Ser sabios

Buscaba a los Sabios… y, sí, realmente los estoy encontrando. Los Sabios saben que existe un Sabio dentro de todo hombre o mujer buenos de corazón, humildes y que no saben lo que es el ego, porque el ego no existe para ellos/ellas.

Los sabios siempre dejan profundas huellas en nuestra mente y en nuestro Corazón. Es por eso que debemos buscarlos y llamarlos con nuestro Corazón para encontrarlos. Ellos vendrán a nuestro encuentro, sin lugar a dudas.

Amar la Sabiduría es amar la integridad de la que estamos hechos o compuestos y que nos une con todos esos hilos invisibles a toda la Creación, porque tod@s somos UNO/A. No ha de haber dudas al respecto.

Necesitamos, ahora más que nunca, que todos estos seres humanos Sabios se conecten entre sí, y que a nuestra propia vez vayamos conectándonos todos mediante nuestra Sabiduría interior y nuestro Corazón. Nuestro Corazón no sólo es un músculo sino que es el reloj sincronizador de la Vida, de nuestra Vida. Pero el Corazón es más mucho más que un reloj sincronizador. Nuestro Corazón está en la zona del chakra de los sentimientos, por algo será…, es por tanto el impulsor que, de forma voluntariosa y renovada, nos puede poner en marcha para conectarnos con todos los seres que, de una forma u otra, han llegado a la Sabiduría.

Pero, para ser un sabio, no es necesario ni ser un gurú, ni un chamán ni un faquir, ni haber conseguido grandes cosas o “dominaciones” en nuestra o de nuestra existencia física. El Sabio, el Humilde está y puede encontrarse en cualquier esquina: es el ser humano que duerme entre cartones porque no entiende este mundo, pero no sabe expresarse a las cosas de este mundo. Basta con conectar con él para que sea él quien te diga lo inmenso de su sabiduría respecto a este “mundo”.

Sabio es aquel ser humano que da cobijo a otros y que ayuda o que Alimenta a los demás con su vida propia o con sus Palabras (nacidas de su consciencia y de su corazón). Hay Muchos Sabios por ahí escondidos, tan sólo hay que levantar la “mala hierba” que oculta esa fragancia. No hace falta ni ir a la India en pos de grandes gurús (que con sus adeptos no son sino nido de su propio ego), ni encontrar a chamanes en Sudamérica, ni a brujos en África o en Norteamérica…, en absoluto.

Encontremos esos Sabios, enlacémonos con nuestra Sabiduría Interior. Tenemos un Maestro Interior, no lo olvidemos, sólo él es quien realmente nos abrirá a la consciencia y a la Luz. Luego debemos comprometernos con nuestra Luz propia. Si esto no es así, si esto no se proyecta, de nuevo caeremos en el vacío de la vida incierta y efímera, en la vida terrenal, en el tercer plano donde sólo reina el intereés de la materialidad, no de la Armonía Cosmogónica.

Todos somos UNO/A, somos esa chispa divina que aquirió autonomía propia para ser conscientes de que cuando tenemos esa “autonomía” física es cuando estamos más ligados a ella, a una forma “material”. Nuestro compromiso interior es saber y encontrar que esa ligadura, no debe ser tal y que lanzar esas llamaradas de Vida más allá de nosotros debe formar y estar inscrito ya en nosotros como la Luz que “nace” y se expande irremisiblemente. Ninguna luz puede ser ocultada.

Dijo Jesús que ninguna luz puede ser ocultada o debe ser ocultada bajo un celemín, ya que ésta no alumbra y no da Vida.

Un abrazo a tod@s, y estemos preparados cada segundo de nuestra vida, preparándonos y alumbrando a todos y a todo lo que nos envuelve en esta densidad.

**** Dedicado al ser que esta mañana, de buena hora, ha hecho que mentalmente le abrace y le de los buenos días y le bendiga con todo mi Corazón. Ese ser llevaba unos pantalones-malla de color azul celeste, un jersey llamativo… ropa que alguien le había dado o que habrá recogido en algún contenedor. Este ser lleva largas barbas blancas y un aspecto crístico sin lugar a dudas. Este ser llevaba una bolsa con pan duro… en la misma acera estaba seleccionando lo que le habían dado o que había recogido. Él no sabe que yo entiendo de su sabiduría y de su Amor ya que al contrario que otros transeúntes, él me ha hablado con su lenguaje mudo. No es compasión ni misericordia, sino el saludo de un/a igual a otro/a igual. Le he dado todo mi amor. Quizás si le vuelva a ver hable con él, ya que no es necesario que tenga “limosna” para darle, creo que ese quizás sea o pueda ser nuestro equívoco. Para conectar sólo basta nuestra palabra y nuestra intención. Quizás podamos invitarle a algo si él lo desea, tal vez sólo desee nuestra comunicación interior (no nuestra palabra).

Anuncios

2 Respuestas a “Ser sabios

  1. Que triste es ver como nos estamos destruyendos, y lo peor lo sabemos,todos el que participa en estas informaciones, les pido que lo sigan haciendo, estamos hambrientos. De saber más .que Dios les bendiga a todos ,porque hacen un bien a toda la humanidad, Gracias, Gracias,mil….. Fabio. Leonardo,,,,,,,,,

    • Los Humildes herederán la Tierra…
      Quien se re-Conoce a sí mismo jamás desaparecerá ni será destruido.
      Justo es re-conocer que esto forma parte de un Ciclo y que estamos dentro de él. Como unidad podemos y debemos hacer lo que Podemos y Debemos hacer como Unidad. Un abrazo Fuerte Fabio Leonardo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s