Factor Maya, José Argüelles

Os propongo este texto corto de la obra de José Argüelles, El Factor Maya, voy al final del capítulo 8, donde dice:

El instante único, el instante de la sincronización planetaria total, el cierre no solo del Gran Ciclo sino del intermedio evolutivo llamado homo sapiens, llegará en el 13.0.0.0.0. del rayo. En medio de la preparación festiva y de las asombrosas señales galáctico-solares que se recibirán psíquicamente, la raza humana, en armonía con el reino animal y con los demás reinos, y ocupando su lugar correcto en el gran mar electromagnético, se unificará en un solo circuito. Las transmisiones de sonidos galácticos y solares, inundarán el campo planetario.

Y por fin la Tierra estará lista para formar parte de la civilización interplanetaria.

Y luego, como si se hubiese accionado un interruptor, un gran voltaje pasará rápidamente a través de este circuito ya integrado y sincronizado que se llama humanidad. La Tierra misma será iluminada. Una corriente que cargará a los dos polos avanzará velozmente a través de los cielos, uniendo las auroras polares en un solo relámpago luminoso.

Al igual que la brillantez del arco iris, esta energía circumpolar que une las antípodas planetarias, se entenderá inmediatamente como la proyección externa de la unificación de la mente colectiva humana. En aquel momento de entendimiento, seremos proyectados colectivamente hacia un dominio evolutivo que actualmente resulta inconcebible.

Y, sin embargo, obtendremos ese conocimiento. Como niños en un nuevo y extenso campo de recreo, retendremos la visión más alta y exaltada. El propósito se iluminará en nuevos niveles de espontaneidad. En todas partes se escucharán las voces de la federación galáctica: los ancianos, los antepasados, los grandes Bodhisattvas y santos, los mayas que han regresado, nuestros Seres internos, el espejo cósmico, y los ropajes del tiempo y el espacio que ahora se han hecho Uno.

El anuncio se hará como si fuese una sola voz escuchada por un único oído: ¡Y ahora empieza la aventura!.

En este momento alguien podrá decir que yo he tejido una fantasía, un cuento utópico que es irrealizable en tan corto tiempo. Pero yo sólo he tejido con aquello que los mayas dejaron atrás, y aquello que las enseñanzas de la mente infinita hacen asequible a todos.

De acuerdo a las profecías de Shambhala, a continuación de la derrota final de los Tres Señores del Materialismo, por parte de los ejércitos espirituales que serán liberados para el cierre del ciclo, habrá una Edad de Oro que, durará unos 500 años.

Ya que estamos pasando por el baktún final a través de este oscuro momento del desenlace fáustico para la última liberación planetaria de la esclavitud creada por nosotros mismos, que aquellos chamanes-guerreros que están entre nosotros hagan ánimo. Porque es a través de los portales abiertos del corazón como el futuro regresa en toda su luminosidad.

Habiendo presentado humildemente este trabajo como un obsequio para los niños, cierro con el código Maya de honor.

In Lake’ch: Yo soy otro tu.

Millones son los Caminos, infinitos los Senderos, y, sin embargo, sólo hay un Río, una Senda Cósmica que conduce al Océano infinito de la Creación. Con ese mensaje de Argüelles vuelvo a confirmar que las “señales”, los códigos internos o espirituales llevan un único Mensaje Final: la Evolución de la Humanidad, el cambio definitivo hacia el Conocimiento y Expresión Espirituales. La Hermandad, aunque nos la hayan negado y cegado será puesta en Activo. ¿Por qué?: Es evidente que nosotros, los humanos, formamos parte del Gran Plan de la Creación y que estamos diseñados por la Inteligencia Cósmica como en una escuela de aprendizaje, pero no para desarrollarnos kármicamente como egos individuales, sino como Entes Espirito-Colectivos ya que todo así está creado en la Manifestación de esa Inteligencia (llámala como quieras llamarla). Todo en la Creación actúa conjunta y colectivamente,  no se escapa ni un solo átomo, y los que andan sueltos por ahí acaban por conformar aquello que anda inconcluso… Así de sencillo y así de complejo.

No temáis a este 2013, ya que el 13 es el número de la MUERTE en el Tarot, la Muerte representa el símbolo de la Renovación, pero por caminos distintos de los trillados, es el renacer sobre lo putrefacto ya que lo con-sumido no volverá a existir más. Entramos mañana Martes en el símbolo del 13. Martes, como su nombre indica es Marte, el planeta rojo, el planeta rápido que actúa sin reservas y en la acción. Sin entrar en más profundidades astrológicas, este signo, ya en sí mismo, indica rapidez de puesta en marcha y acciones planetarias conjuntas hasta ahora no contempladas.

OS DESEO, PUES, QUE LA RENOVACIÓN HUMANA-INDIVIDUAL SE OS MANIFIESTE Y QUE LOS YIN-YAN, MASCULINO-FEMENINO ENTREN EN ARMONÍA. VIDA-MUERTE EN UN CONJUNTO EXPRESIVO PARA TODA LA HUMANIDAD.

Besos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s