El viento de la ira

El viento de la ira sopla hacia ninguna parte. Es mucha la gente, todavía, que es incapaz de resolver sus conflictos cara a cara, enfrentándose a aquello que le está causando mal, de una  u otra forma.

Esta incapacidad, a la larga conlleva arrastrar situaciones pesadas, lastres inútiles y pesados que lo único que hacen almacenar es IRA, ira que luego se transforma en venganza.

De lo que estoy completamente segura es de que esa venganza, que no es sino satisfacer esa ira retenida, no consigue aliviar ningún problema, ninguna causa es resuelta, sino bien y al contrario lo que hace es estallar y dañar siempre a terceros o a quienes no están implicados directamente en el motivo de esa ira.

Esto se puede aplicar a todo, porque, no importa… todos, un momento u otro, por impotencia, hemos sentido deseos de vengarnos, de hacer daño, de devolver aquello que nos es impuesto y que no hemos sabido resolver en su momento.

Hace tiempo que abandoné esos terrenos pantanosos y asfixiantes, aprendí a perdonar, y sobre todo, aprendí que tras esos estallidos, siempre, siempre se puede dañar a alguien, siempre un tercero impotente puede ser, al final, la única víctima propiciatoria.

Espero no llegar a ser esa víctima propiciatoria, aunque sé que alguien ha levantado el hacha de la ira y la ha dejado caer sobre alguien, que, culpable, seguro lo es, pero cuya culpa, por mi parte, por lo menos ya está olvidada y perdonada porque no existe solución buena en ninguna actitud premeditada o errabunda que lo único que quiere es causar daño, un daño que en su momento se podía haber, sino evitado, sí podía haber puesto las cosas en su sitio.

Y, es que hay quien no sabe ponerlas, y calla y calla hasta el vómito del absurdo, hasta que, al final, viendo que va a perder, entonces decide poner remedio mediante meditadas venganzas.

Este post, está claro, está destinado a la reflexión. Hoy he tenido que presenciar y sobrellevar algo que no es mío pero de cuyos resultados, a lo mejor, puedo salir con esos daños colaterales. ¿Estamos preparados para afrontar situaciones graves o conflictivas?, de mi parte sé que me apoya toda la serenidad, y algo más… tengo “chivatos” muy importantes, interdimensionales, o quizás haya sido telepatía transformada en “olor”, no lo sé… sólo sé que a media mañana he sentido un olor muy penetrante y que correspondía a algo muy concreto, estaba en plena calle y esa olor me ha acompañado hasta llegar donde resido… no era común, en absoluto… Esta tarde he sabido por qué. En fin, sólo voy a comentar que, aunque no me gustan los agentes policiales, hoy he tenido que mediatizar frente a 5 agentes, uno de ellos fornido y encapuchado incluso (he pensado, vaya, un zz paff!), la cosa ha terminado al cabo de unas horas y tengo que reconocer que el perdón, la actitud y nuestra comprensión nos pueden llevar hasta lo insospechado… sí… he acabado confraternizando con todos los agentes, incluso con el corpulento que iba encapuchado, en fin… en este caso (que no voy a contar porque la historia es ajena) sí puedo ver algo comprometida mi “suerte” o mi estancia donde estoy, pero… espero salir a bien y que quien tiene que responder lo haga y resuelva sus cosas pendientes, no sólo con la ley, sino con quien ha desplomado sobre él/la su ira contenida.

Quiero hacer notar que contamos con aliados, aliados en otras dimensiones, y estos aliados, estos últimos días me han estado super-ayudando en muchas cosas… quizás también está actuando sobremanera mi Maestro Interior, mi Voz… Sólo sé que estos días en que ha hecho este viento huracanado, algunas cosas se han estropeado y he tenido que arreglarlas sobre la marcha, con el viento en contra, nunca mejor dicho… y aún y cuando sé que soy de lo más despistada, no sé dónde dejo las herramientas y lo que necesito en casos de auxilio, estos días me iba apareciendo todo aquello que necesitaba al instante (que no estaba en su sitio, claro), sin que se me alterasen los ánimos por mi despiste. Hoy ha vuelto a actuar ese otro “chivato” y me ha comunicado vía “olor” lo que horas más tarde iba a suceder, y he sabido (espero) estar a la altura ya que como intercomunicadora con esos agentes, concretamente los cinco, no me ha ido nada mal, y hasta hemos casi “confraternizado” y nos hemos despedido, sino con ternura, sí con gran cordialidad.

Los vientos de la ira nunca son buenos, amig@s y herman@s, siempre es mejor resolver antes las cuestiones problemáticas, plantar cara si es necesario, y sobre todo decir la verdad, no tolerar cosas que no se deben, atajar a quien se impone, sólo así detenemos aquello que es negativo…

De nuevo ha funcionado el PERDÓN y la cordialidad; de nuevo, porque esa ha sido mi intención, a pesar de que en todo este estallido, pueda, al final, salir dañada de una u otra forma.

Con la reflexión final de que entrar sin derribar está dando los mejores resultados, no importa, esto es negociar la Vida, pero mucho mejor, esto es ver el rostro auténtico de quien está detrás de un uniforme o una cuestión legal (o en otros ámbitos), que, por razones y convicciones, no voy a llamar Justicia. La Justicia final siempre será tratarnos con cordialidad y hablar de tú a tú, no importa de quién se trate o lo que vista. Os doy las gracias a vosotros si esto os puede ayudar en alguna forma a vosotros también, porque en ello va mi Intención implícita y no en el desahogo, eso en absoluto… Nunca comunico por desahogo, sino que participo de mis experiencias. Un abrazo

Anuncios

Una respuesta a “El viento de la ira

  1. Gracias por tu comentario, Aquarius 4, me parece interesante lo que cuentas y cómo lo haces. Igualmente, te añado. Todo lo que sea crecimiento personal, concienciarnos de qué somos, y de los juegos que nos rodean siempre es interesante. Así como conocer ideas nuevas y maneras de entender la vida. Gracias y ánimo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s