El capitalismo como origen de grandes males

Si bien el capitalismo en su tiempo fue fundamental para arrancar a la Humanidad de un estado de “atraso” colectivo, ahora es el Tiempo, ahora es la Hora de Tiempo en que el capitalismo deje de ser el imán-atracción.

Sé que muchos estáis pensando ¿de qué va esto?, o que “estoy delirando”… pues no.

El capitalismo fundamentalista fue necesario en su Tiempo para que nosotros, como Colectivo, como Humanidad diésemos los pasos necesarios en el llamado “progreso”. Muchos ya ni lo recuerdan, sobre todo los más jóvenes, que, puede que, hasta incluso, crean que eso de los ipads, eso de los “wasaps”, eso de los vídeojuegos, eso de las películas 3D, eso del pollo envuelto en porexpán como si fuese una vianda en sí misma y no extraída como origen del sacrificio de un animal, que eso que…, en fin, hasta ha dado lugar en estos tiempos grises de moribundez capitalista, haya llegado hasta límites de moving entre los escolares jóvenes y no tan jóvenes… porque “creen” que lo que ahora disfrutan muchos, lo que ahora tienen muchos: móviles con súpercámaras con las cuales grabar, hasta incluso, los actos más crueles y vejatorios…, que esos “móviles”, que esos ipads, que esos adelantos… pues han existido desde siempre y que quien no los tiene, pues sencillamente son unos miserables o unos soplaperros o unos comegarbanzos o unos comemocos… ¡en fin! En estas estamos,… Pero, pero,… esto es sólo una parte de esta parte del documental de estos tiempos. Sí, vamos a llamarle “documental” que no película, porque vamos a preferir, de ahora en adelante, a que las grabaciones sean Sinceras, sin recovecos, que expongan como documentales y no como “películas” ilusorias, la triste realidad para muchos en estos Tiempos.

Papá capitalismo fundamentalista en sí mismo se autorrecreó como el dios mismo que creó en Siete Días, para dar-se a sí mismo el lujazo de pertenecer a algo nunca conocido: el avance sagrado del materialismo… el “triunfo” de lo material sobre la Materia Madre, a la Cual siempre, por otra parte, temieron más que a un piojo gigante con ochenta patas y con bocachupasangre de todos nosotros.

Bueno… nada más lejos… ni nada más cerca que todo eso.

El capitalismo fundamentalista fue necesario. Y fue necesario, por eso no cabe “odiarlo”. No caben ya tampoco más divisiones entre “clases”: obreros y empresarios, empresarios y obreros, empoderados y soplapollas, directivos salidos de súper escuelas con sus súpermásteres diplomatorios, directivos coachings, directivos de ésos de “usted lo puede todo porque usted es dios mismo y puede poner el collar a los perros y apretar la zapatilla sobre el cerebro de los miserables empleados, que por otra parte son miserables porque son soplapollas y flautaperros, faltos de cultura, faltos de dinero y que por cuatro chapas lamen el culo allá donde sea preciso lamerlo.

Bendito, pues, capitalismo fundamentalista que nos diste en su momento los avances precisos… porque, reconozcámoslo: sin unos grandes alicientes ¿se hubiesen movido los grandes capitales? Respuesta: NO.

Así, muchos ideadores, muchos inventores y plagiadores corrían tras los calzones de los capitalistas para que les diesen sus apoyos dinerarios. El resultado concurrió en que se fueron estableciendo las grandes bancas, que viendo el gran chollo corrieron a financiar esos grandes avances que iban a hacer de este “mundo” algo singular, algo sin precedente.

Así fue. Pongamos por ejemplo que el bueno de Tesla fue relegado por su competente en la carrera, quien se llevó todas las medallas y glorias porque vendió bien su producto al capitalismo padre. (No te olvidamos, TESLA.)

Pongamos, por ejemplo, que fueron tiempos en donde las sincronías de los grandes inventores se dieron, y éstos salían como pulgas bajo las alfombras: las oficinas de patentes se llenaban de nuevos artilugios con los cuales hacer no sólo menos miserable nuestra vida, sino que nos iba a convertir en dioses del sistema solar y unos cuantos planetas más allá.

Se inventó, patentó y distribuyó la corriente eléctrica permanente para que llegase a todos los hogares (bueno, a todos no, todavía hoy en día). Se inventó el gramófono que, como por arte de “magia”, nos daba sonidos grabados, como esos sonidos fantasmales que sólo se podían recoger en ciertos lugares y en algunas piedras. Se inventó el teléfono, para terror de todas las brujerías ancestrales… Se inventó el frigorífico, la lavadora, la televisión, luego el teléfono inalámbrico…. Luego INTERNET.

Y me olvido de algo muy importante: SE INVENTÓ ALGO QUE IBA A “ANULAR” (casi) LAS DISTANCIAS. Primero fue el ferrocarril, basado en los carruajes de caballos. Se apartaron pues los caballos y se colocó algo más rápido y efectivo: una máquina potente tirada por combustible. El combustible primero fue el carbón… Luego vino el gasóleo… luego vino la electricidad.

Un poquito más tarde, sólo un poquito se inventó el coche, o sea el carruaje que no iba a ser tirado por caballos o bestias. Esto ya fue el colofón.

A partir de todo esto se fueron modificando los vehículos marítimos: los barcos ya no iban a vela y soplaviento, sino que fue también su buena caldera de carbón la que sustituyó la vela.

¡Ay prodigiosa humanidad! ¡Quién te vio y quién te ve!

Pero… claro, como todo… Como todo lo que se origina como un gran bluff donde no se miden las consecuencias… Estamos al borde del mismo PLAF, y a hacer puñetas.

Las energías alternativas no terminan de cuajar porque hay muchos intereses dinerarios de por medio: los intereses del gran papá capital que desea, ante todo, que sus hijos le sigan dando el alimento. Sino ¿de qué ni para qué van a invertir ellos?

Las energías alternativas baratas que se decantaron en su momento por un algo sumamente peligroso y difícil de controlar: LAS NUCLEARES. No basta señores, con enterrar la porquería… porque esa porquería dura cientos de años y mata, destruye. No basta con enterrar la porquería en búnkeres porque si a mamá Naturaleza le da por dar un crujido nos vamos a enterar todos de lo que vale un pepito con un pan. Para botón Japón, y para colmo valga que como Pilatos se siguen lavando las manos y las neuronas para seguir incidiendo en más de lo mismo porque el sistema… el sistema así nos lo han instaurado. Bueno, señores, si yo fuese de otro planeta, en realidad os diría ¿PERO SOIS TONTOS DEL CULO?

La respuesta está en que más que tontos del culo siempre se han considerado muy “listos”, ¡vaya!: con el bastón de mando en una mano y con el bastonazo del mandamás en la otra.

Su sentido del EgoÍsmo no tiene límites, es tan radical y desmesurado que jamás pensaron en los demás, por supuesto que jamás pensaron en la Tierra Madre, en todos los Seres Vivos,… es más nos hicieron creer que éramos únicos en el Suelo planetario, y que, como algunos creyeron interpretar de la “biblia”, todo nos pertenecía para nuestro lujo y evitar el sudor de nuestra frente.

Sí, el EgoÍsmo no tiene límites y crearon buenas escuelas, se fundamentaron leyes de buena regencia con las cuales gobernar los grandes núcleos-nicho residenciales. Para ello se fue “informando”-haciendo creer a los “obreros” –que primero eran unos simples soplaperros que incluso dormían y habitaban en los mismos suelos de las mismas grandes fábricas-madre primerizas del fundamental capitalismo para el desarrollo y progreso de la sociedad, de las naciones, de los continentes–, que ellos mismos eran parte fundamental del gran desarrollo y estatus de un bienestar social. Para ello se fue/nos fueron haciendo creer que éramos el desarrollo y progreso mismo. Porque, además, para qué negarlo: somos como los piojos adheridos al sistema del cual nos alimentamos. Porque, para qué negarlo: la matriz se ha nutrido con embeleso de sus “hijos”-piojeros: nosotros.

La gran Pregunta: ¿hacia dónde nos lleva todo esto? Pues está claro que a ninguna parte, porque parte-ninguna significa el FIN. Porque el parasitismo lleva en sí a que tanto el parásito como la matrix mueran los dos juntos.

Sí, TODO UN DRAMA.

Pero vamos a ver la parte buena de todo esto. La parte buena es que ese capitalismo fundamentalista fue necesario en su momento para llegar a logros “materiales” que nos permitiesen conocer que hay cosas grandes que podemos HACER… Así, entre nosotros, la cantidad de Semillas Humanas con grandes cerebros privilegiados son innumerables, pero el capitalismo piojero les impide que esos “progresos” salgan adelante,… porque… porque el sistema en sí mismo se ha parasitado y nos ha convertido en parásitos.

Creo que debe ser el principio del Fin de todo esto. Esto fue necesario en su momento: YA NO.

Ahora DEBEMOS encontrar el Equilibrio que nos haga, de verdad, Evolucionar como Especie. No se trata ya de que ese sistema arcaico y Egoísta arraigue hasta la destrucción. Creo que los avisos están dados y tod@s somos Conscientes de ello.

De estúpidos es que ahora vengan con el lema de que “hay que Salvar la Tierra”… ¡por Favor! A la Tierra no hay que salvarla de nada, salvo de nosotros mismos.

El capitalismo fundamentalista debe ir retrocediendo. El Egoísmo que hizo en su momento poner en marcha esa maquinaria, debe, ahora, sencillamente desaparecer para dejar paso a la nueva Humanidad. Una Humanidad más Consciente, llena de Conciencia, pero carente de EgoÍsmos. Una Humanidad que va a necesitar SABER que debe ir toda unida, en un conjunto.

Que no vengan con historias arcaicas de falso sello de “comunismo” o de radicalismo de izquierdas o de populismos, igual que usaron antes los sellos de “proletariado”. No, por favor. Ya no es cuestión ni de izquierdas ni de derechas, ni de comunismos ni de dictadores asesinos…. No, por favor, basta ya de clasificaciones arcaicas que lo único que pretenden es seguir enraizando por su arma favorita: EL SEPARATISMO y EL MIEDO.

No, ya no es cuestión de políticas y sus sellos y banderas, sino de Corrientes Humanas unidas por el Gran Bien Común que a todos nos PERTENECE.

Logramos en este siglo pasado (realmente una miseria de tiempo, un lapsus irrisorio) llegar hasta donde antes jamás llegó la humanidad: Fuimos capaces de saber que pertenecemos a un inmenso sistema Solar, de ver-nos desde fuera a través de satélites; capaces de viajar por los aires; capaces de viajar (en cortas distancias) hacia el Cosmos; capaces de hablar-nos a miles de kilómetros de distancia; capaces de visualizar-nos a miles de kilómetros de distancia; capaces de crear grandes redes transportadoras de agua potable, de energía… ¿qué más?

No es cuestión de volver a lo “arcaico”, por decir algo, porque nuestros Antecesores merecen el Respeto debido: Ellos sabían vivir en frecuencia y armonía, sino, nosotros no estaríamos aquí. Pensadlo: si ellos hubiesen hecho lo que ahora estamos haciendo nosotros, nosotros NO ESTARÍAMOS AQUÍ, AHORA.

Es cuestión de ENCONTRAR EL EQUILIBRIO Y LA ARMONÍA entre nosotros, el resto de Seres Vivos y el Planeta Entero, que está totalmente vivo; Armonía entre nosotros y todos los Elementos. Encontrar el equilibrio de nuestra pequeñez con la Inmensidad de toda la Creación y del Cosmos Entero.

Sé que todo este proceso está siendo más que seguido de cerca y de lejos por los intereses fundamentalistas, y que la matriz materialista que sujeta a sus criaturas parásitas se niega a dejar FLUIR. Sé que siguen existiendo –porque así intentan nutrirlos para sus defensas–, los separatismos entre los HUMANOS.

Bien, primero hemos de entrar de lleno en frenar esos separatismos de todo tipo. Es difícil, lo sé… Es muy difícil pero no imposible… en Absoluto. El único Absoluto lo marca algo SUPERIOR A NOSOTROS, y éste puede ser muy bueno y lleno de Amor, o muy indiferente (acaso lo podemos llegar a ver, bajo nuestra mirada, como cruel) llegado el momento, respecto a nosotros como colectivo Humano y especie.

Nuestra es la elección. DESPERTAR es nuestra Obligación. HACER, es más que una obligación, la parte que tenemos que hacer, para Hacer posible una nueva Humanidad Reinante con el Equilibrio y Armonía: la sucesora. Nuestra Sucesora.

En ello hay implícito demasiado: creedme, no se trata de comprar o vender nuestra Alma ni a un karma ni a un cielo ni a un infierno. No hay que tener MIEDO.

Sea lo que sea y fuese como fuese nuestra vida nadie la va a poner en un sobre de correos y la va a llevar ni a una nave interplanetaria ni a un planeta-Edén inexistente.

Estamos donde estamos, en el momento preciso para que TODO ESTE PROCESO SEA POSIBLE.

El avance más allá de nuestra concisa y ortodoxa y materialista ciencia actual nos llevará hasta límites impensables más allá de nosotros mismos, una vez se rompa la barrera y empecemos a comprender con nuestro limitado sentido común todo lo que nos envuelve, todo de lo que estamos Construidos y de qué forma interactuamos entre Nosotr@s, con el mundo, con el Planeta, con el resto de Seres Vivos (Animales, Vegetales, Minerales y demás Elementos que son nuestra Leche de Vida), con el Cosmos más cercano y con el Cosmos más Lejano. Interactuar también con las Formas No Visibles pero sí manifiestas, crean o no unos pocos o demasiados muchos.

El Fin toca la gran Puerta del Principio. Tras ella esperan y esperamos Ansiosos, pero sin angustias, unos cuantos miles, millones de Seres Humanos. Somos much@s los involucrados en el Escalón hacia arriba del nuevo Progreso Evolucionario.

En pocos años veremos grandes avances. Para que éstos sean “reales” se ha de desestructurar el viejo capitalismo egoísta. El capital, entendible como base material que dé paso y puerta a esos impensables Avances, ha de ser Necesario, Preciso.

Y, porque,… además:

NADA NOS LLEVAMOS DE ESTE “MUNDO”.
NADA NOS LLEVAMOS,
SALVO EL AMOR QUE HEMOS DADO,
EL AMOR COMO SEMILLA
QUE ARRAIGA EN LA TIERRA INFINITA
DONDE TODO SE ESPARCE.
EL AMOR CREARÁ, ATRAERÁ, TRAERÁ Y LLEVARÁ
FINALMENTE LA CONSCIENCIA CRISTAL
DE LA NUEVA HUMANIDAD.

Hay que ver desde otro Prisma, desde otra Luz todo lo que nos envuelve y todo lo que nos Resuena por dentro, como la Campanita de Luz Cristalina que nos llama, de verdad y en verdad, hacia un nuevo latido: un nuevo Corazón sin egoísmo.

El egoísmo termina por destruir.

El Amor CONSTRUYE y es infinita SU LABOR DE CREACIÓN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s