La salud prohibida: Andreas Kalcker

Sanar no cuesta tanto dinero, sanar no tiene por qué pasar ni por laboratorio ni por hospital, sobre todo por la angustia vivencial en la que ha recalado nuestro miedo. Nuestro subconsciente es sabio, pero si no lo detectamos a tiempo, el tiempo pronto y rápido terminará con nosotros y todo nuestro invento: nuestra vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s