Fue ayer mismo…

Sí, en realidad fue ayer mismo. ¿Qué son 10.000 años? Nada…

 

 

 

Ahora que vamos todos preocupados porque, parece ser, que se va a acabar el “mundo” según las profecías,… yo daría un simple y económico consejo: leed, investigad, rascad un poco en la reciente historia de nuestro planeta, y os daréis cuenta de eso: de que ni 20 ni 10 mil años son nada, comparados con la antigüedad de la Vida fraguada en el mismo.

¿Hemos llegado al fin, o hemos llegado al fin del principio? ¿Seguiremos tal cual, ahora que a muchos se les cae la baba, esperando una real y auténtica re-evolución de la humanidad?

Sí, realmente estamos como niños con un juguete nuevo en las manos: parece que nos van a regalar una nueva época. Pero ¡cuidado! No nos hemos ganado absolutamente nada. Estamos igual que hace diez mil años atrás…. o un poco más adelante, tras el gran diluvio universal que prácticamente pasó hace unas horas en el Tiempo de nuestra madre Tierra.

 

 

 

Han hecho una historia rebosante y alegórica y pletórica de personajes, a los cuales han adornado de misticismo, a otros de fábula, a otros de deidades, a otros de profetas, a otros de reyes de unos mundos consustanciales a unas congregaciones de humanos que lograron erigir o edificar un tipo de relación socializante que hacía apenas nada, no existía. Han (no me incluyo por no estar ni influir un pelo) construido sobre todas aquellas ruinas de la existencia efímera de las comunidades humanas, una especie de desafío-pesadilla llamada “humanidad moderna y progresista”. Así, sumidos en ese sueño han creído que se hallaban encima del púlpito con las medallas de la gloria de haber conquistado, hasta incluso, a la Naturaleza misma… Y, no sólo eso, sino con el orgullo de haber creído que habían logrado domeñar al mismo vientre de la Madre, transmutando la biología y trastocando la genética de los seres vivos.

Pero bueno… eso es mucho infantilismo. Sí. Realmente somos unos especímenes con una fantasía desbordada, que han impuesto a golpe de irracionalidad una especie de raciocinio totalmente desbordado por sí mismo, incongruente y que sólo ha logrado imponerse a lo largo de todos estos años a través de los medios del terror y de la violencia.

No, no deberíamos de ser esto que ahora somos, ya que ahora somos una especie hasta sin sentido, confusa y que creyendo que ha llegado a la cumbre, resulta que no ha llegado a parte alguna.

Unos se afanan por conservar el PODER y el DOMINIO de las masas. Ya que para ellos, la gente, es masa, una masa sin sentido a la que hay que dominar y tener a raya si es preciso.

 

 

 

Pero, es que esa masa informe de gente, somos muchos millones, y, creo que habemos cada día más que conectamos con el Sentido máximo de nuestra Existencia individual.

No, no deberíamos de ser lo que somos, y, sin embargo, quizás sea necesario que así sea. Pero esto va a costar de nuevo mucho dolor. Sí, mucho dolor ya que la ingente masa humana que somos todos, somos como algo indefinido que no se ha proyectado realmente con su luz en el Cosmos y en el Vientre de la Madre/Padre que nos ha parido y ha permitido nuestro sentir y nuestra respiración.

¿Lograremos alcanzar la cumbre de la Montaña? Ay… no sé si reír o llorar, ya que mientras unos esperan mesías, otros el armagedón, otros la tierra prometida, otros el afán de ser naciones superpoderosas que acaben con todas las apestosas costumbres humanas sin domesticar… Otros estamos al hilo y conscientes de que todo este teatro inmenso tiene que concluir para iniciar la etapa real del Ser Humano como tal.

Imbuidos en enseñanzas confusas que no dejan ver ni intuir más allá del diluvio o de la era glacial. vivimos en una matriz que nos aprieta como un zapato y que tarde o temprano acabará por mortificar y por hacer que explote a la humanidad entera. Unos procurarán que esto ocurra y que las profecías se cumplan dejando abierta la vía de una tercera guerra de extinción mundial. Claro, esta guerra supondría no sólo la “limpieza” étnica de muchos individuos, sino, de nuevo, el robo de nuevas latitudes terrestres con imposición de los ladrones sobre el terreno.

Lo que deseo con este escrito es, al igual que voy dejando caer las notas, es que todos empezásemos a ser ConScientes de nuestra existencia. Debemos dejar ya atrás la etapa del terror y del miedo, tanto el impuesto por nuestros colegas los congéneres, propietarios del suelo planetario. Debemos empezar a adentrarnos en otra Realidad, es decir la Realidad que nos envuelve fuera de esta ficción-teatro.

Estamos, están bamboleando ahora con muchos miedecillos, de nuevo: que si nibiru, que si las freiduras solares, que si los maremotos, que si los terremotos, que si las guerras… ¡BASTA YA! Casi me gustaría gritarlo porque deshacer el hilo conductor del laberinto, estirar del hilo de Ariadna podemos hacerlo tod@s. Sólo encontrándonos ahora y encontrando a nuestros semejantes del más reciente histórico será como alcanzaremos a ver algo de la luz que nos es negada… porque aún hay que tirar más del hilo… mucho más… y parece ser que la madeja entera nos la tienen negada. Pero son muchos los que nos han dado el cabo de ese hilo para que podamos ir tirando y podamos ir encontrando la salida.

En última instancia se trata de que hemos de tener Consciencia de lo que somos como Unidad, hay que llegar a la Consciencia profunda como Ser Humano para saber que estamos aquí no sólo para cumplir unos designios sociales o naturales sino para Vivir nuestra propia existencia. Sólo con esta sabiduría podremos ir quitando de en medio todos esos terribles obstáculos: tenemos que ir tirando del hilo hasta encontrar la salida.

 

 

Sólo a través del Conocimiento podremos ser conscientes de que no necesitamos dirigentes ni conductores religiosos de ningún nombre: cada ser humano tiene un Maestro en su interior y un Sabio en sus profundidades, sólo hay que llamarlos. Porque no se trata ya de movimientos sociales y de derrocamientos de poderes: esta es la eterna espiral negativa en la que nos han adiestrado como a necios vivientes.

Sólo a través del Conocimiento reconoceremos a los demás hombres sabios y entre todos podremos formar una gran Conjunción o conjunto humano, que como un cuerpo único pero con un centro ponga en marcha todo su movimiento.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s