Sobre el sufrimiento de la Vida. Sobre el aferramiento a los Clavos de la Cruz

El siguiente texto está extraído de la Introducción de la obra de León Tólstoi Quelle est ma Foi? (¿Cuál es mi fe?).

Dice Tólstoi:

«He vivido ya cincuenta y seis años, y, a excepción de los últimos catorce o quince años de mi infancia, durante treinta y cinco años de mi vida he sido literalmente un nihilista —es decir, no era ni socialista ni revolucionario en el sentido, comúnmente aceptado, de la palabra—, para mí, el nihilismo significaba la ausencia de la religión. Hace cinco años volví a creer en las enseñanzas de Cristo y mi vida cambió repentinamente y por completo: dejé de desear todo cuanto antes había deseado para anhelar cosas a las que hasta entonces no aspiraba. Lo que previamente me parecía bueno ahora era malo; y lo que me había parecido malo ahora me parecía bueno […].

Como el ladrón, era consciente de que vivía mi pasado y mi presente en pecado, y vi que la mayoría de las personas vivían igual que yo. Como el ladrón, me di cuenta de que era infeliz y que estaba sufriendo, que a mi alrededor los demás eran igualmente infelices y sufrían, y que la única forma de salir de semejante estado se cifraba en la muerte. Como el ladrón, clavado en la cruz, estaba yo sujeto a esta vida de sufrimiento por alguna fuerza. Y como él, avizoré el avance de las terribles sombras de la muerte tras los sufrimientos y pecados de una vida carente de sentido.

Así que me parecía al ladrón pero con una diferencia: mientras él iba a morir, yo iba a seguir vivo. El ladrón, aceptando la muerte, esperaba encontrar su salvación en el más allá; mientras que yo aún tenía la vida por delante. Y no sabía nada de esta vida.

Esto me parecía espantoso. Mas de pronto escuché las palabras de Cristo y las comprendí; entonces la vida y la muerte se me iluminaron; en vez de desesperación sentí un gozo y felicidad tales que ni siquiera el pensamiento de la muerte podría desmoronar». – Leon Tolstoi

* ** *

Cristo, la Fuerza Crística vuelve a calar hondo en muchos de nosotros. En mi caso, en particular, la Fuerza de Atracción son sus Enseñanzas Atemporales, totalmente Cuánticas. ¿Cómo pudo plantear a quienes vivían en su línea de tiempo –por cierto, totalmente idénticas a las de ahora con algunos cambios materiales–, las Enseñanzas que trataba de transmitir?

Enseñanzas que, complejas, pudieron, quizás, no ser bien entendidas. Enseñanzas que trataban de ir más allá de su “línea de tiempo”. ¿Cómo explicar lo que es el Cielo, lo que es el Reino, lo que son las Leyes Cósmicas o de la Creación? ¿Cómo explicar que vivimos en un “mundo” irreal e irrisorio donde las normas tratan de crear un espacio totalmente solidificado y además hacernos creer que tenemos una “vida” física muy larga? ¿Cómo explicar lo ridículo de nuestro “tiempo”, y que aferrados a él como ese Ladrón clavado en su Cruz, preferimos sufrir la laceración de los clavos que perder la vida en un suspiro?

Porque así es: la vida es un suspiro, y en un suspiro se pierde. Llegarán con gozo todos aquellos que, llegado el Momento, sean conscientes de que se van a Marchar. Unos con pánico, otros con alegría… Otros… Otros, me temo que, simplemente, la Madre los dejará inconscientes y se irán así, sin más: sin la conciencia de que se van; esto puede crearles la cerrazón de que siguen en este plano y su Mente-Fantasía-re-Creadora seguirá moviéndose por estos lares totalmente perdida, porque les da miedo la Inmensidad. Siempre les dio miedo la Inmensidad.

¿Por qué Cristo? Quizás porque estos tiempos nos conducen a la Etapa Crística o Cristal. Sus Enseñanzas, que trataron de llegar a todos los tiempos de una forma sencilla, no dejan de ser Hermanas del resto de Enseñanzas. Todas esas Enseñanzas que hoy llamamos “religiones” y que tratan de que el Ser Humano no se sienta perdido y recupere su Auténtica Esencia Cristal o Etérea.

Es probable que como gran marea humana que somos falte todavía un poco o bastante tiempo lineal para ir acoplándonos a lo que se nos Pide desde el Cosmos. Es probable, digo, a pesar de que estos tiempos cabalgan realmente acelerados y que muchos ya podemos contemplar que la vuelta atrás no es posible. Y no es posible porque al igual que en mí brotan una serie de sensaciones, sentimientos y pensamientos, también lo hacen paralelamente en miles y millones de todos Vosotros.

Tanto escrito sobre Cristo… tanto manipulado sobre el Cristo… pero lo esencial, tan siquiera es esto que se escribió o se manipuló, porque resulta que sus Enseñanzas están Escritas en nuestro Corazón y no hacen falta ni evangelios ni historias sagradas para que nos llegue: sencillamente está AHÍ DENTRO DE NOSOTR@S.

Para algunos será cuestión de recuperar su Memoria cuántica. Para otros será cuestión de Despertar a la Inmensidad. Para muchos será recuperar la Alegría. Para otros será recuperar la Hermandad a que estamos destinados.

A veces me dicen: “Si todos fuésemos iguales, todo sería muy aburrido”, esta es la nota falsaria y de vibración baja de este paradigma socimundo actual. ¿Por qué? Pues porque todos somos Iguales, pero todos, a la misma vez, somos Distintos. Cada Uno de nosotr@s es Uno en Sí Mismo, intransferible porque vive su propia Experiencia. Cada Uno de Nosotros vive porque los Demás compartimos un mismo tiempo lineal o espacio-densidad. Podemos ser más felices en este Com-partir; y no importa que este compartir sea entre seres humanos o el resto de Seres Vivos (animados o no). La implicación de estar compartiendo es lo que genera la Felicidad de la Contemplación de la Existencia, esto es lo que hace inmensa la Experiencia en Sí.

El materialismo tendrá que ir siendo sustituido porque no tiene sentido en sí sino para frenar y para ocultar la auténtica Génesis de la Creación. El materialismo es una vía experimental, no el fin. Experimentamos a través de la materia. Somos novatos artesanos al “crear” cosas materiales, al imaginar y llevar a término material la sintetización de una idea. La sintetización de las ideas en materialidades ha de servir para que nuestra Especie no sea esclava de las cosas, sino para que nos ayude a Compartir.

Cuando, al igual que criaturas, hayamos tocado “techo” de la experimentación material, podremos saltar a la materialización vía cuántica. ¿Cuánto falta? Ya depende de nosotr@s, pero el aferramiento a las costumbres está tan solidificado que no es descabellado afirmar que falta todavía bastante tiempo lineal… ¿O no? Los Tiempos están acelerados… Cada vez somos más y más los Seres que formamos parte y vivimos como en una misma Orilla… El resto o dormidos o aferrados a la solidificación de los Clavos en todos los aspectos, prefieren el dolor de la Cruz para sentirse “vivos” hasta el último instante: su Momento.

De una u otra forma, SÍ siento que somos cada vez más los que Viajamos paralelos y que ya estamos inmersos en ese Océano Cósmico de lo Eterno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s