Para ti, Jose, para todos los Jose’s que se escapan de los “centros de menores”

En primer lugar daros las gracias Infinitas a todos y a todas por estar ahí… Sé que de vez en cuando, yo también necesito de un rapapolvo, sé que al haber estado alejada de internet durante meses, y no pasándolo bien, precisamente, pero tampoco mal, sino eXpectante, que no eSpectante… porque el nuevo Ciclo se cernía, terminaba el viejo… pero aún y así y todo, Sé que esta constante jamás perece y que debemos estar siempre atentos y en Guardia bajo cualquier calma, para saber “batallar” en cualquier tempestad.

Tod@s tenemos que hacer muchos sacrificios, alejamientos, nuestras vivencias son únicas, incompartibles desde el punto y sentido de que sólo las podemos sentir en grado y magnitud por nosotros mism@s, pero… pero también Sé que hay una Ventana Abierta, una Ventana de Esperanza (si lo queremos llamar así), porque todo esto nos sirve para intentar siempre algo nuevo desde los nuevos ángulos y percepciones que hemos llegado a alcanzar y a asimilar en el Debatir de nuestras trans-Formaciones.

Doy gracias infinitas porque llevo conectándome como hacía antes, esto no significa que lo pueda hacer todos los días… pero de momento, aprovecho.

Este post está dedicado, pues, a Jose, a todos los Jose’s que se escapan de esos infernales (o tal vez no) llamados “centros de menores”.

Los niños, las niñas, son arrancados a sus familias, a cambio a esas familias se les deja “llamar” y “visitar”, como en una cárcel, ni más, ni menos.

Esto me ha tocado el hilo porque estuve en contacto con criaturas que les tocó pasar por algunos de estos sitios. Cierto, muchos jóvenes escapan, otros vuelven al centro, y otros… no… Y no vuelven porque prefieren pasarlo peor ahí fuera que volver a esos centros de reclutamiento. No les gusta, y cómo les va a gustar, si han sido llevados a la Fuerza… esa fuerza que no es de Justicia ni de razón, simplemente es fuerza, fuerza bruta, fuerza estatal que se empeña en que familias sean delincuentes, formadores de delincuentes, maltratadores, se empeñan en que las criaturas no son bien tratadas y como consecuencia se los llevan “ellos” y ¿dónde? ¿A sitios mejores? Pues no os creáis, muchas de esas criaturas han estado durmiendo en jergones o en colchones tirados en el suelo, guardando sus “cosas” en cajas de plástico y obedeciendo… sí, y el que no, muchas veces se ha enfrentado, si no a collejas, a auténticas hostias, y no benditas, cuando no a reducciones físicas, y cuando no a Castigos ejemplares con encierros en cuartos, en cuartos de castigo donde no pueden salir si no es pidiendo permiso para ir a mear… o a cagar…

Así es, y todo porque frente a la “sociedad” tienen que re-formar a esos “menores”, pero tras esa treta sólo hay una: esos centros cobran sustanciosas sumas, las sumas que les pasa el “estado” por “cuidar” de esos menores… Sin más comentarios. Sólo añadir que, por supuesto, no todos los centros, ni todos los cuidadores son iguales, sólo faltaría… de todo hay en la estéril esterilla de este mundo… sólo faltaría!

En fin, Jose, si no tienes por bien aparecer por tu casa (cosa que si haces ya sabes que te va a llevar de nuevo la policía), por lo menos llama, si necesitas alguna ayuda ves en plan fantasma para que te la presten, no aparezcas por esos lúgubres lugares porque no van a sembrar en ti nada bueno, por mucho que digan… porque Jose, el que es bueno lo es… y el que no… pues va a seguir su rumbo de igual forma o manera. Sólo tienes 16 años… te quedan como dos más para poder salir por tu pie o seguir con ellos, repartiendo tu subsidio de presidiario, hasta que te echen.

Y es que, amigos y amigas, no todos los niños y niñas que van a esos centros, van porque sean problemáticos, generalmente el mayor problema reside en que sus familias no son pudientes, me refiero al dinero suficiente y entonces, los buitres de turno ahí ven su oportunidad para embolsarse ellos las subvenciones, nunca a sus familias, por supuesto.

En esos centros hay niños que van, sobre todo por carencias económicas, sobre todo… Pero lo peor de todo esto es que estos “centros”, las más de las veces no son sino centros de reclusión, cárceles para menores, y… amigos, ¿a quién le gusta estar en una cárcel? Mucho menos unas criaturas que lo que necesitan es volar como pájaros y conocer mundo o Planeta.

Desde mi Corazón, Jose por lo menos, y si consideras que alguien en tu familia te “quiere”, diles que estás bien o semibien o que necesitas ayuda… Ya sé que es difícil y que ahora tu vida va a ser sobrevivir como puedas, antes de volver a ese antro que no te gusta: Seguro.

Recemos por Jose y por todos los Jose’s, porque no se merecen eso: Recemos, cada vez que nos unamos en Pensamiento, Alma, Corazón y Sentimientos, y Espíritu pensemos, elevemos Alas de Libertad para Jose y para todos los Jose’s y todas las niñas que han sido llevados y llevadas a esos “centros”.

Un Beso muy Grandes Pequeños Ángeles, desde mi Corazón… porque no sois ni malos ni gamberros ni ná de ná… sólo sois Niñ@s que habéis caído en un “mundo”, en el que, por mucho que algunos digan que no necesita trans-Formación, eso no es cierto, y vosotros sois el semblante más evidente de que necesitamos una Humanidad mucho Mejor: entre ellos VOSOTROS y VOSOTRAS. Un Beso, Amores de mi Alma, y con toda mi Humildad… os deseo lo mejor, CUIDAROS

http://lalunagatuna.wordpress.com/2013/11/04/un-favor-muy-importante/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s