¿Tristes navidades?

… Pues sí, hay mucha gente a la que no le gustan estas celebraciones, las “Navidades”…

Unos porque se hacen más conscientes del desequilibrio entre unas personas y otras… Otras porque encuentran realmente absurdo el consumismo exacerbado… Otras porque reuerdan a personas que ya no están con ellas… Otras porque se les agrava el no estar con personas con las que debiesen estar y no pueden compartir…

Al fin y al cabo es darse cuenta de eso mismo:
— Que hay gente a la que parece que hayan dado una señal de salida de una carrera para llegar a ninguna meta.
— Que la falsedad de los convites y de los encuentros es de lo más evidente, por lo tanto, patético… sobre todo porque no saben decir “no”.
— Que ir a compar esos días parece que se convierta en un acto delictivo para quienes no disfrutan de estos días… y de ello te encuentras a bastante personas… hasta hay quien llora en la cola de pago de caja por el principio de culpabilidad, sabiendo que hay gentes que realmente lo están pasando de verdad mal…
— Que la ignorancia del resto del mundo respecto de nuestros “yoes” se hace como legalista ya que es del todo “anormal” que “casi todo el mundo” celebre y a otro resto ni le guste y es más, le disguste y lo aborrezca.
— Que no todo el mundo cree en eso del “pesebre” y los pastorcillos, y una gran mayoría ni cree en el nacimiento de Joshua, ya que para muchos no deja de ser un ser simbólico, cuyas raíces vienen de otras muchas culturas…

En fin, todo esto y mucho más… luego está el balance del año, de las actividades propias, de los recuerdos, la contabilidad del dolor y los años pasados…

Sí, si lo miramos así: lo que tenemos que hacer es eso: no hacer cuenta de estos días por mucho que te los vendan… porque tampoco es cuestión de ablandar ninguna baba en unos días concretos, cuando la dureza, la falta de empatía, la invisibilidad del resto son la práctica habitual el resto de los días…

Sí, son las celebraciones de la conclusión de un calendario gregoriano… Y eso conlleva muchas cosas: ilusiones hueras, deseos vanos, falsas promesas, oraciones peticionarias de un año mejor, que todo cambie… en fin, la retahíla falsa y velosa de que por cambiar de un calendario a otro, todo va a ser mejor (en todo caso, virgencita que me quede como esté)… Más que celebración religiosa es, en sí, una celebración costumbrista totalmente pagana… Pero no por ello haya de ser mala… sino que lo que es francamente hasta enfermizo es creer que por estas fechas van a cambiar ni nuestros corazones ni nuestra mentalidad, ni nuestra forma de pensar ni nuestras actitudes…

Es una celebración donde la invitación y la permisividad al gasto y al pasoteo (como en el resto de celebraciones), arrancan como en eso: en una carrera cuya meta y fina es LA NADA.


Sí sirven estos días, por ejemplo, para que algunos corazones templados sean conscientes de la terrible desigualdad y pongan en marcha acciones con las cuales abrazar al OTR@ OLVIDAD@.

¡Quizás, incluso, esto sirva para que muchos ya no olviden que el RESTO EXISTE!

¡¡BUENO, SI ESTO ES ASÍ, QUIZÁS VALGA LA PENA EL CELEBRAR ESTOS DÍAS… PESE A TODOS LOS PESARES Y MALESTARES…!!!

¡¡PORQUE TAMBIÉN EN ESTOS DÍAS SON ESCUCHADAS ESAS OTRAS ALMAS EN PELIGRO, ESAS OTRAS ALMAS QUE LO ESTÁN PASANDO REALMENTE MAL, ESAS OTRAS ALMAS PARA QUIENES LOS DÍAS-CALENDARIO LES SON IGUAL PORQUE SIEMPRE ESTÁN AYUDANDO Y APOYANDO A LOS DEMÁS!!!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s