¿Qué es la mente? ¿Somos mente?

 

Desde mi propia experiencia voy a aseverar algo, y recalco: desde mi propia experiencia.

¿Somos mente? No, no somos simplemente mente… pero la mente, a veces, parece jugarnos malas pasadas.

Creo que somos un conglomerado de dimensiones, interdimensiones y frecuencias vibratorias. Nuestro cerebro (el recipiente de nuestra “mente”) está diseñado para que podamos percibir a todos los niveles. De hecho cualquier ser vivo que se encuentre privado de alguno/s de sus sensores reactiva otros, o bien multiplica sus “facultades” perceptivas a través de otros “sensores”.

Esta entrada va directamente a reflexionar sobre todo lo que vemos o no vemos, sobre todo lo que oímos o no oímos, sobre lo que percibimos externamente o físicamente o a nivel de piel o a nivel vibratorio con nuestro entorno.

Y va dedicada a reflexionar, ya que tras escuchar un podcast donde se asevera, por parte de facultativos que gente que pierde gran parte de su visión ocular, aseguran que ven sombras, que ven objetos moverse, que ven materializarse cuerpos, seres… Esto antes era directamente calificado en psiquiatría, pero ahora, parece ser, que lo están valorando desde otra perspectiva y no lo califican como enfermedad psicopatológica, sino que se trata de una manifestación parece ser que bastante común entre la gente que se va viendo privada, precisamente, de ese sentido, el ocular.

Mi reflexión es: Puede que estas personas que se encuentran en tal situación, no es que vean cosas fuera de lo normal, sino que al disminuir su capacidad de visión, amplíen los campos “visuales” hacia otros sectores, hacia los sectores vibratorios y transformen “mentalmente” esas percepciones vibratorias en imágenes… Sabemos todos o muchos que hay “cosas” que sólo pueden ser captadas por el “rabillo del ojo”, eso me ha ocurrido a mí a la hora de “ver” o percibir bolas energéticas deslizarse a ras de suelo, bolas que pueden ser “espíritus” o manifestaciones de alguien que haya existido.

Pero mi aseveración más contumaz viene desde mí misma: ¿Hasta qué punto nuestra energía mental enfoca aquello que desea que vivamos o sintamos o percibamos?

Voy a responder: de pequeña era sonámbula… me lo dijeron y yo misma fui consciente de tales cosas, sobre todo cuando  ya un poco más mayor, no sé si tendría 15 o 16 años tuve la “oportunidad” de vivir en plena butaca cero lo que la mente puede llegar a hacer. Una noche me desperté y vi que la pared de la habitación no estaba en su sitio correspondiente, estaba completamente “despierta” y eso me llamó la atención: tenía la cama pegada a dos ángulos: por la cabecera una pared, y a la izquierda la otra pared a cuyo fondo, donde terminaba la cama (a los pies) estaba la puerta que daba al resto del piso y por cuya puerta era por dónde entraba siempre la luz de la calle. Despierta vi cómo esa luz, en vez de por la izquierda, entraba por la derecha, lo cual me chocó, y me chocó tanto que me incorporé con mi raciocinio al cien por cien, para comprobar por qué todo estaba cambiado de “sitio”, entonces arrodillada quise apoyarme sobre la pared que supuestamente era por donde entraba la luz, es decir, si la luz estaba a la derecha (no a la izquierda), la pared estaría ahí: en la derecha, por donde entraba la luz… En esas que me apoyé, mejor dicho, al apoyarme me caí de morros, claro, como tenía que ser ya que la pared continuaba a la izquierda y no a la derecha… La matemática de la veracidad se cumplió, y yo cogí tal temor a que mi “mente” volviese a jugarme una mala pasada que durante, creo que meses, cambié de habitación y no quise volver a mi lugar habitual. Era tan real como lo que os cuento, estaba con los ojos abiertos y viendo todo cambiado de sitio….

Mi segundo vuelo “facultativo” vino ya por expreso deseo de mi “persona”, y fue cuando en mis intentos por “salir” de mi “cuerpo físico”, una vez lo conseguí,… tanto fue así que me vi ahí: flotando en el techo de la habitación, y aun cuando estaba a oscuras, sentía mi energía ahí: pegada en el techo, no distinguía ni norte, ni sur, todo estaba fuera de magnetismo terrestre, simplemente flotaba y no importaba que hubiese techo o suelo o paredes… También fui tan consciente de ello que me “asusté” y volví, de golpe, a mi cuerpo físico. A esto le llaman viaje astral o salida del cuerpo físico.

Para reflexionar: nuestro cuerpo etéreo tiene su propia “mente”, porque somos como eso: un pensamiento hilado constante que percibe, reflexiona y siente… o quizás seamos una energía capaz de adaptarse o tomar forma de pensamiento hilado.. No necesitamos ojos ya que vemos de todas formas, ni necesitamos cuerpo porque sentimos de todas formas aunque no sea de la misma manera como cuando lo hacemos a través de nuestro cuerpo-habitáculo (nuestro templo perfecto de la Creación).

Cuando nuestro cuerpo físico se altera o sufre degeneraciones, entonces es capaz, también, en la misma forma de percibir otras cosas o sentir otras frecuencias.

La psiquiatría está entrando en otros derroteros, se da cuenta de que todo esto es algo más que un puzzle de neuronas inter-comunicadas. Sí, somos algo más que pura biología. Sí, somos algo más que una “personalidad” o un habitáculo.

Somos energía-pensamiento o fuerza-espíritu convertidos en Almas, transformados energéticamente para poder apreciar el “mundo” de la Materia.

Ahora esta Materia la hemos denigrado y degenerado tanto y tanto… Hemos degenerado y denigrado tanto y tanto a quienes no son como nosotros, o sea a los clasificados como “normales”… pero quién es “normal”, y, sobre todo qué es “normal”… Hay tantas Aguas por bucear como profundo es el Océano, el cual también nos es un inmenso desconocido… Poco a poco las piezas se van encajando de otra forma… pero ¿llegaremos a tiempo? ¿Llegaremos a tiempo para ser Conscientes de todo esto que trato de haceros llegar?… Y es que hemos encarcelado a la Materia en una prisión y hemos hecho prisioneros al resto de seres Vivos, cuando no, los hemos convertido en víctimas, en meros trozos biológicos para la depredación, y a otros en meros cuerpos biológicos no-correspondientes a una o a las  normas “normales” de una sociedad hipócrita, enferma, que sólo pretende tener dominadores y dominados, verdugos y víctimas, dictaduras y dictados, normas y normales cumplidores de una Vida, de la cual, y cuyo sentido no conocemos porque no interesa que se conozca el mayor sentido de todos: la Vida es un Regalo y es verdad y mentira; la Vida Manifestada no es tal pero lo es todo y no existen los límites porque los límites nos lo imponen o nos los imponemos a caer en densidades vibratorias manifestadas…. pero cuando las ondas saltan de lugar… dan lugar a esos hechos desconocidos, enigmáticos e inexplicables, eso que todavía muchos persiguen como misterios.

Anuncios

3 Respuestas a “¿Qué es la mente? ¿Somos mente?

  1. I am no longer sure the place you are getting your information, however good topic. I needs to spend some time learning more or figuring out more. Thank you for fantastic information I was on the lookout for this information for my mission.

    • Dear Amedar, sorry this mistranslation, humbly admit not having proper use of English and I have to adhere to the translator.

      Dear Amedar, reflection of the post comes from my own experiences, coupled with others. I think it is not dogmatically assimilate what certain “scientists” assert or claim from a theater, sometimes frightening, experiments with living things. Few people have dared axperimentar own flesh in the flight of the mind.
      Castaneda is an example, got another “knowledge” by the use of hallucinogenic mushrooms or other substances that Mother Nature provides, substances with which we must be very careful, really extreme care. I have never used drugs of any kind. The only one that I was clinging to evil snuff years: and assure that it cancels and removes all sense of the Mind, and kills our physical body. In fact snuff is a very common inhibitor used in prisons and psychiatric centers ‘mental health’, this I have seen with my own experience of patients attending a time, which led me to know them first hand experience and know that “things” do not perceive the rest often because we canceled our extra-sensory perception, because, in fact, many would become materially “crazy” if they felt these perceptions decisively.
      What is the mind? The mind is the power to which we have been endowed through a perfect machine, the brain. But those who have experienced extracorporeal experiences know that it is not necessary to have a biological body to see, feel, move, to even make. In my case, small, in those experiences dragged my physical body, ie, was sleepwalking, … until my body showed me himself in the first person said trap.
      What are we? My own current deduction, we recoded in biological energy. What is the biological material? A compound teramillones vibrational particles and atoms linked by a singular conception oppor superior intelligence, call it what you want to call it. In fact we would only: densified energy or vibration down so we can “live” biological life.
      But of course, this is something I can contribute now, nothing conclusive, the truth is not in anyone’s hands because, well, it belongs to everyone and each one can go bringing their own experience to rebuild the infinite puzzle of existence. What is existence that is life, that is creation? Absolutely everything has its own intelligent ability to perceive and manifest. So even minerals … subtle companions that give us or take away or we neutralize our vibrational degrees. When our vibrational states are altered and this is a constant thing is when we manifest in one way or another … and here everything perceptually surrounds us in our third dimensional reality affects us, defines us and makes out either response, either attitude. We on this side, but we’ll have to save it out from within to change the matter itself. That can only be done by great knowledge, and this knowledge transcends all dogmatism and orthodoxy, also transcends any physical experiment conducted in other objects. Which I find totally abhorrent.
      Formerly the shamans and healers healings performed by changing the energy fields. Sometimes he succeeded, sometimes not, and that also depends on the individual who is practiced and its own decisions beyond himself. Currently everything is done with scalpels and experiments as strange and aberrant.
      In that sense never find what is called the “God particle” because it is not enclosed in anything, is an Intelligent Information encoding matter but that can never be caught. This is the mistake by moving humanity, a part of humanity. There is another human who knows that this is not the right way.
      Thanks for your input and you know anything more about it you will be extremely grateful for everyone s. My warmest greetings, many of us in the search, that’s what matters

      • Apreciado Amedar, disculpa esta mala traducción, humildemente reconozco no tener uso apropiado del inglés y me tengo que ceñir al traductor. Lo pongo en castellano por las dudas de traducción. Gracias.

        Apreciado Amedar, la reflexión del post viene desde mis propias experiencias, unidas a otras. Creo que no se trata de asimilar dogmáticamente lo que ciertos “científicos”aseveran o afirman desde un teatro, a veces aterrador, los Experimentos con seres vivos. Pocos son los que se han atrevido axperimentar en propias carnes el vuelo de la mente.
        Castaneda es un ejemplo, llegó a otro “conocimiento” por el uso de hongos alucinógenos u otras sustancias que proporciona la Madre Naturaleza, sustancias con las que hay que tener mucho cuidado, realmente un cuidado extremo. Jamás he usado drogas de ningún tipo. La única a la que estuve aferrada años fue al mal tabaco: y aseguro que ésta anula y elimina por completo el sentido de la Mente, y mata nuestro cuerpo físico. De hecho el tabaco es un inhibidor muy corriente que se usa en las cárceles y en los psiquiátricos y en los centros de “salud mental”, esto lo he visto con mi propia experiencia por haber asistido a pacientes un tiempo, lo cual me llevó a conocerles en primera persona y saber que experimentan “cosas” que el resto no percibimos muchas veces porque anulamos nuestras percepciones extra-sensoriales, ya que, de hecho, muchos se volverían materialmente “locos” si sintiesen dichas percepciones de forma contundente.
        ¿Qué es la mente? La mente es la facultad de la que se nos ha dotado a través de una máquina perfecta: el Cerebro. Pero quienes han experimentado vivencias extracorpóreas saben que no es necesario tener un cuerpo biológico para ver, sentir, desplazarse, hasta incluso hacer. En mi caso, de pequeña, en esas experiencias arrastraba a mi cuerpo físico, es decir, era sonámbula,… hasta que mi cuerpo mismo me mostró en primera persona dicha trampa.
        ¿Qué somos? Según mi propia deducción actual, somos energía recodificada en materia biológica. ¿Y qué es la materia biológica? Un compuesto vibracional de teramillones de partículas y átomos unidos por una singular concepción por una Inteligencia Superior, llámala como quieras llamarla. De hecho somos eso sólo: energía densificada o bajada de vibración para que podamos “vivir” una vida biológica.
        Pero claro, esto es algo que puedo aportar ahora, nada concluyente, la Verdad no está en manos de nadie porque, además, pertenece a Tod@s y, cada uno puede ir aportando su propia experiencia para recomponer el infinito puzzle de la Existencia. ¿Qué es la Existencia, qué es la Vida, qué es la Creación? Todo, absolutamente Todo posee su propia capacidad inteligente para percibir y manifestarse. Hasta incluso los minerales… sutiles compañeros que nos aportan o nos quitan o nos neutralizan nuestros grados vibratorios. Cuando nuestros estados vibratorios se alteran y esto es algo constante es cuando nos manifestamos en uno u otro sentido… y en este aspecto todo lo que nos rodea perceptivamente en nuestra Realidad de tercera dimensión nos afecta, delimita y hace que de nosotros salgan una u otra respuesta, una u otra actitud. Estamos en esta faceta, pero para poder salvarla tendremos que salir desde nuestro interior para modificar la Materia misma. Eso sólo se podrá hacer mediante el gran Conocimiento, y este conocimiento traspasa todo dogmatismo y toda la ortodoxia, traspasa también cualquier experimento físico llevado a cabo en cuerpos ajenos. Cosa que me parece totalmente aberrante.
        Antiguamente los chamanes y curanderos realizaban sanaciones modificando los campos energéticos. Unas veces se conseguía, otras no, ya que depende también del individuo a quien se le practica y de sus propias decisiones más allá de él mismo. Actualmente se realiza todo con bisturís y con experimentos de lo más extraños y aberrantes.
        En ese sentido jamás encontrarán lo que se llama la “partícula divina” ya que no está encerrada en nada, es una Información Inteligente que codifica la materia pero que jamás podrá ser atrapada. Este es el equívoco por el que se desplaza la humanidad, una parte de la humanidad. Hay otra humanidad que sabe que este no es el Camino correcto.
        Gracias por tu aporte y cualquier cosa que sepas más al respecto te será enormemente agradecido por tod@s. Mi más cálido saludo, somos muchos en la búsqueda, eso es lo importante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s