¿Qué pasa por la mente de un suicida consciente?

Calificar a un suicida como “consciente” a muchos les resultará no sólo chocante, sino contradictorio.
Naturalmente, pensaréis, nadie que esté en su “sano juicio” se suicida.

Eso pensaba yo –o lo creía– hace algún tiempo…. pero mis “conceptos” interiores han cambiado al respecto. El Ser Suicida Extremo, o el Ser Suicida Consciente es aquel que llegado un límite tiene que ESCOGER. Y escoge, creedme, por eso lo denomino Suicida Consciente.

Es el Ser que con clara conciencia y consciencia de una situación que vive como límite, acepta su SITUACIÓN, la ASUME y entonces decide, con total “frialdad”, aunque no voy a calificarlo como “frialdad”, sino que lo voy a calificar como plena consciencia lo que va a hacer.

Se trata de escoger una puerta u otra. Cuando una puerta no se abre porque en este mundo se decide “condenar” a una serie de individuos, a modo de chivo expiatorio, relegándolos bien a situaciones y circunstancias inasumibles, intransitables y con difícil o negada salida, y encima cuando a estos seres se les somete a SITUACIONES EXTREMAS DE ESTRÉS, entonces el Ser Suicida asume la Puerta de Salida por no ACEPTAR LAS CONDICIONES A LAS QUE LE SOMETE EL MUNDO, o la sociedad,… el mundo ciego, la sociedad ciega que suele relegar a cierto número de individuos como si fuesen CHIVOS EXPIATORIOS en un alarde de SACRIFICIO donde siempre hay que CONDENAR A UN NÚMERO DE INDIVIDUOS para seguir prolongándose como modelo el resto, en su inasumible estupidez.

Es el resultado, no sólo de la falta de visión humanista, sino además, con todos los apelativos: de la clara relegación con etiquetaje incluido de esa otra parte de Seres que no Aceptan Conscientemente ciertas circunstancias impuestas por el redil de un mundo que sólo aspira a someter a la otra parte para sentirse fuerte ella y así aspirar a seguir “sobreviviendo”.

Sí, el mundo despiadado de los borregos programados en la “normalidad social”; el mundo despiadado de la competencia; el mundo despiadado de calificar siempre al “otro”; el mundo despiadado de la falta no sólo de empatía, sino de la falta de humanismo que contempla –por sí mismo– que TODOS SOMOS DISTINTOS y que nadie debe, no sólo de ser medido por varas distintas, sino que TODOS MERECEMOS EL RESPETO DE LA NO-CALIFICACIÓN-subjetiva(o corta de visión).

Calificar, pues, a alguien como “cobarde” o como “alterado psíquico” por haber escogido o por escoger la vía del suicidio es algo tan necio como hipócrita… Pues, resulta que siempre va a haber en “nosotros”, el resto, esa “comidilla” de culpabilidad que empuja al otro al Suicidio.

Pero voy a hablar someramente de lo que transcurre por la “mente del suicida consciente”: Este ser ASUME COMPLETAMENTE su situación y ASUME esa salida como puerta. Es consciente de lo que va a hacer, sin culpabilizar a nadie, simplemente: ESCOGE ESA PUERTA, porque las otras están cerradas. En su visión íntima, el ser se ve impelido por FALTA O POR CARENCIAS ya pueden ser económicas, afectivas o simplemente de visionar la INHUMANIZACIÓN DEL MUNDO en sí mismo, a escoger esa otra vía. Lo hace conscientemente, sin miedos, sin nervios, sabe lo que va hacer (eso no niega la existencia de una total tristeza, que no depresión, por tener que tomar esa vía), y en esa aceptación sabe que no lo hace para culpabilizar a nadie, sino simplemente porque NO HAY VÍAS PARA QUE PUEDA SALIR ADELANTE, por lo menos de forma inmediata. Y es que el Ser Suicida Consciente arrastra carencias de mucho tiempo atrás –ya he dicho o nombrado algunas de ellas–, carencias que son las visionarias, tanto a nivel interior como exterior, de la crueldad de un mundo prefabricado, donde el modelo social, sólo trata de emular al modelo de la creación, pero a nivel negativo: competitividad, competencia, la ley del más fuerte, el engaño, la mentira, la coacción, la extorsión, la sumisión del otro, la incomprensión, el etiquetaje; el sometimiento a todo tipo de circunstancias externas y extremas que provocan no sólo el estrés mental, sino estrés de todo tipo, ya que el estrés mental viene a ser la piedra que arrojada al agua provoca las ondas que abarcan una gran extensión, mientras que esa “piedra” ya no es visible sino que está totalmente interiorizada e invisible.

Sí, el Suicida Consciente viene a ser otro tipo de Guerrero que NIEGA ser arrastrado por quienes desean DEPREDARLO.

Sí, el Suicida Consciente viene a ser la RESISTENCIA HASTA EL FINAL de un ser que no desea verse involucrado en una falta no sólo de valores sino de Humanismo.

El Suicida Consciente viene a ser la RESISTENCIA DE QUIEN ES SITIADO: VIVIR HASTA EL FINAL O MORIR.

No deseo pues, aquí, involucrar otro tipo de suicidios, pero si los analizamos DENTRO DE LA PIEL DE QUIEN SE SUICIDA, podremos ver y contemplar la falta/CARENCIA de HUMANISMO que como un océano es quien ahoga por completo al INDIVIDUO, porque este MODELO DE MUNDO sólo lleva al SUICIDIO Y AL EXTERMINIO… por mucho que DESEEMOS TAPARLO Y DECIR O “PENSAR” QUE ESTO ES CORRECTO Y FUNCIONA… SABEMOS QUE ESTO ES ABSOLUTAMENTE INCIERTO, SABEMOS QUE ESTE TEATRO ES LA MAYOR MENTIRA QUE NOS HEMOS MONTADO COMO SERES HUMANOS… Aislados de Nosotros Mismos, Aislados del Resto de Seres Vivos, Aislados –al fin y al cabo– del Resto de la Creación… Aislados, hemos fomentado no un Mundo Multidiverso donde todo Interactúa… sino que hemos FOMENTADO un mundo aislado, encajonado, erradicante, excluyente y que incluye todas las formas de fobias que podamos imaginar, aparte de imaginar todas las formas que hemos podido proyectar y realizar a nivel de exterminio y TORTURA a todos los niveles… ¿Me equivoco?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s