Entre lagartos y cyborgs

Mientras Caín tenga en sus manos una enorme quijada de burro con la que atizar a su hermano Abel, este mundo seguirá siendo este particular “submundo”.

La lucha entre Caín y el pasivo Abel, el confiado Abel, viene distorsionándonos desde hace miles, quizás millones de años… porque las crónicas “oficiales” que nos han llegado, no se sabe ni la antigüedad que tienen, nos vienen de cronistas que han manipulado la “historia” desde entonces… es decir, desde no se sabe cuándo.

Cierto que tenemos una parte de nuestro cerebro Reptiliana. Pero también es cierto que en la Creación, todos tenemos una misma Raíz, con lo cual nuestro genoma no es tan diferente del resto de las Especies.

El cerebro reptiliano nos impide eso que se llama “humanismo” o camaradería de hermanamiento. Somos, por tanto, seres totalmente aislados y encasillados. A eso es lo que nos empuja esa parte reptiliana. Pero, por algo, quizás, tenemos otros factores Físicos y Biológicos que son los que nos empujan, a través de la Madre Naturaleza o de la Madre Creación, el ser conscientes de que no somos tan “individuales” o reptilianos. La parte reptiliana, no es esa que se ha empeñado en afirmar David Icke que somos auténticos lagartos. Ojo, aceptar nuestra naturaleza es un síntoma de humildad, pero tampoco tenemos que ser tan estúpidos de creer-nos que realmente podemos “transformarnos” ipso facto en auténticos lagartos…. En fin… esto siempre me dejó un poco así…

¿Vencerá, de todas formas, el parámetro lagarterano que nos conducirá hasta el Camino Final de aceptarnos como Cyborgs? ¿O, por el contrario, tenderemos a Autoafirmarnos como lo que somos en Realidad: Seres Espirituales con un Cuerpo Físico-Biológico (que no cargado de chips y cables) y que por lo tanto pertenecemos al TODO DE LA CREACIÓN y que a partir de esta Consciencia podremos alcanzar un total Humanismo y descompartimentación de los distintos departamentos en los que nos hemos cerrado y parapetado como lagartos bajo la piedra?

El cerebro reptiliano siempre nos lleva a escondernos bajo las piedras, a ser totalmente individuales y a no com-partir el sol que nos calienta entre los demás.

Bueno… los Reptiles fueron Creados para ser eso: Reptiles. Los Reptiles tenían una función realmente básica en los PRINCIPIOS del Modelamiento de nuestro hermoso planeta Tierra. Eran seres DOTADOS y CAPACITADOS para vivir y sobrevivir en un medio, donde no podían, en esos momentos, haber otras especies u otras criaturas. Es decir, era el Magma de la Creación.

Los Reptiles ayudaron, nos ayudaron a que ahora, hoy, hayamos conocido este Planeta tal como está (tristemente, porque hace unos años atrás estaban mucho mejor). Este Planeta que está doliente porque esta sub-especie, irracional (basada en esquemas y en poderes), que somos nosotros lo tenemos sumido en una catástrofe, espero que no irreversible. Incapaces de Despertar-nos a una Realidad o a MultiRealidades que no queremos aceptar que existan, por el momento.

Los Reptiles eran grandes, eso lo saben hasta los niñitos de 3 años. Tenían pues la capacidad de hundirse en grandes zonas de barros y de magmas donde había en cocido restos de grandes vegetales, gigantescos por aquel entonces, que iban conformando –mientras enfriaba la Corteza Terrestre—la placa Nutricia que iba a dar lugar al resto de la Vida: Vegetales de toda especie que iban a alimentar a millones de Especies: grandes y pequeñas. Era pues necesario que por aquel Entonces, existiesen los Grandes Reptiles, y que entre ellos existiesen también sus propios enemigos… Desde entonces así andamos. Pero también fue seguro que ellos, a pesar de ser individuales, también se juntasen, como así existía, la particular tendencia de la agrupación, a la manada o al rebaño, sobre todo para garantizar la supervivencia de la especie.

Pero nosotros somos así: tenemos ese componente reptiliano donde somos “individualistas” pero a la vez necesitamos de los “demás” para nuestra propia pervivencia en todas sus infinitas acepciones.

También de esa parte Reptiliana hemos heredado algo básico: Los Reptiles no podían amamantar a ninguna criatura, era más básica la supervivencia, con lo cual la Madre los diseñó para que sus crías fuesen no-paridas, sino dejadas a su total “suerte” y “destino”. Ese fue la idea primaria de que existan los Ovíparos: era necesario que las especies superviviesen en todos los extremos. Las crías no podían atenderse. La ferocidad y la gravedad del medio que los sustentaba así lo reclamaba, por aquellos tiempos, en aquellas primeras especies.

Tenemos por tanto muy acentuada esa parte Reptiliana: cuando el peligro nos acecha, podemos abandonarlo todo, incluso hasta a nuestras crías, esto se da (desgraciadamente) en muchos humanos. Incluso se da, la triste circunstancia de que en ciertos grupos de humanos se dediquen a eso: a Sacrificar a esos más débiles, como en su momento les enseñó la Madre. Pero la Madre no lo hizo por capricho, sino que fue porque todo ello se estaba Modelando y Perfeccionando. En aquel entonces los Reptiles eran totalmente Necesarios en aquel Escenario de la Creación. Arrastrar en nuestra especie humana ese aspecto es algo totalmente retrógrado, donde lo que se avista es que la no-conciencia, la falta de Consciencia, es algo que hemos venido arrastrando, pero lo que es más triste: que algunos muchos se han empeñado en CONTINUAR hasta nuestros tiempos: los SACRIFICIOS, a lo largo de nuestra gris historia se han venido produciendo sistemáticamente, demasiado sistemáticamente.

Es también esta parte Reptiliana, que prescindiendo, total y olímpicamente de nuestra parte Humana y Espiritual, se dedica a escudriñar, a investigar, a manosear, a llevar a través de víctimas inocentes: todo tipo de experimentos de laboratorio, clínicos y demás cavernáculos que les permita averiguar ¿cómo prescindir de nuestra Naturaleza Biológica? Y, sobre todo, prescindir ya, definitivamente, de nuestra parte Humana.

Desde entonces, hace miles y miles de años, muchos Enviados, Profetas y Elegidos se dedicaron a intentar encauzar y unir esa parte sub-sub-subinconsciente reptiliana con nuestra parte Humanista o no visible, o sea, a que se abran los pasillos físicos entre ambos lados de nuestro cerebro. De momento, sólo de momento, triunfa nuestro cerebro izquierdo sobre nuestro cerebro derecho: una auténtica paradoja para nuestro mundo, donde los izquierdistas son eso, y los de derecha son lo más reptiliano que nos podamos echar encima.

Se nos deja “crecer” o evolucionar, pero… ¿quién nos deja? Podemos suponer que es nuestro Creador Mismo. La Creación parte de la No-Materia, Materia No-Visible, de la Antimateria y de otras partículas que hasta ahora no han sido “descubiertas” porque infinita es la Creación y limitado nuestro Plano de Existencia.

¿Es esto el “libre albedrío”?

Puede que eso sea así. De hecho la Creación se toma todo el Tiempo de la Existencia para modelar y perfeccionar a sus Criaturas. Se toma millones, eones de años de nuestro circunstancial tiempo.

Pero, hay algo que pica como la sarna misma en el cerebro, si no de muchos, sí de bastantes: es la lucha entre ambos frentes: la reptiliana-codificada frente a la humanista-creativa.

Humanos Codificados frente a humanos Crísticos (no entro aquí a las creencias o “religiones”, porque esto para muchos es cuestión de “creencias”). Automatistas y Cristales. Autómatas guiados por algo básico: supervivencia, que pretenden trascender más allá de sus células transformándolas en cables y chips, frente a los Cristales o crísticos: los que van más allá de nosotros mismos dejándonos trascender más allá de nuestra “concepción” biológica, Reconociendo que somos “algo más” que unos cuerpos y distintos modelos de cuerpos o especies.

Cierto, ahora, frente al Vacío mismo, frente al Precipio, la Humanidad se enfrenta, como jamás sucedió, a escoger entre ambos dos frentes: reptilianos-cyborgs o hermandades humanistas.

¿Quién triunfará?

Bueno… Reconozco que hace unos años atrás, temía más a la primera opción… pero, ahora, sé con convicción que la primera tendencia se va a ir diluyendo.

Queda bastante, pero quizás todo se acelere, porque estamos al borde mismo del Precipicio.

Creo, afirmo que nuestra parte Espiritual es el componente que va a acelerar todo este proceso y que va a VENCER sobre cualquier vibración negativa, retrógrada y enquistada. ¿Por qué? Porque no Dependemos-de-nosotros-mismos, es decir: no estamos condenados a ir encauzados por lo que dicten los dictadores reptilianos de la Humanidad. Cierto que vamos a ir aprovechando el enorme avance de la “tecnología”, pero va a ir implementándose en beneficio, y poco a poco, a pesar de todas los cerebros negro-oscuros-y-retorcidos que pululan por ahí, sobre todo en laboratorios sumamente untados por los grandes capitales, empeñados en llevar, como si fuesen burdos dioses, el destino de la humanidad entre sus manos.

NO vamos a excluir la Tecnología ni los avances, pero tampoco nos vamos a dejar invadir por los cyborgs, por mucho que pretendan crear ejércitos de éstos de medio-máquinas/medio-humanos. Necesitamos la Tecnología, si no todo esto no habría llegado a estos límites, donde TENEMOS QUE ESCOGER y relabrar nuestro Camino.

La tecnología es débil y está sometida a lo que dicte la Naturaleza. Es sumamente débil. Son sumamente débiles los avances, a pesar de que se empeñan en crear auténticos paraísos artificiales a todos los niveles. Y como sigan por ese camino lo único que van a conseguir va a ser el cansancio, el empobrecimiento y la vacuidad de la Vida misma. La Naturaleza siempre nos va a “enseñar” y como no aprendamos de sus enseñanzas no sabremos unir esas dos partes cerebrales: la maquinista y la percepcionista o intuitiva unida a lo No-Perceptible.

Que hagan los experimentos que quieran, es probable que consigan muchos “éxitos”. El único Éxito lo dirá el mismo Tiempo. El tiempo absolutamente rotundo en su Transformación y en su Transmutación es quien nos demuestra que todo es distinto a cada segundo o microsegundo que nos pasa por encima. Que somos “modelados” por algo más que está por encima de nosotros mismos. Que estamos inmersos y sometidos a Algo Más que nos viene de todas partes porque está en Todas. Que estamos ahora en la fase de un bombardeo de Energías Cósmicas que es quien nos “dicta” el Gran Cambio, eso no lo podemos evitar por muchos chemtrails u ocultamiento atmosférico de todo tipo o de cualquier manipulación climatológica a su gusto. Mientras sigamos por este recorrido: este pobre humano vivirá así: pobremente entre cincuenta u ochenta años (por mucho que digan, cuatro idiotas, que estamos en la gran fase de la vida de nuestra historia y que ahora vivimos mucho más. Platón murió muy viejo, si es que “viejo” es un concepto. Claro: “viejo” es un concepto sólo de aquí, de este mundo).

¿Reptilianos hacia los Cyborgs?

Pues mire Usté, como dijo aquel: Todo va bien, todo va bien. Yo creo, que, y aunque sólo soy una pequeña partícula en este inmenso Espacio, que eso de llegar a Cyborgs y a ciudades fantasmas, va a ser como que no. Es más, si esto se llegase a intentar implantar, siempre habrá Algo que alzará su Mano contra nosotros.

¿Cyborgs? Si ahora ya estamos medio majaretas, ahora imaginemos a esos “bichos” de humanos totalmente automatizados. Mejor que no. Para eso ya pueden ir instalando por ahí grandes hangares donde construir auténticos ROBOTS HUMANIZADOS. Pero como que no… que esto no va a funcionar así.

Léase a aquellos que hace veinte, treinta años atrás, creían que ya íbamos a vivir en auténticas ciudades en Marte y en el Espacio cósmico. ¡Qué Güay! Pensaban algunos muchos… … … Lo cierto es que todavía están experimentando, porque lo cierto es que no lo tienen, nada, nada, nada claro.

COMO QUE NO. Gracias.

Creo que me iré totalmente Feliz de este plano, Sabiendo que esto que muchos profetizan va a ser eso: COMO QUE NO.

Como aquel dijo una vez: “LA VIDA ES UN CARAMELO. QUÍTALE EL PAPEL Y SABORÉALA”, porque el Fabricante del Caramelo es Grande y Único, no nos engaña. Sólo hace falta que le quitemos el papel, el Velo y saboreemos ese gran CARAMELO: para eso nos CREÓ.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s