Los lenguajes están destinados a fracasar, si no se Habla desde el Corazón

 

Los lenguajes están diseñados para separarnos y para usarlos, incluso, en contra de nosotr@s mism@s, si no Hablamos desde nuestro Corazón.

Si estás Despiert@ caerás en la rápida cuenta de que cualquier alteración que se produzca en tu entorno o exterior, vuelve, al igual que las ondas en el agua, pronto a su lugar, y que todo vuelve a re-dimensionar desde la Calma y la Serenidad. De hecho cuanto más has avanzado eres más consciente de que todo tiene, exactamente, la justa medida que le demos. Y en la justa medida que demos valor o importancia a las intromisiones externas veremos la cantidad de ondas interiores que se nos mueven cuando se arrojan las piedras.

La facultad de colocar cada cosa o situación (por grave que ésta sea) en una justa dimensión interior, nos dará la Fuerza, la Posición para saber actuar al respecto, y así en este Ejercicio veremos cómo estamos cada vez más capacitados para que cualquier onda vuelva rápidamente a su sitio y lo ocupe de nuevo la Serenidad Alerta y la Calma.

Lo que  nos envuelve trata, igual que un constructor o escultor, trata de esculpirnos por adentro o moldearnos de acuerdo a lo que el entorno trate de obtener de nosotros en cualquier sentido o dirección o beneficio del propio entorno, por tanto saber cómo se producen esas ondas y su alcance en nosotros, nos va a dar la Firmeza para cualquier rápida actuación o visión de todo lo que está ocurriendo y evitar cualquier desastre.

Los lenguajes fueron creados por el/la human@ para fijar unas bases, de acuerdo con las cuales guiarnos,… Más tarde surgió el lenguaje simbólico o escrito o bien dibujado para consagrar lo que se dice o piensa y así sentar normas y reglas, que si bien intentan ser grupales, han degenerado a lo largo de los milenios en burdos mamotretos de compendios, donde para entender lo que quieren decir se necesitan auténticos versados con másteres en lenguajes oficiales y oficialistas. Es tal la degeneración del lenguaje que éste se está utilizando como arma, sobre todo, en lo tocante a lo legislativo o leyes en curso, donde no se entera ni dios y precisamos pagar letrados para que intenten descifrarlos.

Pero esto no es todo lo grave en cuanto acontece a los lenguajes mismos juris-diccionales o juris-consultos o legis-la(va)tivos o juris-prudenciales o edictales o de norma y conducta y buen comportamiento… No. Lo más grave es que ni nosotr@s mism@s nos entendemos y usamos mal (la mayoría de las veces) nuestro propio lenguaje. Con lo cual hay que andar con un tacto y con un equilibrio en la cuerda floja que guarda más relación, la mayoría de las veces, con dar consentimiento por tal de no llevar la contraria. Y si se nos ocurre llevarla, ahí los pies no han de ser de plomo, sino que hemos de llevar crampones bajo los zapatos, porque a la mínima de canto y cuento, el resbalón está más que asegurado.

Se usa pues el lenguaje como armamento y arma de doble filo, para herir, para atacar, para aconsejar, para manipular, para convencer, para hacer desistir; para hasta incluso tratar de explicar-nos a nosotr@s mism@s cosa que muchas veces acaba como causa de infortunio, ya que como las “leyes” dicen “cualquier cosa que digas, a partir de ahora, puede ser usada en tu contra”. Esto último es lo mejor que se ha escrito desde el lado de la Razón (el sueño de la Razón conduce a los monstruos), ya que es lo más cierto que hasta ahora todos hemos o estamos viviendo.

Hablamos, razonamos, contamos desde nuestra más profunda óptica o cristal, y, lo  malo, o negativo, está o reside en que muchas veces llega distorsionado porque así se merece la otra parte: que llegue distorsionado y no tal cual intentas que haya sido el origen de la manifestación.

Es por tanto también un arma contra un@ mism@ en cualquier sentido, y para Equilibrar todo esto sólo va a hacer falta una cosa: SI NOS EXPRESAMOS DESDE NUESTRO CORAZÓN, JAMÁS VAMOS A ERRAR. Podemos disentir, pero errar no, porque es difícil tergiversar aquello que nace del Corazón y no de la razón misma.

LUZ VERDE al Lenguaje del Corazón.

LUZ ÁMBAR para todos los Lenguajes escritos ya que deben ser filtrados por nuestro Corazón.

LUZ ROJA para todo el lenguaje que intuyamos que nace con un interés oculto o que lleva algo que no está claro.

STOP a todo lo que intenta detenernos porque primero tendrá que pasar por el filtro de todo lo anterior. No es pues causa ni oficio el de atender por atender y obedecer por obececer, ni hacer por hacer, ni dejar por dejar, si antes no ha entrado por la luz roja para pasar a la ámbar y luego llegue en Verde Cristalino hasta nuestro Corazón. Este debe ser el filtrado que debemos usar y no abrir-nos o abrir nuestras puertas a todo lo que se nos diga, hable o escriba o trátese de imponernos ni por las buenas ni por las malas: PUERTAS ABIERTAS AL LENGUAJE MUDO PERO TRANSPARENTE DE NUESTRO CORAZÓN (autovía en los dos sentidos (peaje libre): entrada y salida).

 

Anuncios

2 Respuestas a “Los lenguajes están destinados a fracasar, si no se Habla desde el Corazón

  1. Tienes razón (no te la doy por loca) el verdadero lenguaje es el del corazón, que muchas veces no necesita verbalizarse. Los ojos hablan, las manos, el tacto,…
    Entre las historietas que me he elaborado para sobrellevar un poco la convivencia, está la del lenguaje “no descubierto por el humano, sino impuest”
    Pero es mi historia particular, como la de E. Galeano y la ceguera humana. Los dioses estaban envidiosos de la “visión humana” más allá de las estrellas? Pues vamos y les dejamos ciegos, con una visión limitada a lo que el cerebro les devuelva a la retina. Y como el cerebro es made in nuestro (de los dioses) pues hale, estos serán más tontos que la luna dando vueltas y vueltas, como los burros de carga en la noria.
    Así son las historias que me cuento, pero sin perder de vista que son solo eso, historias para entretener mis anhelos.
    Abrazos desde…. aquí a tu lado. jaja

  2. Los dioses creadores se olvidaron de algo muy importante: no sólo somos biología, sino el mismo Polvo de Estrellas de todo el Cosmos. Tenemos su lenguaje interior. Ahora como los Niños lo vamos descubriendo, poco a poco, cada uno a su ritmo, pero si te das cuenta BerthAmiga, las Palabras que salen del Corazón llegan sin más, son las más humildes, las más exentas de envoltorios, las que te dan cobijo y te alimentan, son como la lluvia para las plantas sedientas. No todo el lenguaje es dañino, pero se nos ha enseñado a utilizarlo mal y a usarlo como arma, eso es lo peor.
    No es lo mismo: “¡Duérmete si no viene el coco!” que “¡Duérmete, escucha mi nana, y te canto un cuento!” Eso lo saben hasta las Gotas de Agua.
    Las palabras están cargadas de intenciones, que buenas o malas, conscientes o inconscientes siempre llegan a un objetivo: el objetivo puede resultar herido o por el contrario puede sentir que se le abren las Alas.

    Hasta no sé… de la semana que viene, vuelvo a lo mío: conexión no se sabe…
    Un Beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s