El extraño mundo de las Hormigas

Contemplando una extraña fila de pequeñas hormigas, sí, de esas hormigas pequeñas que son las que se han especializado en “invadir” las casas de los habitantes humanos, me preguntaba cómo es que ellas, precisamente ellas, se han especializado en invadir “nuestros” cavernáculos.

Contemplando esas pequeñas cosas que yendo y viniendo con un movimiento infinito se mueven una tras otra o una al lado de la otra, imaginándome que vienen y van, incluso de vacío…

Pero, ¿realmente va y viene una hormiguita, de ésas, de “vacío”? Lo ignoro, sólo sé que van buscando, buscando… hasta que encuentran su alimento “favorito”.

Sí, ellas también tienen un alimento “favorito”,… he logrado averiguar que esas pequeñas “invasoras” se sienten muy atraídas por los alimentos no sólidos, llenos de proteínas o mejor dicho, de azúcares, de los azúcares que existen, por ejemplo, en los restos de alimentos blandos… pero su pasión, sin lugar a dudas es eso: el azúcar directamente.

Concretamente el jarabe de azúcar es algo que las atrae sobre todo lo demás. A veces cojo un papel y echo un puñadito de azúcar y luego unas gotas de agua,… y en ese pequeño océano vienen a libar esos pequeños seres. El pequeño lago se vuelve como un oasis rodeado en sus orillas por un mar negro de pequeñas hormigas.

Me pregunto qué deben de sentir esos pequeños seres, esos seres minúsculos que son incapaces de sobrevivir INDEPENDIENTEMENTE… porque necesitan una de otra, otra de la una y la una de todas… y así van y vienen, vienen y van eternamente… No se sabe sobre cementerios de hormigas… No se sabe de peleas de hormigas en un multitudinario hormiguero de, posiblemente, miles de hormigas… No, no se sabe de disputas entre ellas…

Y NO SE SABE DE DISPUTAS PORQUE TODAS NECESITAN DE TODAS…

Pero, para mí, el mayor misterio sigue siendo ese: ¿por qué son ellas y no las grandes hormigas las que se han especializado en los habitáculos de los humanos? ¿Acaso será porque echan de menos esa calidez del jarabe azucarado que encuentran en los “alimentos” humanos, en las cocinas “humanas”? Arriesgándose incluso con su vida para sorber ese trocito de maná que también les ha dado la Naturaleza, pero que ellas no pueden encontrar en el campo… Bueno, sus compañeras de “raza”, las hormigas más grandes liban directamente de los ácaros, ellas pastorean esos pequeños piojillos verdes que invaden algunas plantas,… pero es que ellas también tienen derecho a ese trocito de maná que la Madre ha creado para todos.

Me pregunto cuán fascinante es ese mundo interior dentro del cuerpecito de esas minúsculas criaturas, quienes dispuestas a perder su vida, incluso, se llaman a la retaguardia cuando se aperciben que el terreno es ocupado por los “dueños”. Sí, ellas saben que son intrusas y que deben de moverse rápido, que deben de huir rápidamente a la menor sacudida de uno de esos monstruos gigantes que cogen esas cosas en las que ellas estaban paciendo y libando.

Lo que ocurre ya allí dentro de sus galerías, lo ignoro… Lo que no ignoro es que buscan imperiosamente ese alimento que les proporciona, seguramente, la energía que ellas necesitan para sentirse un poco más vivas,… de hecho, no sé de qué más se alimentan, ya que no son recolectoras, sino que acuden a eso: a alimentos blandos de los cuales chupan la sustancia.

No sé si ellas en su pequeña dimensión saben cuál es su función, su misión en la vida… no sé si tan siquiera saben que ellas han transgredido su propia naturaleza para habitar en habitáculos artificiales. Sólo sé que ellas, al igual que yo,… al igual que todos nosotros, toman su parte de la Vida. Y que su vida no puede ser INDEPENDIENTE. Por lo tanto puedo afirmar, con toda seguridad, que ellas sí son conscientes de que forman parte de un Todo, que ellas forman parte de su Todo… que ellas no pueden vivir la una sin la otra… ES POR ESO QUE NO SE AGREDEN, ES POR ESO QUE TRABAJAN FEBRILMENTE, SIN DESCANSO, para sí mismas y para el resto, en cuanto encuentran una pequeña o gran fuente de alimento. Trabajan todas en conjunto, pero no tumultuosamente. Son tan organizadas, son tan pacíficas… No sé qué existe dentro de su pequeña o gran memoria molecular… por no llamarla memoria “cerebral”.

Contemplando el maravilloso mundo de las hormigas, nuestro Respeto, nuestra Compasión hacia su propia dimensión debe ser extremo. Ellas son totalmente “conscientes” en su sagrada programación cósmica, de que son especies “invasoras” de los habitáculos de los gigantes.

¿Quién dice que ellas no sienten? ´La respuesta es de sentido común: si no sintiesen, si no se apercatasen, ellas no huirían… pero lo hacen, se alertan unas a las otras… se van CORRIENDO de las zonas de peligro… ¿Quién dice/afirma taxativamente que el resto de Seres de la Creación no siente, igual que nosotros, pero adaptados a su fisical forma?

Más nos valdría contemplar para maravillarnos y que esa maravillosa contemplación nos sirviese como ejemplo, que nos falta y mucho… Aquí, resbalamos totalmente… y resbalamos al “creernos” superiores al resto de Seres de la Creación. ¿¡Cuánto nos falta todavía para empezar realmente en el auténtico Despertar Cósmico!???

** *** ** Esta noche, como sé que les gusta tanto el azúcar a esas minúsculas criaturas, he cogido un papel, he echado un puñadito de azúcar y luego unas gotas de agua para darles su jarabe favorito.

Bendita Creación que nos invade,… cuando es tan sencillo espantarles… ¡qué odioso el recurrido recurso de los venenos para eliminar todo aquello que no nos gusta porque no es creación de la sociedad del “hombre”!* (*) En esto va incluido todo aquello que no gusta a las poderosas sociedades industriales que han eliminado sistemáticamente no sólo a todo lo Vivo, sino que matan al resto de sus hermanos… porque resulta que el “hormiguero” preferido del “hombre”, del eghombre es esa guarida llena de cosas absurdas, estúpidas, llena de “cosas”, cosas, cosas, cosas, cosas… cosas que sólo cuestan dinero pero que satisfacen su cerebroego, y que lo aísla del resto, siendo que tanto odia a la misma Creación que es incapaz de Reconocer-Se en el RESTO, no sólo de la Creación misma, sino del resto de todos los HUMAN@S.

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s