Los llamados “juegos olímpicos” son de origen funerario

No es tan chula la historia de las olimpíadas

El origen de la palabra “persona”: Phersu.

La descripción más antigua que se conserva de estas competiciones fúnebres se recoge en la Ilíada de Homero, canto XXIII, en el que el poeta, en torno al año 700 a.C., describe los juegos organizados por Aquiles en honor de su amigo Patroclo. Aquiles ideó un ritual: el sacrificio de prisioneros troyanos en presencia de las divinidades Vanth y  Caronte.
File:Vanth.jpg

File:Charon by Dore.jpg

El origen, pues, de estos “juegos” es totalmente funerario.

En Tarquinia (Italia) existe la llamada “Tumba de los Augures”, en ella las representaciones de “artes olímpicos” eran el  manifiesto del arte etrusco frente a los rituales de la muerte.

En esta escena dos púgiles desnudos combaten en lucha libre cogidos por las muñecas, entre tres grandes calderos superpuestos.

La muerte de un miembro de la aristocracia era la ocasión propicia para ofrecer al difunto una serie de actividades que rompían la monotonía de la vida cotidiana.

En honor del difunto se celebraban banquetes y se preparaban competiciones deportivas: carrera, salto, lanzamientos, luchas,  hípica, salto con pértiga, estos juegos aparecen recogidos pues en los sepulcros. Por aquel entonces, para la civilización etrusca la muerte era motivo de una evidente alegría y celebración.

En el año 509 los etruscos fueron expulsados de Roma. Según la tradición, el último rey romano de origen etrusco, Tarquino el Soberbio, fue exiliado tras una revuelta de la nobleza. Con este acontecimiento terminaba la Monarquía en Roma para dar paso a la República y comenzaba el declive de la civilización etrusca.(*)

Pues bien, en esta tumba de los Augures, existe el retrato de un infeliz lleno de sangre y con la cabeza cubierta por una capucha, así, totalmente cegado, lleva una gran maza y trata de luchar contra un perro o una fiera que le ha clavado los colmillos en una pierna.

Phersu parece que se refirió originariamente a esta figura enmascarada. Posteriormente se aceptó que el significado de persona se refería a un personaje enmascarado en la celebración de recitales.

De hecho este personaje es siempre enmascarado y con un extraño sombrero que parece típico en los actores etruscos.   También es interesante que el Phersu etrusco parece estar relacionado con el famoso personaje mitológico griego Perseo.

No parece pues de un carácter muy festivo toda esta celebración, máxime cuando estaba basado en la crueldad y el sufrimiento de unos para el disfrute de otros cuantos.

Los rituales sangrientos parecen haber sido una de las costumbres más celebradas en nuestra historia más reciente (háblese de unos 2.000 años, más o menos, atrás).

La misma crucifixión de Cristo pertenecía a este tipo de rituales y de diversiones del “pueblo”, que, graciosamente, concedían los “gobiernos” de entonces para mantener contenta a la servidumbre popular.

Más recientemente debemos acordarnos de los ahorcamientos y linchamientos “populares” que los primeros colonizadores organizaban, festivamente, en América del Norte (el gran país de la “libertad”).

————

(*) Muere una concepción de un “mundo” para dar paso a otro “mundo”, en este caso el apogeo (según la historia) del imperio romano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s