Las partículas “patrulleras” de la Creación

No sé si ya las han descubierto nuestros eminentes y grandes sabios científicos. Llamarlas “patrulleras” es para que se entienda en términos coloquiales lo que son.

Están muy relacionadas con los “milagros” y con las correcciones en el espacio-tiempo para que Todo llegue a buen término y no termine en caos y destrucción.

Estas partículas no atienden al Tiempo, pueden viajar o, mejor dicho, estar en muchas partes a la vez, recogiendo la información necesaria y transmitiéndola al resto de partículas. Son los neurotransmisores del Cosmos que “llevan y traen” instantáneamente, según nuestro pobre entender, para regular, corregir.

Envían información instantánea de lo que puede producirse más allá del tiempo lineal. Entonces en lo que nosotros consideramos como “presente” se producen las acciones e interacciones necesarias para que todo tipo de Evolución se lleve a buen término.

Son nuestras “chivatas”, las que nos permiten “percibir” el futuro, recibir sueños premonitorios, intuir aquello que no vemos pero que sentimos con fuerza mayor interiormente, cosa a la que nuestro estado actual de humanidad ha renunciado porque para nosotros es “impensable”, sobre todo demostrable, con lo cual no interesa estar “adherido o atado” a esos sensores que consideramos incluso memeces de unos cuantos y cuantas.

Para estos transmisores el mañana puede ser hoy mismo, te pueden llevar “navegando” por pasillos irreales, acelerar los tiempos, los acontecimientos, los karmas.

Puede que se trate de las Partículas de Dios mismo o son sus enviadas.

La materia, la antimateria y energías que nos son totalmente desconocidas son las que nos conforman y configuran, pero que no tienen nada que ver con los teatros humanos, con una irrelevante conciencia de lo que son o somos como seres engendrados o creados de la Nada.

¿Existimos si no tenemos “cuerpo físico”? Yo diría que sí. Mi experiencia, a la que no me he vuelto a “someter” porque, quizás, esa no sea mi función en esta vida, me dice que podemos alejarnos de nuestro cuerpo físico y estar en cualquier parte. En esa otra cualquier parte, por supuesto, que si generamos la conciencia del no-estar, podemos advertir que no estamos atados a las leyes físicas. Si tenemos la oportunidad de ver con los “ojos” en este otro estado de la materia, entonces advertimos que podemos flotar, que no existe norte, sur, que el techo o el suelo pueden ser indiferentes, porque para ese otro “estado” no existen las leyes físicas que magnéticamente nos “amarran” al vientre de nuestra Madre, nuestro fabuloso Planeta Tierra. En mi caso me sentí, simplemente, como una bola de energía pero con la conciencia despierta de estar “viendo” desde el techo.

¿Juegan con nosotros los Seres de Energía que intentan comunicarnos algo? ¿Por qué estoy afirmando todo esto que yo que no soy científica no puedo demostrar? O te lo crees o no te lo crees, claro.

Todo esto pertenece a la ciencia cuántica, intentar llegar al Corazón de la más mínima partícula, para descubrir que “dentro” no hay nada, para descubrir que una partícula se puede dividir en muchas otras iguales a ella o su proyección exploratoria que atraviesa todo cuando se le intenta someter a un obstáculo.

No hay obstáculos para las partículas. No hay capas de acero o de plomo que las detenga. No.

De hecho, por mucho que intenten cubrir el cielo de nubes artificiales no van a evitar la proyección de las partículas Cósmicas, que son las portadoras de la información, de toda la información a la que debemos “Obedecer” porque la Ley Cósmica tiende a la Creación y no a la destrucción. Para la Ley Cósmica hay Transformación, Transmutación… De aquello que, probablemente, no “sirva” se vuelve a su estado primigenio para más tarde volver a ser lanzado a su misión.

¿Qué son los milagros? Los milagros no son ni más ni menos que la Transformación, la Transmutación de un estado en otro. Ahora está, luego no. Ahora no está, segundos más tarde, sí.

Probablemente un Ángel o una Entidad estuvo “jugando” conmigo no hace muchos días… para darme a entender todo esto que estoy tratando de explicar.

El Mañana es Hoy.

No soy perogrullera, respeto mis “comunicaciones” a las cuales cada vez estoy más agradecida, porque… porque, realmente, somos como Pinocho en manos de nuestro Creador. Porque nuestros Ángeles poseen capacidades que a algunos les puede aterrorizar, a otros atemorizar, a otros enfervorizar. Trato de estar simplemente o de permanecer, simplemente sin el salto del grillo o el pavoneo del pasmo. Incluso todo esto me ha dejado más seria y pensativa de lo imaginado ni siquiera para mí misma. Debo de estar contenta, pero ese contento o alegría ya no la traduzco en saltos de grillo.

Como el equilibrista en la cuerda, suspendida, probablemente, a mil metros de altura sé que cualquier mal paso puede significar una terrible caída y sólo mirar hacia el frente sin sentir el vacío, sin sentir que “puedo” hacerlo, será lo que me lleve hasta el extremo que descansa en la Montaña.

El toque de atención consistió en que perdí un objeto. Pensé que se me había caído. Lo busqué al día siguiente por el suelo, lo rebusqué una y muchas veces allí donde debería de haber estado. Al cabo de veinticuatro horas “sentí” una voz interior que me dijo “mañana lo encontrarás”. En ese mismo instante encontré el objeto en el mismo sitio donde debía de haber estado. De nuevo esa voz me dijo que Mañana puede ser Hoy. No existe el Tiempo. Como consecuencia al no haber estado en su sitio podía haberse tratado de antes de ayer para volver a transformarse en un mañana, y el mañana en un hoy.

Quizás sea de Locos… Pero no. Sentir que en ciertos momentos no somos “yo”, o podemos ser, simplemente, los Pinochos de Gepeto, quizás a algunos o a muchos les pueda causar pavor. Entonces pueden venir las discusiones o los terribles pensamientos de ser una granja de humanos o unos juguetes en manos de un dios.

El Corazón del Creador está tan dividido como Criaturas mayores y menores y de otros muchos tamaños o medidas (para entendernos coloquialmente) nos pueda llegar a alcanzar el entendimiento.

Puede que les llamemos Ángeles, Arcángeles, Serafines o Querubines. Puede que muchos que llegaron a la conclusión de que estos Seres habitan en diferentes Esferas, tengan “razón”. Porque es probable que muchos de lo que esto afirman hayan tenido las experiencias que le han llevado a tal conciencia o estado del otro “despertar”.

Quizás también es muy probable que no exista ni el mal ni el bien, sino que se trate del empuje de esas energías o partículas que tratan de conformar o configurar las circunstancias para Transformarlas o Transmutarlas. Si lo logran entonces todo sigue su Camino. Si no lo consiguen porque el empecinamiento de la razón predomina sobre el estado de la materia, entonces ésta sufre, se contrae, se retrae y vuelve a estados primigenios donde experimenta una y otra vez ese estado hasta que logre por Sí misma entender el Paso hacia un Fluir Superior.

Porque es totalmente cierto que nuestra Madre, que nuestro Creador necesita que le Entendamos (algunos le llaman adoración). Entender el Lenguaje Mudo de toda la Creación, pero que está tan Vivo que está Hablando a través del Verbo de la Acción, o la Transmutación de toda Vibración. Pueden ser Señales y para que esas Señales sean captadas sólo tenemos que, como conciencia álmica, despertar al Todo o ser Consciencia Viva que interactúa con el Todo. Somos Átomos en constante Movimiento y Vibración formando conjuntos de presencias Vivas.

Cuando tengáis dudas, pensad en las partículas viajeras de Dios. Pensad en ellas y pensad en cosas que deseáis que os ocurriesen. Como si allí mismo estuviesen poned vuestro mensaje en Ellas… El resto ya depende del Amor con que hayáis puesto vuestro mensaje para ser entendido y atendido.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s