Mi homenaje particular a Enrique Nacher: su visión sobre el homo sapiens

Me apetece, aunque sólo sea ponerlo como título: mis gracias a Enrique Nacher.
Sólo unas breves líneas, porque de Enrique Nacher tengo un libro que escribió hace muchos años, y el cual estoy repasando ahora, y, me doy cuenta de que su pensamiento y el mío son comunes.
Cuánta sabiduría en sus palabras, en sus testimonios, también en su angustia frente a una humanidad adormilada e inconsciente. Testimonios volcados en líneas como frases lapidarias y como testigo que fue en la guerra civil española, donde veía que, y aunque los frentes no estuviesen activos, había soldados, que, simplemente por el acto de matar, ya que había permiso en esos trances, metían el cañón por el agujero de los sacos para perforar el cerebro de sus hermanos,… así, sin motivo, ni aunque el motivo fuese la guerra misma.
Deseo de todo corazón que este humano INconsciente acabe por labrar su propia tumba, pero no lo digo con rencor ni odio, lo digo con el dolor de todo lo que se comete cada día, y lo digo, sobre todo, para la consciencia de quienes están despiertos y CONScientes.
Despertar es un proceso, no de un día, y hoy, día del “fin del mundo maya”, he escuchado en las calles unas cuantas idioteces por parte de la gente ensimismada que ni desea ni atenderá jamás a lo que, de verdad, se intenta comunicar: simplemente “jeje… los mayas… jeje…”. Y, en verdad, que esta mañana, a primera hora, el pueblo estaba casi desierto y todo el mundo pensaba en lo mismo: el fin de “su mundo”, ya que hasta ha sido la comidilla en el banco, en la tienda…. ¿Y si hubiese sucedido algo?

Lo que tenga que pasar, pasará, y no avisará, eso seguro. Que nadie olvide que no hace ni 10 mil años tuvo lugar el término de la última era glacial, que el diluvio planetario estuvo aquí a la vuelta de hace unos pocos miles de años, y que… es probable que nuestra Madre inicie otra etapa de miles o millones de años de hibernación, donde toda huella de existencia, al igual que ya sucedió, volverá a suceder… pero eso sólo lo sabe nuestro Creador.
Creo que tenemos un panorama de unos años más terrestres, quizás algunos miles para modificar nuestra conducta y ser los auténticos seres que debemos ser: los Viajeros espaciales que siembran la Vida en concurso con el Creador mismo.
Mientras, esto va que hierve y sí, el especimen humano, todos, todos necesitamos una re-estructuración, sino de nada habrá servido el dar un cerebro tan “preparado” para la realización de “cosas” materiales y terrenales.
La Creación no desperdicia su Sabiduría y nos ha dotado para algo más que lo que ahora estamos haciendo, quizás sea cansina, pero más cansino es el humano mismo en su forma espiral-repetitiva de actuación, y, sobre todo, anclado a una serie de supersticiones que desajustan el auténtico Conocimiento.
No llegaremos jamás a conocer lo todo y menos en una existencia, sólo podemos intuir y a partir de ahí llegar a la Conciencia de la Creación misma.
Mientras, aquí seguimos en más de lo mismo, un más que sólo genera hambre, rencor, actos erróneos, egoísmo, angustia.

Bueno, este post está dedicado como homenaje a Enrique Nacher y a su libro: “Desde el primate aullador hasta el cerebro sapiens”.
Desearía que allí donde se hallase ahora siguiese abogando por la nueva Humanidad, una Humanidad consciente y empática. Una Humanidad no violenta, simplemente una Humanidad espejo y reflejo del Creador mismo.

Abracemos la Quinta Humanidad en todo su esplendor, porque ya hay semillas, planteles y flores que huelen a ella, sin lugar a dudas.

Doy gracias en este post mismo a toda la Creación, ya que este amanecer ha sido especial: muy tranquilo, sobre todo he amanecido con una gran alegría interior, y lo primero que he hecho ha sido ir corriendo a fotografiar el nacimiento del Sol en este día, y aunque estaba oculto tras nubes muy rojas, he guardado esa imagen en mi corazón… Después he escuchado música y he cantado. Sí, he sentido una alegría muy especial, como si fuese el primer día de claridad y de conciencia a la Vida misma.

Gracias a todos y a todas los que os esforzáis porque debemos seguir, esto es simplemente un toque de “atención” para unos,y para otros ha sido un divertimento, para otros lo habrán vivido hasta con temor. Pero es que… hermanos ese temor es cada segundo de nuestra vida: nuestra vida es efímera y nuestra Madre no es estática ni el Cosmos en matrimonio con ella… esas cosas pueden suceder en cualquier segundo.
Un abrazo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s