Desde el Corazón de la Tierra hasta lo más profundo del Cosmos inabarcable

¿Conocéis “The Song of Distant Earth de Mike Oldfield?

En esta distante Tierra brotan sonidos ocultos… Estos sonidos están acompasados con millones, miles de millones de humanos,… pero no sólo en nosotros… Quizás quienes mejor llevan esos compases son esos Seres no contaminados… esos Seres que viven en profundo y constante contacto con la Tierra misma… Claro, muchos de estos Seres ni siquiera son conscientes de ello, de que llevan en su interior la Música de la Tierra misma que enlaza con el corazón más profundo del Cosmos… Son los Sonidos, las notas inaudibles que acompasan nuestros Corazones… esas Notas a las que, si estáis atent@s, no tardaréis en descubrir.

Alguien, algunos, hace ya un puñado de años, descubrió-descubrieron lo pequeños que eran allí arriba, cuando fueron lanzados al vacío del vientre del Espacio. Allá, en el más profundo de los Silencios, aprendieron a escuchar una Música que JAMÁS ANTES HABÍAN ESCUCHADO… Y no la habían escuchado porque los oídos de sus corazones estaban totalmente sordos. Entonces, cuando conscientes de su sublime pequeñez pudieron contemplar lo grandioso de un Planeta… un Planeta grandioso allá suspendido en ¿qué?: en un Vacío que todo lo SOSTIENE, pudieron darse perfecta cuenta de/en lo que consiste la Creación.

A través de la Ciencia, a través de los pequeños-grandes pasos de la tecnología… vamos aprendiendo, quizás para soberbia de algunos, que podemos querer llegar a semejarnos a Dios-es mismos. Nada más equivocado. Somos meros descubridores de lo que ya está CREADO, somos meras consciencias que saben atar los cabos de la inmensidad de la Creación, o por lo menos estamos aprendiendo a hacerlo.

Pero preguntadme, preguntaros y obtendréis una Respuesta en relación a todo ello, a la inmensidad de lo Creado, de lo que sólo podemos intuir una parte de toda la inmensidad… es decir, una mera miseria, apenas nada… Necesitaríamos no sólo una vida de las nuestras sino una eternidad de Vidas de las nuestras para empezar a percibir toda la Grandiosidad que nos envuelve, toda la Grandiosidad de la que estamos hechos-construidos ABSOLUTAMENTE TODOS Y TODO. Decir que una piedra es una piedra, ya no sirve; y no sirve porque una piedra es mucho más que eso. Decir que el agua es sólo agua, ya no nos sirve, porque el Agua es mucho más que eso. Decir que una planta es sólo un vegetal ya no sirve, no nos sirve, porque una planta, un vegetal, los seres Vegetales, son mucho más que eso. Decir que el Viento es sólo eso: viento, nos engaña; el viento es mucho más que eso. Lo mismo con la madre Lluvia, suavificadora y purificadora.

Cierto, ya NO HA DE SERVIRNOS absolutamente nada de todo eso; nada de esa burda conceptualización materialista y engañosa, máxime cuando ya podemos ser totalmente conscientes de que, incluso, nuestra propia estructura en la que estamos contenidos, es algo tan relativo como inexplicable, tan inexplicable como extinguible. Quizás así tengamos que serlo durante algunos cuantos años más…. Y no es cuestión ni de ciencia ni de tecnología lo que nos alargue más esta escueta Vida, no… Es mucho más que todo eso.

Debemos de prepararnos para forjar en la matriz de la Creación nuestra propia Existencia… A medida que se vayan dando los avances, nuestro Hambre por el Conocimiento irá creciendo, ello nos llevará junto con nuestro Corazón a crear un nuevo Armazón Existencial… El nuevo homo saBiens con conciencia plena y con consciencia totalmente abierta irá abriéndose paso….

… Pero para ello tenemos que saber danzar en el Cosmos, tenemos que prepararnos… No sirve de nada que pensemos o que afirmemos que nuestra vida biológica actual es muy corta. Nuestra vida está adaptada a un grado de estrés que no permite que vivamos muchos más años que los que tenemos ahora, biológicamente. De hecho, si observáis, las criaturas que viven con más grado de estrés son las que menos tiempo viven biológicamente (esto les permite/nos permite el reciclarnos sin caer en grandes etapas de sufrimiento –para quienes creáis en la re-encarnación o en la vida encarnada tras vida vivida, cuantas veces el Ser estime necesario para su propia Evolución–).

Danzar en el Cosmos no es sino danzar en el vientre de la Creación misma, una danza infinita de infinitas formas que, como un plato jugoso, se nos ofrece cada vez que abrimos los Ojos a la Vida.

Acompasemos nuestro Ritmo interior con el Ritmo de la Creación. La Tierra tiene música, una música exquisita… un rrruunnn apenas apreciable que muchos ya saben distinguir en su propio cerebro y parte auditiva… El Viento tiene música propia… su música nos habla de Libertad, de lo inabarcable y del poder de lo que no nos es visible. La Lluvia con su cadente sonido, a veces furioso, nos habla de la Bendición, del Beso de la Tierra hacia el Cielo mismo en el acto pro-Creador, como si fuese el abrazo del esposo con la esposa para fecundar…¡Dios mío, encima hemos estado atentado contra la Vida misma, contra la Lluvia, hemos detenido la lluvia, hemos exTerminado las nubes con la siembra de falsas y químicas nubes,… hemos abierto grandes brechas en la membrana protectora de ozono,… hemos arrasado con los bosques, con los ríos, con los mares, con los lagos, con la tierra, con las plantas, con todo tipo de Animales que llevaban su propia misión co-creadora en todo este Baile Cósmico!

… … Si escucháis atentamente vuestro interior en él vibra una Música Especial, una música que te hace ser consciente de tu propia Infinitud, de lo inabarcable de tu/nuestra existencia. Esta música brota desde tu estómago, navega a través de todo tu cuerpo físico y se deposita, claramente avasalladora en tu cerebro, para volver a viajar hacia el chakra de tu Corazón… ESCUCHAD ESA MÚSICA…. ESCUCHAOS A VOSOTR@S MISM@S!!!

O bien, comenzad por The Song of Distant Earth de Mike Oldfield, él fue el encargado de transmitirnos a través de su música todo eso que ahora trato de deciros…

La Paz sea en Vuestras/Nuestras Vidas desde ya y para siempre jamás. Que el Corazón de Cristal sea el rey de nuestros Corazones, con esos sonidos audibles desde lo más profundo de nuestro ser y que viajan a través nuestro, atravesando el Corazón de la Madre Tierra para lanzarse luego hacia un viaje infinito en el Cosmos…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s