Tengo que admitirlo. Manifiesto.

Un Manifiesto es una Declaración de Principios, estos, en parte, son los míos, quizás también lo sean Vuestros, pero para eso, supongo que tenemos que estar un poco más allá del más acá, incluso de tanta filosofía barata y de “creer” que participamos en algo, sobre todo esta lanzadilla de a-miles que creen “despertar” por el simple hecho de lanzar algunas elucubraciones en internet. Espero, no ser tampoco de ese tipo de Personas-Apariencia. Por tanto creo que quizás os sirva de algo mi “declaración de principios humanos en este mundo”.

** *** **

Tengo que admitirlo:

Sólo me siento feliz y en armonía con el Todo
cuando reconozco lo que NO soy:

  1. No soy inmortal

  2. No soy nadie “importante”

  3. No soy “superior” a ningún otro ser de la Creación

  4. No soy una diplomada

  5. No soy la careta ni el perfil de ninguna profesión

  6. No soy rica

  7. No soy joven

En definitiva No SOY ninguna Apariencia (o eso espero), porque lo mejor de haber nacido en esta Existencia, o, probablemente, en alguna otra: ES NO SER NADA.

No ser Nada que no sea aquello para lo que FUI CREADA.

  1. Soy Mortal.
    Aunque me regalasen la inmortalidad… aunque pudiese “pagarme” una hipotética inmortalidad no la quiero ni regalada. Porque fui Creada para ser Mortal y en la división de mi Ser Mortal y de mi Ser Esencial radica toda la ETERNIDAD. Reconocerlo me entrega a la Paz de la Eternidad. No deseo, pues ser inmortal: no soy inmortal.
  2. No soy nadie “importante”.
    Ser alguien “importante” me llenaría de vergüenza moral y de una sensación indecente, porque ser “importante” significa estar siempre por encima de “alguien”. Renuncio a esa condición. No la deseo ni regalada ya que el ser “importante” no me concede ninguna satisfacción ni sabiduría con respecto a mi Existencia. Ser alguien importante significa que nos consideramos “algo”. Y… realmente, realmente… NO SOMOS ABSOLUTAMENTE NADA. Reconocerlo me entrega a la Paz de la Eternidad, y la Eternidad es inabarcable, no eso de ser “alguien” en un limitadísimo tiempo y espacio donde no Conocemos ni Reconocemos en nuestra ceguera, nuestra auténtica Esencia.
  3. No soy “superior” a ningún otro ser de la Creación.
    No soy superior en ningún orden de mi estructura a ningún otro Ser de la Creación, simplemente soy distinta a algunos y similar a otros cuantos, esto no me concede ningún privilegio, absolutamente ninguno sobre ninguno de mis congéneres, sean de la forma o especie que sean.
    No me considero pues ni más superior ni más inteligente ni más afortunada que ningún otro ser que vibra en esta Existencia. El reconocerlo me lleva hasta el plano de la Paz de la Eternidad. La Eternidad es el re-CONOCIMIENTO de que TODOS formamos PARTE DE UN TODO. No existe pues, ningún tipo de superioridad. No la deseo ni aspiro aunque me la presentasen en bandeja de oro y en alfombra dorada hacia un trono en el Taj-Mahal. Reconocerlo interiormente me hace Sentir que vibro en la Abundancia de toda la DIVERSIDAD, y esto me remite a una Paz semejante a la Eternidad misma. Esa Eternidad que nos es inaprensible pero que podemos palparla cuando somos Parte de ese Todo porque sentimos que somos la Eternidad misma.
  4. No soy una diplomada.
    No tengo títulos relevantes que me confieran ninguna superioridad mandante sobre otros. Los títulos de la Sabiduría no son administrados a Nadie. Nadie puede obtener un título de Sabio ni de Conocimiento… con lo cual cualquier título o titulado no representa más que el que no lo es y no tiene nada al respecto. La Sabiduría está inscrita en la Creación misma… y a ella me Remito… No he encontrado MAYOR SABIDURÍA que es la Creación misma. Su Inteligencia es tan infinita que cualquier título no haría más que darme una absoluta y aberrante vergüenza Humana. No, no soy titulada ni quiero títulos… Esto no significa que no haya estudiado, no significa que no estudie en la Vida misma, no significa que no Observe en la Creación su Magnificencia. No tengo Mejor Maestro y Maestra que es la Naturaleza y toda la Creación. Lo que lamento en este mundo limitante es que no tengamos ni se nos dé Acceso a la Sabiduría… porque profesores, seguramente hay millones, millones de ellos que no enseñan sino lo que se les ha enseñado y eso es la enseñanza de la limitación y del desconocimiento.
    Reconocerlo me da la Paz infinita de saber que puedo encontrar un Maestro hasta en un Escarabajo o en un Pájaro o en una brizna de Hierba. El Saberlo me hace estar en la Armonía perfecta de la Eternidad y de su Felicidad infinita.
  5. No soy la careta ni el perfil de ninguna profesión.
    Mi Espíritu Dorado me libre de considerarme “tal o cual”. Me parece que es totalmente aberrante que un ser humano diga que es “médico” o “profesor” o “mecánico” o “panadero” o “político”… Esto son sólo profesiones o dedicaciones. Lamentablemente, han arado tan profundo en la limitada mente del ser humano que hemos dado en llamarnos a nosotros mismos aquello que no somos, simplemente porque lo “practicamos”. No existe mejor dignidad que es la de Colaborar con el Resto de la Humanidad con AQUELLO QUE MEJOR SABEMOS HACER. Tristeza me produce que encima, te limiten para aquello que no sabes y no quieres hacer. Hacer Bien Sale del Alma, de nuestro Alma, Joven o Vieja… no importa. Hemos venido a aprender con nuestras manos y nuestro cuerpo, y a partir de ahí poder abrirnos como las ramas de un árbol. Un árbol fresco y eterno que ofrece lo MEJOR DE NOSOTROS MISMOS. No, no soy ninguna profesión en concreto. Es más, creo que puedo serlas TODAS, si me dedico a ello. Puedo ser una empleada de hogar, una oficinista, una dibujante, una artista, una cocinera, una camarera, una dependienta, una escritora, una madre… una… una… una…
    No, en fin, definitivamente NO, no soy nada de todo eso porque DEFINITIVAMENTE PUEDO SERLO O ACTUAR COMO TODAS ESAS PROFESIONES. No importa. Porque con esos títulos lo que hacen es limitar y separar a los seres de su auténtica ESENCIA. No, definitivamente no somos ninguna profesión. Somos solo Seres Humanos. Reconocerlo me hace sentirme en esa Total Armonía con la Creación y entrar en el Sendero de la Paz Eterna donde no reside absolutamente nada y donde reina el TODO. Cada Partícula de la Creación se Sacrifica a Sí misma para poder formar PARTE DE ALGO DIGNO: puede ser el fuego, el agua, una piedra, un ser Vivo… una pequeñísima parte de cualquier Creación de la inabarcable EXISTENCIA.
  6. No soy rica.
    No, no soy rica, es más soy tan pobre que hasta paso necesidades. Pero estas necesidades no me abruman. Estas Necesidades me llevan al Conocimiento de que cualquier “necesidad” es casi irrelevante, aprendida o impuesta. Sí, cualquier Necesidad nos viene entregada, con condiciones, a partir del medio donde nos desenvolvemos. Hay grandes cantidades de mentiras y por lo tanto de manipulación en eso de las Necesidades. No, no soy rica, pero tampoco despreciaría serlo hoy en día, para re-dimensionar el auténtico valor de eso que significa “tener”. Aunque si lo tuviese de golpe, reconozco que lo diversificaría tanto que al cuarto de hora dejaría de ser “rica”. Y no me refiero a dilapidar eso que se llama riqueza material o dinero…. Creo que lo colocaría allí donde realmente tiene que ir y estar… esto lo dejo para el proceso imaginativo de cada cual, yo el mío lo tengo muy claro. De hecho, creo que en esta existencia, escogí nacer “pobre” y eso de la “riqueza” material hasta me provoca como una picazón, un rechazo de “no, no, no, por favor, no lo soporto… QUIERO IR AL AIRE LIBRE, QUIERO RESPIRAR OXÍGENO”.
    Reconocer que no hay más Riqueza que es la misma Existencia y que soy rica por el “mero” hecho de “haber nacido” me hace sentirme tan en paz conmigo misma como con toda la Paz de la Eternidad. Sólo Deseo la Riqueza del Amor, ese Amor impalpable… ese Amor inabarcable… ese Amor que se sacrifica para ser cualquier cosa y que se sabe que es Nada porque es Parte del Todo.
  7. No soy joven.
    Reconocer que ya no soy joven, que entro en la etapa del declive hasta, casi, casi, me hace sentir feliz porque un día u otro se dará por concluida esta etapa, este Paseo en el tiempo. No soy joven… pero reconozco que tampoco soy vieja. Es más me autorreconozco como un Ser Sin Edad que habita un Cuerpo físico. Nací con una Latencia. No sé si he adquirido más sabiduría o no en esta existencia… porque reconozco que es un mundo físicamente muy duro, un mundo que trata de que las flores no fructifiquen y que la Existencia no Brille. No sé si he actuado todo lo mejor posible en mi existencia, pero eso sí, siempre lo he hecho con mis criterios, erróneos o no… y supongo que en contradicción las más de las veces con las normas de este “mundo”. Este mundo el cual me parece tan denso como petrificado y que no deja ni respirar, ni vivir, ni alcanzar la sabiduría ni reparte equitativamente, por supuesto, cualquier cosa notable que alcanza como sociedad. Es más, lo abate egoístamente y sólo reparte mediante intereses aquello que le interesa que llegue al resto. No, no me considero un ser de ninguna edad determinada, reconozco, eso sí, que ya no soy joven y que pronto mi etapa culminará. El saberlo, el entender que no estoy atada a nada, ni siquiera a mí misma, me hace sentirme sólo Esposa de la Eternidad misma…. O Esposo… porque eso de la cualidad “sexual” no está inscrita en la Creación, sólo corresponde a nuestras bajas normas morales que dividen en sexo, edad, títulos diplomativos, posesiones, razas,… etc., etc. y esto es tan limitativo que sentirme dentro de esta vibración no sólo me daría vergüenza, sino que no lo admito… porque estas vibraciones tan bajas no tienen clasificación en la Paz Eterna.
    Doy gracias pues por re-Conocerme sólo como un ser que vive su Existencia… es más… que reconoce que eso de la “edad” no lleva en sí ni más sabiduría ni más calma ni más apreciación, salvo aquella que haya puesto cada Ser con su Esfuerzo para llegar a eso: a ser más sabio, a tener más templanza y a saber apreciar que NO SOMOS NADA… QUE NO SOMOS ETERNOS… QUE NO TENEMOS NINGUNA RIQUEZA y que somos pequeñas partículas que sólo PODREMOS LLEGAR A SER FELICES EN EL AUTO-RECONOCIMIENTO DE LA ETERNIDAD MISMA. Claro, esto implica mucho sacrificio: el SACRIFICIO DE NO SER NADA para serlo ABSOLUTAMENTE TODO.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s