gracias a las nuevas corrientes de alimentación natural y productos ecológicos, el cultivo de la espelta se está recuperando, sobre todo en las zonas montañosas de centroeuropa, donde este resistente cereal se adapta sin problemas a las duras condiciones climáticas, no necesitando apenas cuidados, abonos químicos ni plaguicidas.

El alto porcentaje de fibra, hidratos de carbono, vitaminas y minerales de la espelta la hacen ideal para preparar panes integrales y pastas alimenticias, mucho más sanas que las elaboradas con harina de trigo (contiene más proteínas y más vitamina B1 y B2). Razones más que evidentes para empezar a usar esta harina de espelta en nuestras cocinas. Además, veremos cómo hacer un pan de espelta en casa, y podremos comprobar su delicioso aroma y sabor, que nos recuerda a los panes de antes. Como hemos dicho, es muy recomendable mezclar la harina de espelta con la harina de trigo para conseguir mejores resultados, ya que al tener menos gluten produce panes y masas excesivamente compactas.

http://www.pepekitchen.com/articulo/la-harina-de-espelta-origenes-y-usos-en-cocina/

—————————–

La escanda un cereal prehistórico

La espelta es una variedad de trigo que pertenece a los hexaploides (familia de 42 cromosomas), la cuál proviene de la escanda silvestre (triticum dicoccoides Kór.) por lo que por definición es considerada también escanda. La palabra «trigo» proviene del vocablo latino triticum, que significa ‘quebrado’, ‘triturado’ o ‘trillado’, haciendo referencia a la actividad que se debe realizar para separar el grano de trigo de la cascarilla que lo recubre.

La semilla se cultiva desde hace unos 7.000 años a.c. y es considerada la variedad inicial de todas las variedades de trigo actuales. Algunos dicen que esta maravilla surgió del cruzamiento natural por hibridación entre triticum boeticum Boiss y posiblemente la aegilops speltoides Taush, presentes en el próximo oriente y documentados desde hace unos 7 milenios (ya se ha visto en yacimientos arqueológicos de Iraq, Israel y Turquía), pero no es del todo seguro. Lo que sí es seguro es que la expansión por el Mediterráneo fue muy rápida, y en la Península Ibérica fue explotada desde los mismos inicios de la agricultura hace ya casi unos 5 milenios. Leo por aquí que ya en el antiguo Egipto como en China se usaba como alimento o como ingrediente para hacer cerveza, aunque como harina y en pan lo comía sólo la aristocracia (el pueblo lo comía de centeno).

Según el diario digital asturiano La Nueva España, Nicolai Ivanovich Vavilov, uno de los principales biólogos genetistas del siglo XX (nacido en Moscú en 1887), realizó un viaje de estudio por Asturias en 1927 donde descubrió que esta región era el único lugar de España en el que se conservaba el cultivo de una escanda cuyo origen es todavía un misterio sin resolver. La escanda había sido aislada en las montañas de Baviera, Tirol y Austria pero la escanda asturiana era diferente pues no es un trigo de invierno como aquél, sino sólo de verano.

Ivanovich miraba todo con mucha curiosidad y cuando llegó a Asturias en la época de la cosecha y para su sorpresa constató que no se cosechaba con hoces o guadañas, sino usando antiguas desgranadoras por las que se quita el grano y se echa en cestas. “Durante mis viajes por cerca de 60 países ni una sola vez tuve la oportunidad de observar ese modo de cosechar. Sólo conozco un método similar, en las montañas de Georgia occidental, en Lechjumi, donde se descubrió un grupo importante de trigo endémico que incluye una especie particular genéticamente muy cercana a la escanda“.

Pues sí que es un misterio, según un artículo muy interesante en Internet dice “En España, y concretamente en Asturias hay al menos una decena de variedades: la escanda roja (de grano rojo y excelente calidad panadera); la azulada de Grado (de ciclo intermedio, grano rojo y poco ahijamiento); la negra (de espiga negra vellosa y grano color rojo); la de Somiedo (grano color rojo oscuro, y peor calidad panadera); la escanda blanca o de la abundancia, etcétera. Todas ellas, de la especie Triticum spelta. Simultáneamente se llaman escandas en Asturias a la povia de Malvedo, la povia roja, la «escanda de la abundancia» y otras, encuadradas en la especie Triticum dicoccum. El cultivo de la escanda merece una especial mención en los concejos de Grado, Belmonte, Somiedo, Proaza, Yernes y Tameza y zonas limítrofes, al igual que algunas parroquias de Salas y Tineo, donde conservan este cereal tradicional y de verdadero interés etnológico”.

La espelta por lo general, es un trigo de espiga aplanada cuyos frutos están adheridos a la cascarilla y tienen un color tostado claro, aunque actualmente hay sólo dos variedades, la de grano pequeño (triticum monococcum) cultivada en zonas secas y montañosas y de grano grande (triticum spelta) adaptada a climas duros, húmedos y fríos. En su etapa adulta soporta bien los fríos y las sequías y curiosamente es muy resistente a las plagas, pero… entonces te preguntarás., ¿por qué no se ha plantado este cereal de forma masiva toda la vida? pues muy sencillo, es menos productivo que el que comemos habitualmente. De todos modos, por si a alguno le suena más, en algunos sitios el trigo más que espelta o escanda se le conoce como trigo verde y en muchas otros lugares como trigo salvaje.

Se sabe que la semilla no ha sido modificada, es casi el original, por lo tanto produce menos síntomas alérgicos a algunas personas sensibles a este cereal, pero sobre esto siempre consultar con el médico ya que aseguran que los pacientes mejoran rápidamente al cambiar el trigo común por la espelta, pero no es una solución. Leo además que contiene un nivel bueno de proteínas, minerales, vitaminas y oligoelementos, además de un buen nivel de los ocho aminoácidos esenciales para los vegetarianos. Además aporta mucha fibra y ácido silícico, que al parecer es uno de los nutrientes más necesarios en nuestro organismo ya que ayuda a la reconstrucción de tejidos y órganos.

Pues bien, introducidos un poco más en el tema, os diré que el redescubrimiento de estos cultivos prehistóricos (como también el del girasol silvestre helianthus spp.) ha devuelto al candelero esa denuncia muda e implícita que todos proclamamos en silencio sobre lo que se ha estado haciendo en este ultimo medio siglo con ciertas materias primas en general, carnes, pescados, frutas y verduras en cuanto a adulteración, cría, ‘mejora’ y transgenia. Como resultado nos hemos rodeado de productos carentes de personalidad, faltos de aroma, sabor y en algunos casos (como éste) de nutrientes nativos, bien es verdad que así tenemos todos de todo y a demanda, pero es normal que al conocer el contraste de características que hay entre lo artificial y lo natural, esto esta provocado una revolución lógica hacia lo auténtico, que en muchos de los sectores de la sociedad está pegando muy fuerte.

Fuente: http://www.mercadocalabajio.com/2006/11/la-espelta-o-escanda-el-cereal.html

 
****
 
¿Será la espelta el trigo originario de nuestro Planeta y que posteriormente fue modificado y nos dio el trigo actual en todo el mundo?

De pasta de chorizo… me he quedado, vaya!!!

pate-de-chorizo-iberico-200grs-caja-12-unds-5809348z0.jpg

Mientras elucubraba lo lúgubre y frío que es nuestro panorama, sobre todo a todos los niveles (¿para qué engañarnos?), pero, sobre todo, a nivel alimenticio, ya que cuando volteas por los súpers, lo tienes claro: tienes que coger “x” productos, todos basados en la ecología o símil vegetariana, si quieres mantener tu estado de espíritu incorrupto. Vaya, vulgarmente lo que se dice no comer animales ni sus derivados.

Pasando ya de todo lo que nos meten de transgénico y de adulterado y a-loquesea, me decía: “Es que realmente no dan alternativas, te tienes que buscar tú la vida, o bien hacerte un bocata de lentejas, mesmamente”. Todo sea dicho de paso cuando el hambre, o esa sensación te empuja, la verdad que te da lo mismo zamparte un plato de lentejas a buenas horas de las seis de la mañana, cosa que he hecho en más de una ocasión.

Pero, cuando dices: bueno es que me apetece un “entrepan” o bocata, como vulgarmente se llama, pues eso: te las ingenias y te haces un bocata de pan con tortilla vegana, o sea una tortilla de harina… eso sí, adornada con ajitos o lo que se te de a la imaginación mientras no sean bichos.

A todo esto que descubro unas maravillas que nunca me había imaginado, ya que yo no volteo por tiendas veganas por no haber por donde habito y porque hay productos que, francamente, resultan costosos para mi bolsillo.

La Sorpresa: PATÉ DE MORCILLA, DE CHORIZO, DE LONGANIZA Y DE SOBRASADA…. VEGANOS!!!! ahí es nada.

Me pregunto ¿cómo logran que un paté de chorizo, sin chorizo, sepa a chorizo?

Los ingredientes, desde luego, no tienen ni en perspectiva al chorizo o partes de nuestros hermanos los cochinillos, ya que están compuestos por: soja, girasol, mandioca y especias… etc. ¿va a estar ahí el truquis?

Bueno, la verdad, para quien quiera darse un lujazo de recordar esos sabores y  untar el pan con esos colores. Sigue siendo un poco carillo, claro, ya que si esto se hiciese a gran escala industrial, más porquerías aditivas tendrían que componerlo,… en fin.

Para quien quiera darse una vuelta y pagar 3 euros por un botecillo de 125 gramos o darse otros gustazos:

http://planetavegano.com/

Sí, realmente curioso…. Me pregunto si también harán patés de morcilla de arroz y de morcilla de cebolla…. Ay qué tiempos aquellos!!!

 

Las algas en la alimentación. Un recurso “olvidado” pero quizás infinito y suficiente para Tod@s

Extraigo este artículo como parte de una propuesta.

Las ALGAS siempre me han parecido fascinantes, al igual que la familia de los HONGOS, y no me refiero a los alucinógenos, sino como alternativa para el Alimento de la Humanidad. Sus sabores son tan extremadamente diferentes como delicados y pueden satisfacer hasta el ego de cualquier paladar que se considere “exquisito”.

***

Extraído de: http://www.monografias.com/trabajos901/algas-alimentacion-cadena-alimentaria-ficocoloides/algas-alimentacion-cadena-alimentaria-ficocoloides.shtml

 

Las algas marinas son importantes en la cadena  alimentaria, una interesante fuente de nutrición humana,  como abonos, piensos de animales.  ¿Por qué no probarlas?

Nuestro planeta se halla cubierto en más de tres  cuartas partes por agua, y pese a  que su flora es muy abundante es prácticamente desconocida  para los pueblos occidentales. Si caminamos por bosques o  montañas, aunque nuestro conocimiento  sea escaso, somos capaces de diferenciar algunas plantasárboles  por sus nombres, saber si son comestibles y aún tener  algunos conocimientos populares sobre sus virtudes. Sin embargo,  aunque vivamos en zonas costeras, es muy raro que conozcamos las  algas que pueblan nuestras costas y playas.

Mientras que la población asiática, principalmente  la china y  japonesa, ha mantenido la tradición de incluir las algas  en su dieta, en España  concretamente, a pesar de poseer amplias costas y abundantes  jardines de algas marinas, no hay tradición en el consumo de  algas. Probablemente por la gran riqueza y variedad de alimentos de que  disponemos.

La mayor parte de las algas recolectadas en Europa se emplean  para la extracción de ficocoloides, sustancias exclusivas  de estos vegetales que no tienen equivalente sintético.  Los ficocoloides se emplean como agentes gelificantes, espesantes  y estabilizantes, interviniendo en multitud de aplicaciones en la  industria  agroalimentaria, en artículos del hogar y productos  biomédicos. Nos sorprendería saber que llevamos  consumiendo algas desde hace años, ya que diariamente  utilizamos pasta dentífrica, cosméticos,  champú, alimentos para animales, comidas para  bebés, derivados lácteos,  cremas, sopas de preparación instantánea,  recubrimiento de embutidos (jamón cocido) y muchos otros  productos que constituyen claros ejemplos de la presencia de las  algas marinas en nuestra vida cotidiana. Constituyen los aditivos  E-406, E-401, E-402, E-403 y E-404. España es el segundo  productor mundial de agar obtenido de las algas.

Estos vegetales, llamados por algunos “las verduras del  mar”, son abundantes, saludables, escasamente aprovechados y  algunos se prestan bien al cultivo controlado. Son un alimento de  alto valor  nutritivo, que nos proporcionan gran cantidad de vitaminasminerales y  oligoelementos en dosis pequeñas que no suelen ser  frecuentes en otros alimentos más comunes. Poseen la  capacidad de equilibrar el organismo, estimular las  glándulas endocrinas, la circulación  sanguínea, los intercambios minerales y la  eliminación de toxinas. Son ricas en yodo, calcio,  fósforo, azufre, sodio, flúor, hierro,  magnesio, litio y zinc por lo que son idóneas para la  remineralización y el fortalecimiento de los huesos. Contienen  principalmente vitamina E, A y B12, ésta última  ausente prácticamente en los vegetales terrestres. Ricas  en fibra, favorecen el tránsito intestinal y tienen un  bajo contenido en grasas.

Hay algas tan simples que se reducen a una sola célula,  otras en cambio se  cuentan entre los vegetales de mayor longitud del mundo, de  centenares de metros. Se conocen casi 24.000 especies y una forma  de clasificarlas en función  del tipo de pigmento que poseen y que les da su aspecto  característico: cianofíceas o algas verde-azuladas  (la más conocida de ellas es la “Spirulina”),  rodofíceas o algas rojas, utilizadas sobre todo para la  industria de ficocoloides como el agar, feofíceas o algas  pardas, de interés  fundamentalmente agropecuario, en la alimentación humana,  en farmacología y cosmética, y las  clorofíceas o algas verdes, también de  interés agropecuario, en alimentación humana, en la  industria farmacéutica y en sistemas de  regeneración ambiental para la depuración de  efluentes.

Se recolectan en primavera y verano y se dejan en  secaderos en pleno campo para que el sol y el  aire se encarguen  de dejarlas listas para trocear, empaquetar y almacenar en  envases impermeables. De esta forma se conservan durante  años sin alterar sus propiedades y sin necesitar  cámaras frigoríficas para su  conservación.

En la “Ley de Taibo”  (701 a.C.), algas marinas tales como la Laminaria, la Undaria,  Porphyra y la Gelidium se encontraban entre los productos marinos  pagados a la corte del emperador japonés como impuesto. 21  especies de algas marinas, incluyendo verdes, pardas y rojas,  fueron usadas como alimento base por el pueblo. Las tres  principales: “Nori”, Porphyra, “Kombu”-Laminaria y  “Wakame”-Undaria constituyen en la actualidad importantes  industrias.

Los aztecas empleaban  la cianobacteria Spirulina, que recolectaban en el lago Texcoco  como complemento proteico. Cuando los españoles llegaron  al continente americano encontraron que los aztecas apreciaban la  “Tecuitlatl”, comerciaban con ella y la incorporaban a su dieta  diaria.

En otros lugares del mundo, el consumo de algas ha sido  importante sobre todo en islas donde la tierra  cultivable escasea. De ellos quizá el pueblo hawaiano sea  el que consume mayor número de especies algales,  más de 75 especies denominadas “limu” que todavía  es posible encontrar en los mercados.

Las algas tradicionalmente consumidas en Europa  pertenecen a tres géneros: “Laver”- Porphyra,  “Dulse”-Palmaria e “Iris moss” o ” Musgo de Irlanda”-Condrus  crispus; de ellas la última es la considerada más  importante. La Porphyra ha sido usada intensamente en las Islas  Británicas y especialmente recomendada en los siglos  anteriores para las tripulaciones de barcos balleneros. Palmaria  palmata fue recogida y consumida por los vikingos y ha sido  ampliamente consumida en Irlanda, Escocia e Islandia. En la zona  de Tarragona y Menorca se preparan algunos platos a base de  algas.

Cada pueblo tiene sus propias recetas pero  tradicionalmente se preparan de tres maneras: lavadas y comidas  crudas, cocinadas o secadas como cualquier vegetal y hervidas y  azucaradas para hacer gelatinas.

La búsqueda de nuevos sabores y de alimentos  más saludables nos ha llevado a volver la mirada al  consumo de algas utilizándolas en forma de suplementos  dietéticos, frescas o preparadas. Como suplemento en  tabletas o en polvo (Kelp) se añade a ensaladas y en  guisos diversos para aumentar la aportación de minerales o  como sustitutivo de la sal común, con la ventaja de tener  menos cantidad de sodio y más minerales, especialmente  magnesio, calcio y yodo. Por sus propiedades texturantes y para  la introducción de nuevos sabores se utilizan  frescas o preparadas en sopas, salsas y platos precocinados,  dejándose hervir durante 20-30 minutos y  añadiéndose al arroz o a las legumbres como  cualquier otra verdura. También se pueden usar en  empanadas de verduras, pizzas, tortillas, etc.

Las algas marinas son importantes en la cadena  alimentaria, una interesante fuente de recursos en la  nutrición humana y también útiles como  abonos y para la fabricación de piensos de animales,  razones suficientes para estimular su conocimiento y consumo.  ¿Por qué no probarlas?

ALGAS DE MAYOR INTERÉS  ALIMENTARIO:

Nori

Son el producto  más importante en la agricultura de  Oriente. El cultivo industrial tradicional de Nori se realiza en  Japón,  Corea y China. A lo largo de la costa norte del Atlántico  existen al menos 15 especies de “Porphyra”, algunas de las cuales  han sido sometidas a pruebas de  catado, resultando superiores en gusto a otras especies de Nori  tradicionales.

Es muy sabrosa. Suele venderse en hojas dobladas de 20  cm prensadas, presentando un aspecto de hojas de papel oscuro o  morado, cortadas en rectángulos. Son consumidas en platos  orientales muy populares, como el envuelto comestible para sushi  (arroz y pescado crudo), tostadas sobre el fuego y desmenuzadas  sobre ensaladas, platos de arroz, pastas o sopas.

Son apreciadas por sus propiedades nutritivas,  especialmente ricas en proteínas  (35%) y en vitaminas A y B12. Son ricas igualmente en calcio,  hierro y potasio.

Su consumo está indicado especialmente en  personas con problemas en  la piel y de  visión. Facilita la digestión, ayuda a eliminar  acúmulos de grasa y es de gran ayuda para controlar el  colesterol y la arteriosclerosis. Es un excelente complemento en  la alimentación.

Kombú

Su color es verde  parduzco. Se usa como verdura por su consistencia carnosa y  debido al ácido glutámico que contiene esta alga,  tiene la propiedad de  ablandar la fibra de otros alimentos, por lo que si se  añade a los platos de cereales o legumbres (garbanzos,  lentejas, soja…), se  ahorran minutos de cocción y aportan un grato sabor. Se  puede añadir una hoja de alga kombú a estos  cocidos, y después se corta a trocitos y se añade  al plato.

Rica en minerales (22%), es una de las algas más  ricas en yodo, contiene también calcio, hierro y vitaminas  A y del grupo B. Su  riqueza en yodo la hace indicada en los problemas de tiroides y  como complemento en las dietas de adelgazamiento. Su contenido en  ácido algínico hace que actúe como un  limpiador natural y eliminador de toxinas para los intestinos,  siendo muy útil en las colitis. Estimula suavemente el  sistema  linfático y es muy beneficiosa contra la hipertensión arterial. Activa la  circulación de la sangre,  actúa sobre el sistema nervioso  y previene las enfermedades degenerativas.  Muy efectiva en la artritis y en los problemas de  riñón en general.

Wakame

Se seca adquiriendo color verde oscuro o se escalda  antes del secado adquiriendo un color verde brillante. Es la  más indicada para iniciarse en el gusto de las algas y muy  versátil en la comida. Para aprovechar mejor sus  cualidades, es preferible tomarla cruda en ensaladas. Previo  remojo de media hora aproximadamente, combinándolas con  todo tipo de verduras. Hervida se utiliza para sopas o platos  cocinados y acompañando a pescado o pollo, o cocinada al  horno. Se puede usar como otras algas para ablandar y acelerar la  cocción de las legumbres secas. En polvo se usa como  condimento de arroz y vegetales.

Rica en minerales (18%), sobre todo en calcio. Rica en  vitamina C y del grupo B, es muy útil en los casos en que  hay que aumentar el consumo de estas vitaminas, como en  nerviosismo, estrés,  depresiones, ciáticas, lumbago… Es la indicada para el  crecimiento de uñas, cabello y para el cansancio. Activa  la circulación y ayuda al equilibrio del  sistema nervioso. Colabora a mejorar la eliminación de  riñones e hígado y estimula la producción de hormonas. Se  utiliza también en enfermedades pulmonares y en el  asma. Ayuda  igualmente a disminuir la tensión arterial.

Hijiki

Se presenta en tiras cilíndricas de color casi  negro.

Está considerada una de las fuentes  más ricas en sales minerales (contiene hasta un 34%),  especialmente de calcio, su contenido es 15 veces superior al de  la leche. Se debe  consumir en pequeñas cantidades.

Es el alga de la regeneración por excelencia, se  dice que los japoneses deben su cabellera característica  al consumo regular de Hijiki. Es de destacar su acción  sobre las uñas, el pelo y los huesos, y por su alto  contenido en hierro se recomienda para la anemia y en  mujeres embarazadas. Previene las caries dentales y evita o  limita el encarecimiento. En Japón es común comer  durante un día sólo a base de esta alga como cura  de rejuvenecimiento. También se utiliza para problemas de  circulación venosa y para descender los niveles de  colesterol.

Dulse

Su sabor y consistencia son finos y agradables. Se toma  cruda en ensalada, junto con otras verduras, combina bien con  ensaladas de patatas, muy apetitosa tostada al fuego y luego  untada en salsa de soja, así como cocida con cualquier  verdura.

Es rica en proteínas, hierro, potasio, yodo y es  un gran aporte de calcio.

Musgo de  Irlanda

La mayor parte de la que se utiliza comercialmente  procede de las costas septentrionales de Irlanda, de ahí  el nombre con que se conoce, pero igualmente la encontramos en  nuestras costas del Cantábrico y del  Atlántico.

Su sabor es neutro. Tras ser decolorada y secada, se  cocina tradicionalmente para preparar jaleas para los  convalecientes o para las personas de estómago delicado y  para “pudding” sazonado con azúcar  y limón. Se utiliza con base gelificante y de espesamiento  en la industria alimentaria, igual que el agar-agar.

Spirulina

Es una microalga usada desde muy antiguo, actualmente se  cultiva en medios  artificiales.

Es un excelente suplemento nutricional, muy rico en  proteínas (60-70%), su contenido proteico es superior a la  carne, el pescado y los huevos, con todos los aminoácidos  esenciales que se requieren nutricionalmente; vitamina B12,  vitamina E (3 veces más que el germen de trigo) y  provitamina A, ácidos  grasos esenciales y sales minerales, entre ellos hierro y  selenio.

Suplemento dietético en curas de adelgazamiento  (ayuda a adelgazar y a mantener después un peso adecuado  sin someterse a regímenes especiales, porque según  algunos autores, su riqueza en fenilalanina, aminoácido  abundante en este alga, actúa directamente sobre la zona  del cerebro que  controla el apetito), desnutrición o situaciones especiales de  gran actividad psico-física. En retrasos  de crecimiento, preparación de exámenes,  alteraciones de la memoria,  agotamiento físico e intelectual, convalecencias,  estrés, como complemento alimenticio en embarazadas o en  personas que siguen dietas deficientes y como regenerante de la  piel. Útil alimento complementario en pacientes  hipertensos y en mujeres con tensión premenstrual, en  estreñimiento, gastritis y úlceras  gastroduodenales.

Agar-Agar  (kanten)

No se trata propiamente de un alga, sino de un  subproducto obtenido de diferentes algas.

Podemos encontrarla comercializada en forma de hilos y  en barritas rectangulares. Proviene de distintos tipos de algas y  se utiliza como gelatina. Al cocinarse se vuelve transparente,  espesando al enfriarse. La mejor forma de aprovechar sus  cualidades nutritivas es tomarla cruda, previo remojo de media  hora aproximadamente, y acompañarla con ensalada. Es muy  empleado en la fabricación de jaleas, confituras, helados,  jarabes, mayonesas y quesos, ya que les confiere la consistencia  deseada.

Se caracteriza por no ser atacable por los ácidos  gástricos ni absorbible, factores que la hacen ideal como  complemento para corregir el estreñimiento, proteger la  mucosa gástrica y regular el tránsito  intestinal.

Rosario del Castillo http://www.revistaesfinge.com