El Cosmos, algo más que Materia

Me hizo sentir bien, por qué no admitirlo, saber que están de nuevo re-transmitiendo por la tv la serie Cosmos de Carl Sagan.

Digo eso porque hace ya muchos años que renuncié a tener eso de la “tele”, la última que estaba en esta casa de alquiler les dije que se la llevasen, y así fue: se la llevaron. No deseo tele ni en pintura, aunque, por curiosidad, mientras estuve ayudando a unos abueletes en su casa, me fijaba en que estaban dando lo mismo que hace veinte años atrás o más o peor… En fin… un agggfffssscoo auténtico.

También, por curiosidad, a pesar de que seguía el programa de Iker Jiménes en Milenio 3, no me enteré (por lo visto soy el último mono planetario) de que lo iban a dejar de transmitir. Bueno… la verdad, tanta coba y autocoba de ellos hacia sus milenarios a veces hartaba y me iba de uno a otro lado,… bueno eso lo hago siempre que hay esa oportunidad, o si no… ya ni caso: a mis antiguas costumbres de antaño: tele cero = radio cero. Sólo escuchaba la radio en las noticias cuando me interesaba, y sobre todo para saber si iba a haber alguna ciclogénesis explosiva que me impidiese salir campo a través con mi viejo Patrol de color blanco, como el de la vieja guardia civil. Me pensaba yo que los modernos todoterrenos eran también unos superpotencias y que podían más que mi viejo Patrol… nada más alejado… lo que hace potentes a esos cuatro por cuatro es esa absurda “seguridad” de quienes los conducen, que se creen que pueden con todo, por eso, milagrosamente, también salen de muchas como si nada pasase… claro.

Lo de Iker Jiménez viene porque a pesar de todo, lo que reconozco es que faltan PROGRAMAS similares que toquen “cosas” paralelas,… la verdad, últimamente, y ya agotados todos los “misterios” se habían decantado casi todos por eso de los “fantasmas”… un auténtico bardo de aburrimiento, como eso de los lectores del futuro astral o cartológico y que te aseguran que tienes un ¡¡muerto en el lomo!!! Vaya, no viene a ser eso precisamente,… no dudo que existen los “fantasmas”, lo triste es llamarles eso: fantasmas… Lo que ocurre es que esos vaciadores álmicos del bolsillo te aseguran que tienes un muerto, o varios, vaya, fantasmas cojoneros en toda regla que te fastidian la vida… cuando en realidad es otra cosa… Y de lo que estoy segura es de que las artes que usan algunos, en toda regla, es de lo más, cuando no, efectiva. Sí, hay que reconocerlo, somos manejadores de “energías” cuánticas, las más de las veces en forma peligrosa y negativa, o sea para maldecir, chafar, mandar cosas feas, vaciar-nos de energía positiva, hacer agujeros en nuestra Aura Cósmica protectora, etcétera… Pero éstos, también tienen que saber, como diablos cojuelos que son, que eso que hacen pronto les será devuelto, cuando no anulado porque son unos desarmados y descerebrados totales que lo único a que aspiran es a aspirarte de la cuenta bancaria (claro, ellos se lo buscan, me refiero a los acudientes). Y es que, en realidad, eso de “hermanos cósmicos” por aquí, en este planeta como que no hay demasiados, sobre todo cuando van disfrazados de algo y se autotitulan demasiadas cosas, cuando las más de las veces hasta absurdas. En fin, dios me libre de enfrentarme a ellos, ya que son entidades físicas-mentales más peligrosas que los mismos fantasma-muertos que nos pueden rondar por ahí al lado.

Programas, lo que se dice “programas” que hagan realmente aspirar a un Cambio en esta Humanidad, como que no hay, muchos de los que hay se disfrazan de algo, muchos otros sólo persiguen medios… en fin… toda una caterva enganchada en el ciclo de la rueda mundana que deja mucho que desear. Pero sí, la verdad, hacen falta programas de esos, que, aunque sean “malos” o quizás no muy buenos ayudan, de alguna forma o sentido a que el Ser Humano pueda contemplarse a Sí mismo desde otra vertiente que no sea la mundana. La ilusión de este mundo tan terrible como catastrófica y depredadora no deja lugar a cosas que, al igual que él, no aspiren en su mismo sentido y marcha… Luego está el sentido de “comercial” o no comercial, si tiene o no mucha audiencia.. Claro… lo que nos da Qué Pensar no suele tener mucha audiencia, por eso mismo: porque da qué pensar,… y pensar, lo que se dice pensar, muchos no desean ni que les roce su mínima neurona en funcionamiento: es decir, muchos apostarían para que les colocasen un ordenador en la cabeza que les hiciese funcionar el cuerpo, y, por supuesto, que no les diese eso: dolor de cabeza.

Pero la Naturaleza, la Creación, Sabia toda Ella, Inextricable como poca o ninguna, es cuando no in-copiable (digo copiable, no emulable), y de eso ya sabían un rato los Antiguos Alquimistas, los Primeros Sanadores, los Primeros Curanderos, los Primeros Chamanes… hasta que derivaron en sacerdotes religionarios, médicos de familia y psiquiatras y más suavemente: psicólogos de a bordo.

Bueno, entonces, ¿cómo convencer a una Humanidad, tan perdida ella, de que existe algo más que su mísero ombligo? Pues bien, hace ya muchos años atrás, much@s se empeñaron en eso: es más llegaron tan lejos que hubo un tiempo en que hasta se daba por supuesto que había y venían marcianitos de Marte, y que pronto íbamos a ser testigos y viajeros turísticos en naves espaciales (no voy a llamarles extraterrestres, me parece algo absurdo), en naves cósmicas… se imaginaban, en fin, que pronto íbamos a tener auténticas ciudades-vergel allá arriba, en el Cosmos insondable… En ese Cosmos tan desconocido porque les interesa que lo poco que saben no se conozca o se dé poco a conocer. Es más, lo último que creemos “saber” de esos otros “seres” cósmicos es que nos están manejando, chupando las energías,… en fin… en fin… toda una soberana estupidez también perteneciente, cómo no, a quienes intentan manejar a una inmensa masa humana que, por supuesto, siempre se va a decantar por lo más horrible, por lo más siniestro, por lo más plausiblemente parecido a nosotros, que, si no estoy equivocada, tal vez sí seamos eso: una especie en vigilancia por beligerante, porque no conocemos ni la suela de nuestros zapatos y que cómo no, estamos totalmente dispuestos a cargarnos este Planeta y largarnos, tan felizmente, a otro para proceder a más de lo mismo: que si chinos, japoneses, n-americanos, eurobancos (a este paso pronto dejará de existir europa para ser sólo un banco-central-europeo con salida a bolsa), centrales nucleares, valores en bolsa, bancos, políticos… en fin toda una caterva innumerable de cosas realmente raras, raras, raras… raras… raras… raras…. ….. …. Que no tienen ABSOLUTAMENTE NADA QUE VER CON TODA LA EXISTENCIA, CON LA CREACIÓN, por dar alguna definición.

Sí, ya era hora de que alguien rescatase aquella vieja serie, que no sé en qué formato os la van a dar si en quesitos o en formato ensalada, es decir, adobada con otras cosas que son correlativas y nuevos descubrimientos.

También me pregunto si esto no es otro lavado de olla de esos que nos hacen expréssss para prepararnos para los próximos desembolsos que se van a hacer, tan finamente, para ir a “construir” una ciudad, por fin: MARCIANA. Candidatos no le faltan, no. No sé si es que son extremadamente atrevidos-valientes, descerebrados, o que, realmente, esto de aquí abajo les aburre tanto que prefieren ir a morirse allí en vacío cero al lado de una roca marciana… No, realmente no lo sé… Porque sí, gracias al Creador tenemos que haber de TODO.

La crítica de esto es que me parece tan execrable esto que estamos haciendo aquí, en la Tierra, que trasportar esta mierda de modelo (con perdón por la claridad de la palabra) a otro planeta, no creo que vaya a funcionar. Vaya, no lo creo… por lo menos de aquí hasta doscientos años… Porque en ese lapsus, si no hemos desaparecido como especie, es probable que los que queden sí que realmente estén preparados para esa otra gran AVENTURA CÓSMICA DEL CONOCIMIENTO.

Y llamo Aventura Cósmica del Conocimiento en toda Regla a esa opción a la que deberíamos de tener acceso TOD@S y, que de hecho, creo que funciona en más de un mundo-modelo en alguna parte del Cosmos; porque si no funcionase no hubiésemos tenido jamás “visitantes” cósmicos, “padres” urbanitas ni dioses con mala leche que de un plumazo han barrido el cocido de una humanidad incipiente pero enferma en su forma y que no encuentra su auténtico Centro o Sentido del Ser.

Sí, el Cosmos es algo más que Materia. Algún día estos sabios, de ahora, que nos han inculcado que existe la antimateria, tendrán que admitir que eso de “antimateria” no es tal sino que de lo que se trata es de la No-Materia. Es tan “bonito” pensar que hay pasillos de “antimateria” como agujeros de gusano que te llevan a alguna otra parte como, bajo mi pobre sentido común, la teoría de un idiota. No, esos campos son otra cosa (de momento no medible) y no tienen nada que ver con los “agujeros negros” que llaman de anti-materia.

En una palabra: donde existe la Existencia también existe la in-Existencia y que esto que aquí estamos dados en llamar la Transmutación, no rige por igual en todos los sistemas de la Creación.

Pasar de la Materia a la Energía (como primer paso de evolución) nos va a costar el Esfuerzo de Ser Humanos, sí, un gran esfuerzo, pero para eso el dios Cronos tiene a su disposición una gran cantidad de “Tiempo” ¿o no?

En el interín es probable que podamos ser borrados de nuestra Granja-Escuela-Gea. Pero no porque no seamos los cerdos gratos a su paladar… no… sino porque hay algo que no deseamos que cambie… Cambiar da miedo. La muerte da miedo. El VACÍO sí debe dar miedo, de momento, y es probable que muchas almas vayan a ese total Vacío. Fuimos creados a imagen y semejanza e igual que nosotros desechamos la energía que no llegamos a consumir, la Creación hace más de lo mismo, desecha aquello que no le es útil para el Conjunto de la Creación Entera.

No, no somos víctimas de marcianitos extraterrestres… Pero ahí habría que entrar en cauces de Filosofía, porque aquí al “pensar” le llamamos “filosofar”… Y sí, hay más verdades en todo lo Antiguo que en lo que ahora se nos declaran como “verdades” que no son más que falsedades vestidas de medias tintas porque han salido de pruebas de laboratorios.

¿Iremos evolucionando? Depende de nosotros, totalmente, pero mientras sigamos amarrados a estos viejos y arcaicos sistemas de poder en toda su dimensión: podemos cambiar de trajes, de modelos de autos, de modelos de vivienda, de forma de comer… pero seguiremos siendo los mismos: porque somos los mismos de ahora que de hace cuarenta mil años atrás. Sólo que ellos sabían que debían de respetar a la Madre y debían de dejar sus “señales” para las generaciones siguientes… Y así lo hicieron. Nosotros en nuestra total IGNORANCIA encima les hemos tachado de arcaicos y de seguidores de costumbres absurdas.

Me pregunto ¿no es acaso esto que estamos haciendo ahora más absurdo que lo que ellos hicieron cuarenta, cincuenta mil años atrás? ¿Qué diferencia existe entre un ritual de sacrificio y entre el sacrificio ritual conmemorativo que usamos hoy en día? Sí, sin lugar a dudas somos más arcaicos, más choperas, más ignorantes que nuestros Sabios Ignorantes de hace cuarenta, cincuenta mil años atrás.

Con un puñal de certidumbre clavado en la frente:

AHORA TENEMOS LOS MEDIOS PARA DEJAR DE SERLO

¿LOS USAREMOS?

Lo que es mejor o peor: ¿los usaremos en la forma Adecuada?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s