Nuestro Taller para realizar Milagros

 

Deseo compartir con Vosotr@s estas líneas… De verdad que no sé cómo os voy a relatar algo que ni siquiera yo me he planteado en guión previo.

Veréis, soy muy consciente de que en estos instantes de mi vida (y sé que muchos también estáis pasando por circunstancias duras, unos por una causa y otros por otra, circunstancias que nos ponen a prueba de rodaje y que servirán como Faro o luz piloto-Guía para muchos que lo necesiten) necesito que se produzca un auténtico Milagro para resolver una situación compleja, y que lo es debido a que no dispongo de los medios y recursos que me permitirían atajarla de un plumazo.

Entonces, ¿qué sucede? Tenemos que Resolver instante-a-instante estas situaciones donde nos encontramos. Eso sí, son cuestiones que requieren más atención de la que comúnmente ponemos en nuestra vida sin sobresaltos. Requieren que pongamos un Esfuerzo Extra por nuestra parte, o mejor dicho, todo nuestro Esfuerzo Extra. Ahí entra tanto lo emocional interior como lo emotivo externo: poner en marcha un motor desde dentro que comunique esos finos e invisibles  hilos de las llamadas “coincidencias” o “casualidades”, para ir hilvanando poco a poco el tejido que nos hará salir de esa situación compleja o de un estado de cosas que nos está afectando.

Soy consciente de que esos llamados “milagros coincidentes” han sucedido a lo largo de mi vida, hasta el punto, a veces, de decir ¡Basta, no deseo que todo tenga que suceder de esta forma! ya que, de hecho, un poco de rutina estable en la vida de cada uno es incluso necesaria, pero sentía que no estaba dentro de esa “rutina” y que todo iba coincidente de acuerdo a una serie de necesidades. ¿Milagros? No, pero sí… ya que ejercemos desde nuestro interior unas Fuerzas o Energías que ponen en marcha una mecanismo completo.

Ahora de nuevo tengo que sumergirme en este pequeño Taller interior de Milagros, espero no tener muy oxidada la maquinaria y tener bajo “control” las intromisiones negativas, relegándolas sin sumergirme en ellas, o transformándolas,… o simplemente no agrandando su nivel negativo que es la puerta de la destrucción de cualquier situación compleja. Buscando y abriendo otras puertas y dejar los llamados “problemas” en el baúl de las “soluciones”, que es el mejor medio y modo para que no se adueñen de nuestro estado Interior y hagan estragos en nuestros ánimos, confundiéndonos y sumergiéndonos en el problema mismo hasta acabar por hundirnos con ellos.

Soluciones: se han de descartar las no válidas o no inmediatas, ver los primeros pasos, siempre es necesario para comenzar a andar y una vez has visualizado cuál es el primer Paso hay o tenemos que adentrarnos en nuestro Taller Interior de Milagros.

Quienes hayan hecho “meditación” saben que Visualizar lo que Deseamos, lo que necesitamos (no lo que queramos por querer simplemente) es la Ventana de la luz de cualquier solución y el primer anclaje que pone en marcha toda esa magnífica estructura de las Coincidencias o Casualidades que no son tales. Cuando empezamos a desarrollar esto vemos que, realmente, eso de las “casualidades” no existen y que podemos tener nuestro propio Taller de Milagros para, a partir de ahí, llegar hasta donde necesitemos llegar o para tener aquello que necesitamos tener.

Claro, no es tan fácil, lo sé, si no mañana compraría un número de lotería y lo programaría para que me tocase la “suerte”… no, no es tan sencillo, pero sí deben de serlo los primeros pasos: hay que Visualizar siempre un primer Paso, y, a partir de ahí DESEAR sin poner el medio o vehículo de la realización, sino que hay que dejar que sean esas otras Capas o Esferas o Seres que nos ayudan desde otras dimensiones quienes busquen los mejores hilos conductores para ir tejiendo el auténtico Milagro.

Cierto que ahora se dan Cursos para aprender cómo hacer Milagros, qué pasos hemos de dar, y con estas premisas básicas comenzar cada uno a andar por su cuenta: Ya sabéis hay que enseñar a Pescar ya que dar los Peces en la mano a la larga puede ser perjudicial.

Desde este pequeño escrito deseo lo Mejor, la Mejor Suerte, las Mejores Coincidencias y que todo se ponga en Marcha para aquellos que realmente lo necesitan. Sólo confirmar-os que sí, los Milagros existen, y que nosotros somos los Maestros Obradores y podemos acudir a nuestro propio Taller de Milagros.

Ahora sólo hay que tener la Confianza y la Certeza de que todo se va a Realizar, esto es tan necesario como la fuerza al Visualizar y Desear. El ojo que nos guiña hacia ese Camino son las Señales, son las lucecitas que, como los farolillos, nos van guiando en el Camino. Abramos los Ojos de nuestros Corazones a esas Señales porque haberlas, haylas, y si no que visiten a nuestra gran Amiga Riven http://lauririven.wordpress.com/2013/03/21/senales/

Un Beso grande para Tod@s, y ahora voy a hacer una excepción ya que en esta andadura Me deseo la mejor de las Suertes-Coincidencias, no va a ser fácil, pero sé que en el camino y en las Lucecitas muchos os podréis ir sumando, y por extensión deseo la Mejor de las Suertes-Coincidencias para todos Vosotr@s que realmente necesitáis entrar en vuestro Taller de Milagros. Todos llevamos uno en nuestro Interior, se trata de un Regalo de nuestra Madre Existencia.

Una respuesta a “Nuestro Taller para realizar Milagros

  1. Pingback: Chsssst!!!! Silencio plís, q’aquí no pasa ná de ná… | humanos en el cosmos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s