Oración por los Niños Inciertos

Las Oraciones nacen de un necesidad muy Profunda: llaman a las puertas desde nuestro inconsciente y subconsciente para abrir las ventanas en el Consciente de la Inocencia del Corazón.
Las Oraciones Auténticas nacen del Corazón… El Corazón que no está muerto y vibra con el Alma en su Cometido Único se abre como una Flor o se apaga como la última Vela que hayamos podido tener en nuestras manos para Iluminarnos.
La Oración, al igual que los Mantras fueron Creados para que fuesen los guías poderosos de nuestra Mente, de nuestros sentimientos desbordados, de nuestras in-capacidades (porque no es dis-capacitado quien le falta algo en su Organismo, sino que la in-capacidad es el veto, la barrera que se nos cruza o la que nos imponemos nosotros mismos para no avanzar o para cavar nuestra propia fosa de muerte)…
La Oración es una Canción Silenciosa que sale desde lo más profundo de nuestro Ser y que Ruega, Suplica, Pide o, sencillamente, pide con Humildad que se nos devuelva la Calma y la Esperanza, cuando no la Luz que nos es cegada en una situación, y cuando no el salir de una situación de enorme sufrimiento… Porque el Sufrimiento es único, intransferible, pero sí-Compartible… Cuando dos seres se funden en un abrazo de llanto o de pena se crea un Puente de Unión que une ambas orillas de un río que los separaba,… entonces fluimos en Conjunto: he ahí la maravilla, el Milagro del Abrazo que Une, de las lágrimas derramadas y compartidas; el Milagro de dos Manos que se juntan, bien para guiar una a otra o bien para dar calor una a la otra. ESTO SON MILAGROS… No hay MAYOR MILAGRO QUE ES EL COMPARTIR NUESTRA HUMANIDAD, NUESTROS SENTIMIENTOS… Y: ¡sí!, sabemos cuándo estamos llegando al Alma de Alguien… no hacen falta las palabras, porque las palabras sobran cuando los afectos y los sentimientos son Compartidos: ES EL LENGUAJE UNIVERSAL, CÓSMICO, QUE NOS UNE A TODOS LOS SERES VIVOS, lejos de toda farsimonia de los lenguajes hablados o escritos…

**  ***  **

ORACIÓN POR LOS NIÑOS INCIERTOS

Escúchame, Hijo que no has Nacido,
Escúchame tú Hijo Nacido,
Escuchadme Hijos, Hijas del Mundo,
Porque He visto Vuestros Ojos,
Profundos, llenos de Luz,
Ventanitas del Alma…
Ventanitas que se Abrían,
Para mirarme,
A veces con Alegría,
A veces con Pena,
Pero, sobre todo, inmensas…
Cuando vi Vuestra Luz Infinita…
El Alma se me llenó de tristeza,
Se me llenó de Alegría…
Vi en vuestro Sol todas las Vidas…
Nacidas y por Nacer…
Me pregunto, Niños, Niñas…
Me pregunto qué Desearéis Hacer,
Pero, más que eso, me pregunto:
¿Qué desearéis Vivir y Expandir?
He visto vuestro Llanto,
He visto vuestra Alegría…
Padre Nuestro que Moras
En todos los Seres Vivos…
Padre Nuestro, que el Pan Prometido
No sea tragado con amargura,
Que el Pan Prometido llegue al Estómago Vacío.
Padre Nuestro, Padre de todas las Criaturas…
A ti elevo mi Súplica
Y la Súplica de todas las Madres
Y la Súplica de todos los Padres
Y la Súplica de todos los Hermanos de esta Tierra…
Padre Nuestro, no Nos Dejes Solos,
Padre Nuestro, no Los Dejes Solos,
Padre Nuestro que estás en Todas Partes,
Envía a todas tus Almas Buenas
Para que hagan de Guías…
Padre Nuestro por esa Madre
Que lleva en sus brazos a su Niño Enfermo…
Que lleva en sus brazos a su Niño con Hambre…
Que lleva en sus brazos a su Niño Muerto…
El Dolor que atraviesa esa Alma
Rasga todos los Cielos… Padre! Padre!
Madre! Madre! Cuida de Nosotros…
Nosotros, que a cualquier Edad
Somos NIÑOS INCIERTOS…

He VISTO EN LOS OJOS
DE MUCHOS SERES VIVOS
LA LUZ QUE BRILLA
Y QUE SE DESVANECE…

Piden en Oración que, por fin,
La Humanidad sea UNA ENTERA, LIBRE…
Porque no hay Mayor y gran Libertad
Que es la del Amor Auténtico…
El Amor hacia todas las Vidas…
Todos SOMOS NIÑOS…
¿Por qué quieren que lo OLVIDEMOS?

Padre Nuestro que estás en Todas Partes…
Envía a tus Ejércitos,
De Madres, de Padres, de Hermanos…
De Ángeles…

Padre Nuestro, que estás en Todas Partes,
Que por fin Veamos los ESTANDARTES
Que por fin digan: “BIENVENIDO A ESTA TIERRA”.

Padre Nuestro que estás en los Cielos,
Creemos en tu Nombre, porque no lo Tienes…
Padre Nuestro, danos el Pan de Cada Día,
Enséñanos a Compartirlo,
Enséñanos a que la Memoria Sane…
Que los Recuerdos ya no existan,
Sólo los Sellos de Amor en el Corazón.

Padre Nuestro, Tú que nos Enviaste
Para Aprender y para Enseñar…
Porque si no aprendemos las buenas Enseñanzas,
Jamás podremos llegar a Saber Nada…
Cuando sabes, Padre, que el Conocimento
Es tan Infinito como uno pueda atreverse a pensar.

Padre Nuestro, haz de nosotros, de nuevo,
TIERNOS INFANTES…
“Dejad que los Niños se acerquen a Mí”
Y… por Fin los Niños con sus ojos grandes,
Llenos… van hacia Ti…
Por Fin los Niños INFANTES se acercan a TI…

Padre, Padre, Padre
Madre, Madre, Madre
Así sea por y para Siempre AMÉN.

Así Sea, Seres Celestes.
Así Sea, que los Niños
dejen de ser Infantes
para convertirse en Criaturas Celestes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s