Allí donde moran los elfos y las hadas

Allí donde moran los elfos, las hadas, las ninfas y las ondinas… moran las ALMAS*.

En lo más recóndito del Seno de la Madre viven unas Criaturas, a quienes unos cuantos y cuantas dicen haber visto, oído, escuchado cantar, moverse rápido con sus ropas transparentes… pero ¿quién dice que, realmente, están?

Ellas son las Criaturas invisibles de la Madre, y a veces, digo, sólo a veces se manifiestan, igual que se manifiestan otras Criaturas invisibles, para darnos esos dulces MENSAJES de que TODOS SOMOS UNO, de que ELLA (la Madre) vive y late en cada uno de nosotros.

Hay quien atrapa mariposas y las clava en un corcho. Hay quien coge Mariposas en las Manos y luego las deja Volar Libres en la inmensidad del cielo… Evidentemente, los mensajes de la Madre van dirigidos a estos segundos y no a los primeros.

Esas criaturas tan delicadas, de otros mundos, que muchos han plasmado en cuentos, en pinturas, en postales, en canvas de óleos o de cartulinas de acuarela… Esas Criaturas sólo se manifiestan a QUIENES, EVIDENTEMENTE, AMAN A LAS CRIATURAS DE LA MADRE.

Por eso andan silenciosas en un rinconcito de los corazones de la gente sensible, quienes se emocionan antes esas GRANDES imágenes, cuya inspiración, cuyo misterio, cuyo Mensaje es un hilo cuyo ovillo desconocemos.

Vienen a ser, sin dudas, esa ESPERANZA DORMIDA de unas ALMAS-ESPÍRITU… Pero también la confirmación (tal vez, digo, sólo tal vez) de que más allá de nuestro último Vuelo podemos morar allí donde nos acojan: ¿quién sabe si en una Fuente, si en un Río, si en una Montaña, si, tal vez, en el tronco de un roble o un pino? Allí acomodados y abrazados por la Madre, quizás dormimos el sueño de un Mañana que pronto o quizás un poco más tarde volveremos a ver realizable…

————-

(*) Este post, quizás, digo, sólo quizás ha sido inspirado en una serie de manifestaciones llamadas sincronicidades, que me llevan a reconocer la inmensidad de todo lo Desconocido. Que esas otras Dimensiones Desconocidas son sólo lo salvajes y ásperas que nuestro corazón o nuestro cerebro delimita y admita… pero que son Inmensas en sus proyecciones y que sólo denotan un Amor Intenso por las Almas, no sólo de los vivos encarnados presentes, sino también por las Almas de los vivos Ausentes.

4 Respuestas a “Allí donde moran los elfos y las hadas

  1. Hola mi hermanita. Que bien lo has plasmado todo ese imaginario de almas que, sin creernos excepcionales o raritas, forma parte de nosotras y va a todas partes donde nuestros pies terrenales nos llevan.
    Tal vez, bueno seguro, los que dicen vivir con los pies en tierra nos tachan del mundo de los racionales, y nos endilgan la etiqueta de bi-polares, esquizos, blablablá. La mente hace estragos ¡ Pues si, claro que si hace estragos, pero a todos y todas. No se libra ni Blas. A unos de una manera y a nosotr@s de otra.
    Decía JUNG que no se puede negar “la realidad” que cada quien dice vivir o estar viendo. Creo que tenía razón. Recuerdo aquel episodio cuando discutíó con un coleguilla, y hablando de una paciente – que aseguraba vivir en la luna – defendía esa creencia-vivencia sin dudarlo : “Ella ha estado en la luna” (y no era sarcasmo)
    Yo creo que los animales me escuchan y me entienden. Yo veo en las formas de las mariposas y las flores mucho más que un trazo perfilado con límites… veo mucho mas que esa frontera entre el aire y la mariposa. Veo el conjunto como un todo ondeante y colorido jugando a ser mariposa y aire pero siendo una energía vibrante y que me acaricia al rozarme o simplemente da alegría a mis ojos.
    Así que hablando de ondinas, elfos y otros invisibles para el resto, para mi son tan visibles cuando estoy en paz que suponen las extensiones de mi Ser manifestándose a la Vida, y me olvido de que estoy en otra vida más limitada, etiquetada, compartimentada y de locos que se creen cuerdos.
    Abrabesos hermanita

    • No sólo “crees” que te escuchan y te entienden los “Animales”, Berta, es que te ESCUCHAN Y TE ENTIENDEN. E incluso van más allá de eso: Ellos te han entendido antes de que les hables con tu voz física. Pero a veces no entienden las cosas “raras-raras” de este mundo. Si para nosotros viajar es coger un coche y parar en un restaurante… ellos verán que tú coges un instrumento mecánico que a veces les causa miedo (hasta que se acostumbran) y que luego entras en un sitio y a ellos los dejas en la puerta con la correa… Para ti es “vacaciones”, para ellos es un suplicio. Lo que sí van a entender es que va a haber Movimiento o Traslado o Cambio de Lugar. Si en lugar de un restaurante te los llevas al bosque a correr, entonces, entenderán, sin lugar a dudas que “coger el coche” es ir a correr y a despanzurriarse con la naturaleza… Ya no hace falta que le digas que “vamos de vacaciones”, telepáticamente saben que van a un lugar bueno…

      Respecto a locos y cuerdos, creo que se están rompiendo un poco esas “barreras”, francamente, a mí ya me la sudan, pero no va mal a veces situarse dentro de uno mismo y examinarnos como si fuérmos un “bicho”, con las lentes con que te vería el de fuera… Entonces va a quedar claro que ellos con su “razón” y tú con tu “locura” vence la última, porque es la que goza del más pleno Sentido Común.

      Supongo que ahora hay tanta lucha externa y “posicionamientos” porque esos mismos que se radicalizan temen perder esas “razones” de posicionamiento que los sitúa en PARTE NINGUNA, eso a veces acojona a más de uno y de una….

      Lo mejor y lo peor de todo: estamos en el border-line de la ignorancia más absoluta, reconociendo que somos proyecciones de un mundo invisible llamado “atómico” y de otras energías que son las encargadas de que no nos desparramemos por ahí cada vez que intentamos movernos físicamente. Sí, visto así, y de otra manera: TODO LO VIVO e incluso lo que consideramos inerte, TIENE VIDA, tiene Alma.
      Me gustaría que llegase el “día” en que “transitar” fuese algo como un paseo para todos, me refiero al gran Tránsito, y que las enfermedades, sufrimientos y demás colofones que nos hacen distorsionarnos y sentirnos mal y tristes y solos y demás… hasta impotentes, desaparezcan para siempre.

      ——
      Me he enfundado en lecturas que nunca he leído, espero obtener sustancias de quienes las escriben. No para llamar ni locos o idos a quienes han tenido esas “luces”, sino como un manifiesto conjunto de un palpitar interno que todos sentimos y que muchos rechazan y que otros buscan como si fuesen niños en pos de la Madre que nos alimenta.
      Uno de esos libros “digitales” que me he bajado gratis es “Yo estuve en Ganímedes”, probablemente tú lo habrás leído, y, otros entre otros, son “El llamado Planetario”… pero no te preocupes, también me he bajado a Erasmo de Rotterdam, a Platón y su Critias, a San Agustín y su Ciudad de Dios, y creo que como veinte más… para no aburrirme. Lo malo es que ahora como (de llenar el buche) poco y deprisa, lo digo porque lo que más me gusta cuando me siento a comer es LEER… qué cosas!!! será para no perder el tiempo o porque la lectura es el otro “alimento”.

      Besos y trae buenas noticias la semana que viene, Gracias HermanaBerta

  2. Mi gratitud Aquarius por responderme en momentos muy chungos para mi. Supones un bálsamo entre tanto cardo borriquero con la que una frota sin querer su piel cuando sale a la calle.
    Qué intuición la mía cuando me vine a varias millas del mundanal ruido. No sé porqué de vez en cuando añoro el pasado. Debe de ser cosa de mi mente inferior que me fustiga para tenerme esclava. Hoy, sin ir más lejos, me he dado cuenta de lo vacías que se han quedado mis relaciones con mucha gente. Si, llamo relaciones por no decir cumplimiento de trámites forzosos en una vida llena de trámites mercantiles. Es lo que tiene vivir dos vidas en una al tiempo.
    Qué difícil ya sonreir con las conversaciones insulsas. Aunque lo haces, y es más te ríes, pero por dentro algo reniega de tus poses, rayanas en lo más bizarro y obsceno como ser humano. He vuelto a casa con la sensación de estar pringada de mierda.
    De los libros que me dices, si que los leí en su día, pero el de Ganimedes me sorprende en ti. Yo, en aquella época hasta creí haber tenido la fortuna de ser turista en el satélite. Vale, lo sería, si Jung lo dice. Jajajajaja.
    Pero de quedarme quedarme con lecturas nutritivas estas van más por los diálogos de Platón y el de Hipona, que me encandiló porque amaba profundamente a su madre. Un buen hijo que se diría hoy. Jajajaja
    Gracias de nuevo, es como si hubieras sentido mi corazón tristorro y has venido a equilibrar la parte suciota del día a día con lo más auténtico y que vale la pena vivir a tope.
    Besos y te contaré mi viaje al Alto Aragon.

    • Pues más besos todavía, Berta, porque reconoces el vacío enorme que DEJAN LOS ABISMALES “INTERESES”. Si te caes por el precipicio, verás que es sólo eso: EL VACÍO, EL PRECIPICIO. Ellos están ahí, pero no para ser tu colchón, sino para empujarte.

      No te duela ver lo vacíos QUE SON, es que son VACÍOS PORQUE NO SABEN SER OTRA COSA. Se han enfundado en disfraces de risas vanas para APARENTAR, porque la apariencia suele ser el cristal, el espejo donde se miran, más allá creen que está todo lleno, pero si rascan o limpian el cristal se van a ver como los ciegos que no ven nada, por eso tapan el espejo con papeles de intereses, para no ver más allá… Bueno, igual me he liado o te he liado un poco, pero creo que es demasiado evidente.
      Encontrar a GenteGüapa o Humilde o Inocente no suele ser lo habitual, estos no tienen intereses, y cuando se les cruza hasta te dan las habichuelas que ellos tienen para comer ese día. Son a ellos a quienes, quizás debieses de legar lo que tienes, sin importar lo que piensen esos vacíos que sólo están llenos de intereses.

      No rías cuando no te cunda el alma: yo hace años que no lo hago. Por no asistir, no asistí ni a mi boda, tampoco a mi separación, tampoco al bautizo de un hijo lejano que pretende olvidarme por lo mismo que tú dices (si no hay intereses vanos que llenen las cuentas o los bolsillos, mejor ni llamo). Luego, me va a dar lo mismo no asistir a mi entierro… por supuesto me voy a reír mucho cuando vea desde el otro lado que ni una puñetera falsa lágrima lagrimea por mí…me descojona bastante… A mí las penas ya me van bastante secas para no “alimentar” a más penas o a aliens-verdes-o-almas-en-pena que se alimentan de ellas. Las penas son como Pañuelitos Blancos que pongo en mi Corazón y luego se las entrego a mi Creador, eso sí, bordados de Amor por quien se supone que habría que estar sufriendo y llorando. Sólo Èl o Lo nos juzga, lo demás son cablerías llenas de corrientes, positivas o negativas que en un momento nos dan picazos o nos pueden dejar enganchados a esos cables.

      Berta: pásate por los papeles las risas falsas. Aprende a dar manotazos, incluso, cuando veas esas falserías. Como hizo el mismo Nazareno cuando llegó al mercado de los mercantiles y lo mandó todo al carajo (por no decir que lo mandó todo a tomar porculo), sin importarle demasiado sus “posiciones” sociales ni siquiera o que iban a pensar sus “Seguidores-Sabios” que vieron que también Él se CABREABA.

      Pues eso: NO SIGAS EL HILO DE ESE OVILLO,… al principio, igual cuesta pero luego LIBERA EL ALMA Y EL ESPÍRITU UN HUEVO.

      BESOS y Abrazos y si se deja quien ya sabes, DALE VEINTE DE LOS MÍOS, o treinta… o miles de hoponoponos… Y dile, que sólo DESAPARECEN ETERNAMENTE, LOS ETERNOS VACÍOS esos que se creen llenos aquí y que manejan nuestros hilos, por supuesto también esos aliens que se cuelgan para hacer sufrimientos (que no son sino espíritus vacíos que ahora se disfrazan de aliens), aterrorizados por tener que desaparecer PARA SIEMPRE EN LAS SOMBRAS en las TINIEBLAS, por eso siempre andan haciendo las pupas que pueden y desviando buenas energías y atrayendo las malas para joder a todos cuantos puedan. Ese es su divertimento: pero lo he visto con claridad: eso también es finito.
      El “Multiplicáos” hasta la “Siega” de las Mieses, claro que tendrá su momento y su lugar en eso que muchos nos acojonaron con el Juicio Final, claro.

      ¡Anda, arréglate, vete a la calle! Compra un cucurucho de menta o de chocolate y regálaselo al primer infante que veas venir por enfrente: te sentirás como una LOCA, pero te vas a REIR UN HUEVO… por lo menos DURANTE LOS DOS MESES SIGUIENTES!!!

      Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s