¡Sacúdete las Alas, Pajarillo!

¡Sacúdete las Alas, Pajarillo!
Sacúdete la humedad de las malas sombras,
sí, esas que te tienen aterido al frío,
sí, al frío de un mal sueño.

Alguien, hace muchos…
muchos, muchos años…
dijo que Entendía el Lenguaje de los Pájaros.
Naturalmente, lo tomaron por Loco,
pero a ese Loco qué poco le importó,
ya que esos otros “cuerdos”
eran ciegos y sordos.

Esos otros “cuerdos”, cazaban a los pájaros,
los mataban, los ataban con lazos,
los atrapaban en trampas,
intentando matar la Libertad,
la Libertad de los Pájaros.

Ese Loco siguió hablando cada mañana
con sus Hermanos, los Pájaros.
Los Pájaros cantaban y contaban cosas,
miles de colores atrinados,
allí, en cualquier rama.

Los Pájaros visitaban cada mañana,
al Alba, amanecida la rosada,
a su Amigo del Alma.
Le cantaban, le contaban con trinos arcoiris,
la fantástica visión que ellos tienen de la Vida.

Saludaban al rocío, saludaban al gusanillo,
saludaban a las hojas de los árboles,
saludaban a las ramas de los árboles
que habían sido su cobijo.

Le decían al Loco que allá arriba:
sobre los Árboles,
podían contemplar lo que aquí abajo,
ningún cuerdo veía.

El Loco, así, cada Mañana,
nada más al Alba,
escuchaba el desbordado Trino
de sus Hermanos los Pájaros,
le contaban tantas Alegrías,
que le era imposible no Entenderlos.

Cuando el Loco, en alguna mañana fría,
sentía que el miedo le vencía,
sentía que la humedad le comía el Alma,
llamaba a sus Hermanos:
éstos inmediatamente le respondían:
¡SACÚDETE LAS ALAS, PAJARILLO!:
Desde aquí Arriba todo es distinto,
todo es Formidable,
todo tiene Sentido.
¡Sacúdete las Alas, Pajarillo!
te traemos las Buenas Nuevas:
¡Únete a nuestros Trinos!

El Loco, entonces, sacudía sus ropas,
sacudía sus miembros,
sacudía sus huesos,
sacudía sus Miedos,
y … dando una patada a las razones
de los “cuerdos”, se ponía en Camino.

(Que ninguna Piedra te frene,
que ninguna oscuridad te aterre,
que ningún temor acuda a tu alma,
que tu Mente-Corazón abra sus Ventanas,
para dejar que entren los TRINOS,
los Trinos de los Pájaros.
¿Acaso no los oís?
Están ahí, aquí, contigo, conmigo…
Las jaulas las ponen los hombres…
La Libertad la pone el amor…
La Libertad nace a cada nanoinstante…
Porque somos Seres Libres Hijos del Cosmos-Creación.)

                                                                                    Aquarius

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s