El día que desperté a la cordura de mi locura

Si bien no recuerdo con precisión en qué día fue ese feliz acontecimiento, ya que siempre o desde muy manceba me colocaron la etiqueta de “loca”…
Sí, cierto me encantaba el tango-poema del Loco que se paseaba por los tejados con un no sé qué (no recuerdo) en la cabeza…
Me acompasaban por dentro los acordes de las guitarras en vivo y me distorsionaban los tambores… pero eso duró poco. Eso fue un tiempo de “locura” dentro de este mundo donde jamás llegué a asentar pies ni echar raíces. Perdón, sí intenté hacerlo pero con duros resultados… eso sí, siempre fui fiel y eso me hizo “sufrir” mucho porque era demasiado sentimental, pero también muy dura. Escribía versos extraños de Alas en el Viento… pero todo eso son y fueron errabundeces de los tiempos.

Quizás mi sonora “memoria” me retrae hacia esos tiempos porque hay Loquitos en mi Corazón que me tiran de millones de hebras… y en esos momentos quisiese ser Dios mismo para liberar este mundo de tantas sandeces y epidemias cerebrales de falta de Corazón y de sinsentido en los cometidos de tantos millones de Almas aquí todas metidas como en un cocido… esperando… esperando ¿qué? ¿Habéis llegado a saberlo vosotr@s?

Hice Matrimonio un día con el Amor más Divino y Preciado: el Amor de la Vida y la Perfecta Inteligencia de la Creación y su Sagrada Sabiduría… Sí, demasiado Sabia, demasiado Perfecta… tanto que espanta. Eso sí, en el momento de tomar la Hostia, sufrí como eso: como una bofetada en plena cara: DESPIERTA! No lo sientes? — Sí, sí, claro, pero se me escapa… quisiera llorar porque me es inabarcable eso que me estás Dando Ahora. Tomo pues tu Sagrado Nombre escrito en cada Átomo de la Creación y con ellos cubro mis dedos cual anillos fuesen del Matrimonio Sagrado de la Creación.

Bien: Creedme! Ya no ha habido más deseo de matrimonios errabundos ni mundanos (ni los había) pero esta fue la Ceremonia Perfecta, la perfecta Com-Unión entre mi triste y pobre representación y pequeña, muy pequeña existencia y apariencia humana, y tan sumamente desvalida que fui perfectamente consciente al despertar a la cordura de esa Locura de que sólo sobreviviría EN EL AMOR DE LA MADRE.

Así de llano, así de simple, pero así de Grande e incomprensible e inabarcable. Este es un mensaje para los cerebros todavía adormilados que sueñan vivir en un “mundo” donde formamos  una “colectividad” extraña de seres des-encajados e inconexos pero que a su vez se “sienten” protegidos por esa misma “colectividad”, esa sociedad que les ha engañado hasta lo más sublime.

Mi pregunta y mi respuesta fue: Si viene un Huracán ¿dónde tendrás cobijo, dónde te asirás para que no te arrastre? Si viene un maremoto o de repente todo se inunda ¿quién te salvará? Si te cubre una nevada de más de tres metros ¿cómo saldrás a la superficie, quién te alimentará, quién te dará calor? Si bajo tus pies se abre el suelo ¿quién impedirá que te hundas y te pierdas para siempre? ¿Acaso esta sociedad te va a librar, acaso este entretejido mundano te proteje en realidad? Respondeos vosotr@s mism@s… Entonces os sobrevienen los terrores de Elenin… ahora del cometa no sé qué, y demás fantasmagones de los drones que recorren estas ondas, tristes y pobres, creedme que es internet, pero que como herramienta burda y rudimentaria nos da algo más… y nos ayuda un poquito para Saber a quien quiera Saber, sobre todo nos proporciona a nosotros, pobres almas, la ilusión de que estamos “cambiando” este mundo. No es así, pero hay que seguir a la carga y navegar y surcar mares y salvar miles de obstáculos, tormentas y falsas verdades que cada uno va sumando a su “yo” propio y particular.

Despertar! sí ya pasó la hora, el reloj ya sonó para despertar-nos, ahora nos toca otra cosa. Ahora es cuando viene de verdad la auténtica lección en esta Vida para poner en práctica nuestro Despertar.  Cierto que todavía hay muchos cerebrocorchos y corazonesmamuertos y descalabraduras en la red que siguen su propio rumbo de insólita tontería y errabundez que no huele a nada porque está exenta de todo… pero aún y así y  todo, ellos y ellas continúan creyendo que esta fase del “progreso” es el no va más  y que si hemos llegado hasta esta soberana tontería, entonces no habrá nada que nos sacuda de nuestro trono social.

¡Ay Madre! ¡Qué Clarito que lo vi todo ese Día, donde me sentí tan minúscula, tan ridícula, tan desvalida, tan… tan un trozo de átomos que sentí que si no es Contigo Madre, todo esto es un puro desastre y un horroroso miedo hacia la Existencia misma! Por eso tratan de destruirte, porque te ven tan Poderosa que… te TEMEN. Sí, estos humanos y humanas, entre los que me incluyo, son tan absolutamente insignificantes que tratan de matarte…

¿Tomaste mi Anillo de Átomos aquel día memorable? Lo recuerdo: iba calzada con botas de goma, un par de calcetines, bufanda y capucha, varias capas cubrían mi cuerpo… cuando al despertar y salí al exterior me hundí en más de un metro de NIEVE… Aislada… en un Congelador, en el Congelador de tu Vientre. ¡Te AMO a Ti ya Todos tus SERES, pero especialmente a todos los más pequeños, a todos aquellos no socializables, aquellos que son tu LAZO, aquellos que son tu más viva expresión. Amo todo lo que has Creado, pero no siento ningún amor por lo elaborado por la especie humana porque es mera imitación, pobre, demasiado pobre y no roza ni en lo más lejano tu Soberana y Sabia e Infinita Inteligencia. ¡UN BESO, no nos dejes, MADRE!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s