Desmontando las SOMBRAS (1)

¿Qué es una sombra? Bueno, una sombra es eso: UNA SOMBRA. Algo que se proyecta sobre una superficie cuando la LUZ choca con un cuerpo OPACO. Intenta pues ser un duplicado del ser que la porta, pero que no puede porque es sólo eso: una SOMBRA.

Lo malo es cuando se topa con un cuerpo-CRISTAL, ahí ya se desmonta por completo, no sabe que existe, se deshace intentando proyectarse, y… total y definitivamente: NO PUEDE, por eso las SOMBRAS detestan lo CRISTALINO.

A veces, muchas, tal vez, relacionamos las SOMBRAS con el fresquito que podemos llegar a alcanzar bajo un árbol, bajo un toldo, bajo un parasol,… de hecho, si no fuese por la sombra fresquita que los árboles proyectan sobre el descanso de sus raíces, muchos no sobrevirían… Pero esto es otra cuestión, la cuestión POSITIVA o llena de luz de las sombras mismas.

Lo que no se nos ocurre NUNCA es relacionar las SOMBRAS con la MALDAD MISMA.

¿Por qué son SOMBRAS? Son sombras porque necesitan proyectarse sobre un CUERPO para poder sobrevivir ellas. A veces, intentan invadirlo todo, como una niebla espesa que coge a su víctima dentro de su capa vampírica.

Las sombras siempre proyectan ir más allá de sí mismas, es decir, sueñan que son tan elásticas como una goma o un chicle, o como un humo que se eleva hasta el infinito, alcanzando lo inalcanzable, quizás para huir, incluso, de sí mismas. Sólo se sienten “bien” cuando invaden a otra, es decir, cuando su propia proyección se aloja o choca contra un cuerpo vivo donde pueda realizarse, ideando que es ella misma, con el objeto de destrozarla, porque, al fin y al cabo, también odia los cuerpos donde se aloja. Las Sombras no entienden que no puedan tener corporeidad o luz propia.

Hay distintos tipos de SOMBRAS. Las sombras que provienen de esos seres que son totalmente VAMPIROS DE ENERGÍA. ¿Alguien se ha topado alguna vez con algun@ de ell@s? Pues sí, son tan sibilinos tan absorbentes, que tratan (ese es el primer indicio) de llevarte, siempre, hacia su TERRENO. Luego allí, como el más puro de los vampiros o como una ARAÑA, te teje ese hilo fino que te atrapa hasta que no puedes escapar.

Atrapados en su tela, aún puede tardar un tiempo en devorarte o destrozarte o absorberte… Porque las sombras NO TIENEN HAMBRE, sueñan que tienen hambre y que pueden esperar porque disfrutan CON EL DOLOR DE SUS VÍCTIMAS.

A veces, notamos que hemos conocido a alguien y que su sola “presencia” nos ha dejado totalmente agotados, tristes, melancólicos, depresivos, o que incluso nos duele alguna parte física del cuerpo, o bien puede sobrevenirnos un dolor de cabeza o bien puede que notemos que empezamos a tener más “mala suerte” que nunca antes hemos tenido. Ahíla rueda se engancha como una bola de nieve. El sujeto VAMPIRIZADO ignora lo que le está pasando, con lo cual el vampiro actúa con una fiebre de delirio y empieza a proyectar x, zetas o más allá, como si fuese un escenario donde va a ver revolcarse de dolor a su víctima.

… … (Fin de la primera parte… porque VAMPIROS hay tantos y de tantas formas que iré tocando, a medida que pueda, cada uno de esos aspectos de las SOMBRAS. Sí, ya podéis ir analizando y observando lo que ocurre a vuestro alrededor y RELACIONAD lo que os pasa –que nunca culpabilizar– con esas posibles SOMBRAS QUE OS ESTÁN VAMPIRIZANDO… Internet es un medio ideal para ello, pero como he dicho, iré intentando relacionarlas a medida que pueda) HSSSSta luego, Amig@S

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s