No entiendo este “mundo”. ¿Vosotros sí?

La confusión arrasó desde que fue arrasada la Torre de Babel.

La Puerta de Dios se giró para ser cerrada definitivamente. “El”-Significa Dios. “Bab”-Significa Puerta. Dios quedó sellado tras la puerta que la humanidad cerró para apartarlo de su egocéntrica vida.

¿Desde cuándo reina la confusión y la oscuridad en la Humanidad?

Me es difícil esgrimir o llegar a la conclusión de que la Humanidad siempre ha sido “mala” y egocéntrica. Me es muy difícil.

De hecho, en los tiempos actuales es cuando más se denota el aislamiento de los humanos. Cada uno en su caja de cartón cerrada a cal y canto. Viven y mal viven como entre núcleos de “familiares” y “amigos”. El círculo es realmente muy cerrado. Pero es más: está tan cerrado y tan viciado que no entiendo este burdo aislamiento, esta cerrazón a cal y canto.

Es como si al caminar por las calles tuvieses que ir esgrimiendo un cuchillo invisible para poder ir abriéndote paso entre las densidades que no nos son visibles pero que se perciben. Y se perciben en esos rostros grises. En esas prisas, quizás hasta en esos empujones… Se percibe en que todos sólo están consigo mismos y no parece y no quieren darse cuenta de que fuera de ellos hay millones de humanos más similares o idénticos entre todos. ¿Nos vamos a engañar?: esa es la “razón” que esgrime la cultura actual: la disección entre listos, inteligentes, tontos, avispados, o el “o tú o yo” (sólo uno podrá sobrevivir de los dos) .

Es un castigo que todos ocultan porque, la verdad, luego por ahí se ven las auténticas angustias, depresiones, enfermedades, peleas, maltratos, robos, crímenes,… … en fin, todo un rosario de auténticas cosas “buenas” y “normales”. Parece ser, que esto es lo más común en un mundo como éste.

Es más, y para terminar de confundirlo todo, se ha dado en llamar Mundo al planeta entero. Confundimos nuestro Planeta-Madre con la palabra “mundo”. Creo que en esto estaban algo más avanzados nuestros antepasados de la Edad Media.

No termino de entenderlo porque… ¿por qué llaman utopía a lo que tendría y tendrá que ser esta Humanidad algún día?

Hace muy poco conocí a un hombre, un joven hombre, con dos hermosos niños de cortas edades. Me dijo que es “espiritual” pero que en un mundo como éste tan “material”, no se puede ser bueno porque no es que seas bueno, sino claramente: Tonto. Esto le impide ser totalmente humano de cara al exterior. El miedo… el miedo a ser o parecer o a que te juzguen o te tomen por tonto o por loco (claro). En cambio este joven hombre ha conseguido en parte realizar una parte de sus “sueños”: le encantan las Aves, concretamente las Aves de Presa. A estas Aves de Presa no les importa que les llamen tontas o estúpidas. Sucede que tiene un par de halcones y un hermoso búho real. Estas aves de “presa” están por ahí sueltas. Cuando las lleva al campo (los halcones), éstos no se escapan, le van siguiendo desde el aire. El búho está suelto por el patio y de vez en cuando se va por ahí a dar una vuelta. Contesta cuando le llamas. A estas hermosas Aves no les importa que las tildes de idiotas: están Humanizadas.

¿Tan difícil es el proceso de Humanización y de entrega absoluta o desinteresada de un Humano a otro Humano? ¡Ah, claro!: pueden llamarte idiota o tonto, o cosas peores… claro.

A veces, yendo por la montaña me fijo en esas grandes rocas que en ciertos lugares son el producto de magmas de millones de años atrás. A veces me he quedado petrificada y boquiabierta contemplando oquedades, que seguramente, hace miles de años atrás eran utilizadas por Humanos para beber agua o para lavarse. Un día contemplé algo que casi me hizo estallar de emoción: contemplé como la huella de un pie pequeño, allí petrificado. Pensé en aquella milenaria Humanidad. Sentí que no puedo evitar que brota de mí un sentimiento muy especial, un amor de gratitud. El deseo de que en aquellos tiempos todo les hubiese ido bien, o por lo menos, que su nivel de angustia no haya sido elevado por tener que sobrevivir de forma muy dura. Eran nuestros Antepasados.

El Tiempo, su transcurso, nos ha negado que en realidad sepamos nada de ellos. ¿Por qué? Sólo podemos deducir que vivían en pequeños grupos y que utilizaban cuevas naturales, suponemos que cabañas para guarecerse, que vivían al lado de las aguas, y, que lo más normal es que no tuviesen ningún tipo de asiento estable ya que su supervivencia hizo de ellos auténticos viajeros y habitantes de ninguna parte.

Todo lo que aconteciera antes de estos primeros grupos de humanos, lo desconocemos, seguramente anda por ahí enterrado a kilómetros bajo el suelo. Ignoramos tantas cosas, y, sin embargo, nos sentimos como los reyes del Universo. ¿Podemos ser más estúpidos?

Alguien más evolucionado trajo miles de años atrás los primeros modelos de “comportamiento” y de construcción urbana y social. A partir de ahí nos consta la historia. Cómo nuestros más cercanos antepasados fueron “evolucionando” y conviviendo hasta nuestros días. Esto debiese de servirnos de lección de humildad, pero también de aprendizaje.

Hoy estamos en el umbral de capacitación para poder usar todos esos Antiguos Saberes, todas aquellas antiguas Conciencias. El por qué de todo aquello hasta esta contemporaneidad. En algún punto aquellos primeros modelos “sociales” se convirtieron en eje de algo realmente pervertido con relación a lo que pretendía ser.

Las crónicas a través de los textos “sagrados” nos hablan de ello: destrucción de ciudades enteras por parte de quienes eran realmente poderosos, tan poderosos como que eran llamados “dioses”.

Nosotros, humanos, quizás hemos sido incapaces de aprender y aprehender lo que en realidad pretendía toda aquella incursión. Está claro que no sólo era un modelo de pervivencia para el crecimiento de la especie, sino también una grabación terrenal, un testimonio perenne casi de cómo fueron evolucionando aquellos primeros núcleos de humanidades.

Está claro que esto se produjo así para que tuviésemos clara conciencia de cómo transcurrió todo, pero nos hemos remitido a ser simples escribanos de unos hechos que en el fondo no hemos querido “analizar” en profundidad, cuando ni tan siquiera se admiten nuevos hechos descubiertos a cambio de conservar esa cronología histórica y que nada pueda tocarla.

Comportándonos muchas veces como simples reptiles gregarios que optan por su supervivencia: esto es tan latente hoy en día como la muestra de las Divisiones Territoriales de toda la superficie terrenal o corteza de nuestro Planeta. Somos como aquellas primeras células familiares que se han ido extendiendo. Reflejamos en estos fríos estados y gobiernos lo que han querido hacer de nosotros. Fríos y nuclearizados grupúsculos separados por paredes, muros, puertas, rejas… y más: cámaras de vigilancia, alarmas y más alarmas… etc. ¿para qué? Si han de matarte o robarte lo harán tarde o temprano. ¡Ah! Ya: es la ficticia “seguridad”. Esa en la que se supone que debemos andar todos. Cuando al fin de todo se dan cuenta de que eso de “seguridad” no existe, porque siempre dependemos de la buena voluntad del “otro”.

Me pregunto si realmente este era el Fin Primario donde quería “alguien más” o “algo más” que llegase como producto de evolución toda la Humanidad.

La respuesta es clara: NO.

No podrá convivir una especie Viva alterando la Perfección de la Creación.

Jamás podrá entrar en mis neuronas que haya quien todavía “crea” que toda la Existencia es cuestión de “casualidad”. O de un mero azar. El azar ese de que hablan es tan imposible como que es imposible que jamás una molécula de agua y otra de nitrógeno o de azufre se abracen con camaradería para irse de copas y en la borrachera decidir que van a ser “algo más” y que van a crear criaturas perfectas con sus grados de inteligencia. Si a estas alturas todavía vamos a estar aferrados a estos teoremas infantiles… como el de la “evolución” del mono en humano. En la Creación existe la Adaptación pero esa transmutación así de brutal: No. De hecho, aferrándonos a ese teorema: los animales que ahora tenemos de compañía, podrán mutar física y cerebralmente en humanos, puesto que les enseñamos las cosas ¿no? Quizás esto lo veamos en unos miles de años… pero creo que no.

Nuestra Especie no está diseñada por el Gran Arquitecto para que vivamos como bichos de “plástico” o de tornillos o de circuitos de carbono. Creo que esto son inventos raros y de criaturas que están aprendiendo a “ver” cómo construye el Gran Arquitecto… De ahí hasta poder modelar lo ya Creado: No. Antes cesará la Vida que no lograr transgredirla. De hecho ya se están viendo los grandes problemas que traen técnicas feroces de intentar modelar los organismos. No. Jamás podrá el doctor Frankenstein lograr su criatura “perfecta”.

La sorpresa siempre estará ahí a la vuelta de la esquina: Podemos tratar de modificar, pero… la gran Respuesta será quien hablará al final.

Decididamente este “mundo” no lo entiendo… y no lo entiendo porque todo debería de ser más fluido, más coherente, más sensato, más humilde, más abierto al Todo.

Al construir las primeras ciudades no sólo amurallaron sus términos sino que amurallaron a todos los humanos. Creyeron que ese era el modelo perfecto: aislarse, parapetarse, defenderse y matar al invasor o invadir para apoderarse de lo ajeno.

Los modelos se fueron errando y errando, así hasta nuestros días. Y pobre del que recibió con manos Abiertas: ya que sucumbió a las primeras de cambio en manos del invasor. Claro, por aquel entonces no habían clasificaciones subjetivas de “tonto” el que ofrece hospitalidad, sino que directamente aniquilaban y punto, y así, a conquistar más terreno, a imponer y a amurallar… hasta llegar a nuestro actual modelo de “mundo”.

No, decididamente, este mundo no lo entiendo. Y no lo entiendo porque es tan absurdo su mecanismo como errado todo su proceder… Y todo esto ¿para qué? ¡Ah!: Para legar a nuestros hijos, a nuestros descendientes, a nuestros futuros reemplazadores… ¿De verdad? Pues, entonces, todavía lo entiendo menos.

No, decididamente, esta especie no podrá Vivir en un Planeta Vivo. Y es que la Existencia es eso: así de simple y claro: EXISTENCIA. Y la existencia no es cuestión ni de cables ni de inventos, y mucho menos de someter lo vivo a un capricho que sólo lleva a un fin: la muerte de lo Vivo.

2 Respuestas a “No entiendo este “mundo”. ¿Vosotros sí?

  1. Encantada de leerte. Enorme gusto coincidir. Días hermosos.😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s